Coberturas Anteriores

07.04.17
Cordillera: Cine Ecuatoriano en Argentina _ Festivales

Festival Cordillera – Cine ecuatoriano en Argentina: Críticas

Del 7 al 12 de abril, en el Cine Gaumont, se llevará a cabo el Festival Cordillera, que propone unir a las naciones andinas y a la vez traspasar sus fronteras mediante la circulación de la producción audiovisual de Argentina y Ecuador.

Compartimos críticas de algunos de los films que engalanan la programación.

 

El Puto Inolvidable: Vida de Carlos Jáuregui, de Lucas Santa Ana (Argentina, 2016)

Una figura como Carlos Jáuregui se merecía un documental como El Puto Inolvidable por su lucha, militancia, valentía, y generosidad; por haber sido un revolucionario, visibilizando la diversidad sexual en medio de un contexto heteronormativo que la consideraba como una perversión psíquica producto de una desviación biológica; por haber impulsado la marcha del orgullo gay cuando eran solo cuatro gatos locos; por enfrentar esta batalla en los tiempos que el SIDA acribillaba a sus soldados y generaba paranoia en la sociedad; por no rendirse en sus ideas utópicas y plantar las bases para leyes de vanguardia que vinieron después como incorporar la orientación sexual dentro de los factores discriminatorios, el matrimonio igualitario y la identidad de género.

Lucas Santa Ana reconstruye su vida de manera muy prolija, en un registro documental que se vale de imágenes de archivo audiovisuales y gráficas, entrevistas, planos de las locaciones por donde circuló Carlos y hasta por momentos una voz en off que jugaba a ser él mismo. El registro narrativo va tomando variaciones a medida que avanza la película. En una primera parte se van rescatando sus primeros años y la génesis de sus ideas que luego marcaron su lucha, con un rol preponderante de su amigo y compañero en activismo Gustavo Pecoraro, quien oficia de reconstructor de su historia. A medida que avanza el relato y entramos en sus años de militancia, los testimonios y el material de archivo cobran predominancia, y el texto cinematográfico va ganando en intensidad y emoción gracias a una notable labor de montaje.

Somos testigos de la primera marcha del orgullo gay en Buenos Aires, sus disputas con algunos sectores de la Iglesia, el dolor de la pérdida de su pareja y su hermano por causas del HIV, su activismo firme y su apertura hacia nuevos colectivos, los testimonios de sus amigos y compañeros de militancia en el que podemos ver, entre otros, a la gran activista como Lohana Berkins defensora de los derechos de la comunidad trans.

Carlos Jáuregui fue de esas personas que llegaron al mundo para facilitarle la vida a las generaciones venideras y esta película más que un reconocimiento es una visibilización histórica de la lucha que tuvo a través de los años la comunidad GLTBI para lograr algunos derechos que en los años 80´s eran impensados.

calificacion_4

 

 

 

Colmena, de  Majo Staffolani (Argentina / Colombia / Venezuela / Ecuador / Paraguay, 2016)

Una historia tan realista como humana. En una primera escena se despliega un encuentro sexual entre Nachi (Lara Crespo), y su novio. Los planos del rostro de ella nos están diciendo que no la está pasando del todo bien. Hija de unos padres burgueses y actriz de profesión aunque bastante frustrada, Nachi transita el mundo sin rumbo, parece que el deseo se ha esfumado en medio de su nihilista existencia. A contraparte de ella, tenemos a Nina (Florencia Bobadilla), una chica proveniente de Misiones, con una clase social claramente más baja pero que es la expresión del deseo, pasó de ser ayudante en una pizzería a vivir en un estudio de grabación y poder desplegar así su pasión por la música.

El relato construye a estos personajes, desde los diálogos imperdibles que cada una tiene con su entorno y con ellas mismas. Mientras que la “chica bien” no sabe lo que quiere, la “provinciana” la tiene muy clara. Es así como estas dos mujeres tan antagónicas se encuentran azarosamente y la química se enciende. No hay conflictos sobre la identidad sexual, las crisis tienen que ver con vacilaciones neuróticas de índole existencialista, sobre todo del lado de Nachi, que debe lidiar con un novio bueno y querible pero que evidentemente ya no desea, una madre frívola consumidora de psicofármacos, un padre abusador de la empleada doméstica y una carrera de actriz que ya no la motiva.

El fuerte del film es la química actoral entre las dos protagonistas que posibilitan una ficción absolutamente verosímil y empática, más allá de la orientación sexual del espectador. Con producción del emblemático José Celestino Campusano, se percibe la influencia del mismo tanto en la selección de actores como en el timming narrativo. Una historia minimalista pero muy ágil que no se detiene hasta la escena final.

calificacion_3

 

 

 

Como una Novia sin Sexo, de Lucas Santa Ana (Argentina, 2016)

Hace exactamente 20 años, en noviembre de 1996, Daniel, Santiago y Adrián van a pasar unos días de vacaciones a un camping en la costa argentina llamado Mar Dorado. El lugar elegido proviene de haber pasado muchos años allí durante su infancia. En el camino encuentran a Julieta, que rápidamente se unirá a la partida, y comienzan a generarse una serie de conflictos en el grupo de amigos.

Un relato altamente verosímil que sabe reconstruir muy bien a cada uno de los personajes, y todo lo que sucede en la dinámica grupal, cuando tres varones deciden veranear juntos en medio de la nada. No faltan las típicas bromas homofóbicas entre ellos, la cámara que intenta filmar todo lo que sucede, las distintas subjetividades entre cada uno de los integrantes y los diferentes vínculos que se arman entre ellos.

Interesante ambientación de los ‘90 sin excesos pero con los detalles que nos conducen directamente a esos años, como el teléfono público, los cassettes, o el precio de las mercaderías en el almacén. En un momento, alguno de los chicos reflexiona que el sexo arruina las relaciones, por eso la amistad sería un vínculo más puro e irrompible, pero el deseo sexual comienza a circular entre algunos de los protagonistas, con el riesgo de romper los lazos conjuntamente con la confusión y miedo al rechazo que en esos años era mucho más tabú que ahora.

La fuerza del film se basa en la agilidad narrativa, que entretiene de principio a fin, un sólido guión mantiene expectante todo el relato, alternando entre momentos dramáticos y cómicos muy empáticos. También es destacable el trabajo actoral de los 4 intérpretes: Javier de Pietro, Agustín Pardella, Marcos Ribas y Luana Pascual, quienes logran personajes ricos en matices y subjetividades.

Daniel tiene bien claro su deseo, Santiago aparece confundido y atormentado, Adrián colgado tratando de lidiar con una crisis familiar del cual parece haber escapado y Julieta se suma para romper con el homo vinculo de los muchachos y denunciar lo que nadie se atreve a hablar.

Comedia dramática con un formato clásico pero sin dejar de ser fresca y original con un abordaje sobre la amistad, el deseo, los lazos y la diversidad que celebra nuevas historias y relatos en el cine nacional.

calificacion_4

 

 

Emiliano Román

Web oficial: www.festivalcordillera.com
Facebook: https://www.facebook.com/festivalcordillera
Twitter: https://twitter.com/cordilleraec

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.