10.04.16
Festivales _ Les Avant Premieres 2016

Les Avant Premieres 2016: Tête baissée

La periferia y el centro

Una de las películas más esperadas de la última edición del Festival de Cine francés en Buenos Aires, Les Avant Premieres es Tête Baissée (2015), el cuarto largometraje del realizador búlgaro, Kamen Kalev. El film es un policial sobre la trata de personas en Europa que expone los mecanismos de las mafias durante la compra y venta de mujeres para las redes de prostitución.

Sobre la pobreza endémica impuesta a Bulgaria por las políticas de libre comercio, tras la implementación de los paquetes de medidas neoliberales a fines de los noventa tras la caída del bloque soviético, el país surge con una idiosincrasia áspera producto de la obscena desigualdad social que lo hunde en la desesperación y en la corrupción.

Samy (Melvil Poupaud) es un delincuente menor arrestado por la policía europea al arribar de Burgas en Bulgaria a Marsella, para introducir una buena cantidad de Euros falsificados en Francia. La policía lo extorsiona para que se infiltre en una red de trata de personas búlgara que lo debería conducir hacía el líder de la organización, un turco con base en Viena. Para lograrlo, la policía le indica que secuestre a una prostituta adolescente, Elka (Seher Nebieva), hija de una las traficantes.

La escabrosa búsqueda lleva a Samy a enfrentarse con sus antiguos camaradas, pelearse continuamente con la joven que se enamora de su captor y perder continuamente la gracia de la policía en un juego peligroso, mientras se acerca a su cometido no sin alborotos y golpizas, encontrando en el camino lo peor de la gente en medio de las más aberrantes bajezas.

Kalev se aproxima al bajo mundo europeo desde una posición de denuncia a través de una estética vertiginosa, que lleva a espectador hacía el centro de la pobreza europea y la miseria que alimenta la riqueza del primer mundo. Con una trama compleja y por momentos confusa, la película mira al abismo de la sordidez humana con un guión interesante, que da lo mejor de sí en las miradas y los silencios que en los diálogos, para ofrecer una alegoría moral a través de las contradicciones de ambos protagonistas.

Con muy buenas actuaciones y una fotografía cruda, que se centra en la devastación y la desidia, Tête Baissée construye exitosamente una estética del desecho en la que el entorno y sus habitantes se compran y se venden como mercancías y se descartan como basura.

El opus logra con su tono amargo y cruel trazar la visión descarnada de una Europa miserable en la que la dignidad no existe, las mafias arraigadas son la ley y la policía es simplemente un tapón de contención de los países ricos para controlar la migración. La mugre se esconde, pero los cadáveres salen a la luz apestando en el amanecer de la nueva Europa.

calificacion_4

 

 

Por Martín Chiavarino

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.