Coberturas Anteriores

09.02.17
Espanoramas 2017 _ Festivales

Espanoramas 2017: El Hombre de las Mil Caras

Con la exhibición del film El Hombre de las Mil Caras (2016), un thriller de espionaje dirigido por Alberto Rodríguez (El Traje, 2002), basado en uno de los escándalos políticos más graves de la historia de la democracia española, se realizó la presentación y la conferencia de prensa de la tercera muestra de cine Español en Buenos Aires, Espanoramas, organizada por la Embajada de España en Argentina y el Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA) con la colaboración del Instituto de Cine y Artes Audiovisuales de España (ICAA), Acción Cultural Española (AC/E),el Ministerio de Cultura argentino y el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

Pilar Ruiz Carnicero, Consejera Cultural de la Embajada de España en Argentina y Directora del CCEBA y Rosa Vita, coordinara de artes escénicas, audiovisuales y música, realizaron una introducción sobre el ciclo y los criterios de selección de los films que consideraron representativos de lo mejor del cine español de 2015 y 2016. La presentación discurrió sobre la solida relación cinematográfica entre España y Argentina en materia de coproducción y las posibilidades en materia de distribución que la muestra le otorga al cine ibérico.

El Hombre de las Mil Caras, reciente ganador del premio Goya al Mejor Guión Adaptado y Mejor Actor Revelación, fue la película elegida para abrir el festival que comenzará el jueves 9 de febrero y se extenderá hasta el miércoles 15 del mismo mes en el cine Gaumont, ubicado en Avenida Rivadavia 1637.

El film de Rodríguez es una adaptación del libro de investigación del conocido periodista mediático español Manuel Cerdán sobre el caso Roldán y la oscura figura del espía de los servicios secretos, Francisco Paesa, interpretado aquí por Eduard Fernández. Tras un breve repaso de sus escándalos en la década del setenta y el ochenta, especialmente debido a la resonancia de la operación Sokoa, Paese se convierte en un paria que regresa del ostracismo a la arena política como asesor de Luis Roldán, director general de la Guardia Civil entre 1986 y 1993 durante la presidencia de Felipe González, cuando es salpicado por una acusación de corrupción con solidas pruebas que amenazan a todo el partido.

Roldán comienza así su huida escondido de la justicia por Paese, que lo convence de iniciar una transferencia del dinero robado alrededor del mundo para esconderlo y protegerlo. El film transita el suspenso, el espionaje y el seco tono periodístico, pasando de uno a otro sin preámbulos ni ambages de ningún tipo, no sin escaparle a los toques de color del nuevo periodismo, lo que por momentos confunde pero en general enriquece la narración.

El relato es dirigido por las voces en off de Paese y su socio y amigo, Jesús Camoes (José Coronado), que oficia como narrador principal de la historia y testigo del caso según la elección del equipo realizador. Como dos artesanos Alberto Rodríguez y Rafael Cobos (La Isla Mínima, 2014) construyen un guión que busca reconstruir la historia agregándole su propia impronta, lo que resulta en irregularidades narrativas que oscilan entre el aporte significativo y el intento infructuoso de reducir la confusión de un caso de corrupción muy complejo.

Las actuaciones de todo el elenco son extraordinarias y se destaca tanto Eduard Fernández como Carlos Santos en el papel de Luis Roldán, el hombre más buscado de España. Al igual que en La Isla Mínima, se repite el mismo equipo de trabajo artístico del que se destaca la fotografía intimista y oscura de Alex Catalán.

El Hombre de las Mil Caras es un caleidoscopio de la realidad española, con sus vaivenes, la corrupción latente en todo momento salpicando todo y a todos, y las redes de espionaje que enmarañan la verdad convirtiéndola en una madeja imposible de ser comprehendida. Los realizadores construyen así una gran alegoría sobre la corrupción, el poder y la caída de los políticos que creen que robarle a las arcas públicas es un juego de las escondidas sin consecuencias ni damnificados.

Además se exhibirán Tarde para la Ira (2016), de Raúl Arévalo, ganadora de varios premios Goya, destacándose el de Mejor Película y Mejor Guión Original, Toro (2016) de Kike Maíllo, La Próxima Piel (2016) de Isaki Cuesta e Isa Campo, Cuerpo de Elite (2016) de Joaquín Mazón, A Cambio de Nada (2015) de Daniel Guzmán, Kiki, el amor se hace (2016) de Paco León, Techo y Comida (2015) de Juan Miguel del Castillo y El Bosco, el jardín de los sueños (2016) de José Luis López Linares, entre las más destacadas.

calificacion_4

 

 

Martín Chiavarino

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.