14.04.15
Festivales _ Les Avant Premieres 2015

Les Avant Premiéres 2015 – Entre Tragos y Amigos

Embolia vacacional.

Entre Tragos y Amigos (Barbecue, 2014), la quinta película del director francés Eric Lavaine, es una comedia de enredos vacacionales -alrededor de un grupo de parejas adultas con hijos adolescentes- que busca encontrar situaciones de humor ligero a partir de disrupciones de la tranquilidad ociosa del entorno vacacional de las clases profesionales francesas.

Tras una experiencia cercana a la muerte debido a un infarto, Antoine (Lambert Wilson), un empresario de cincuenta años que trabaja con su padre y sus hermanos en la firma familiar, abandona algunas de sus prácticas saludables y comienza a “disfrutar de la vida”. Ante la revelación de una existencia sin sentido que solo le causaba aburrimiento, Antoine comienza a tomar decisiones soberanas y a manifestar todas sus críticas a sus amigos confrontándolos en sus decisiones personales y sus temperamentos.

Muy lejos de obras como Amici Miei, (Mario Monicelli, 1975) y La Grande Bouffe (Marco Ferreri, 1973), la película es un producto auténtico pero demasiado exclusivo de la idiosincrasia cómica francesa, fallando precisamente en este punto: los pequeños gags no siempre funcionan y hay más interés por las situaciones conflictivas y los problemas de las parejas que por la comedia en sí. A nivel argumental tanto la revelación de Antoine como su posterior comportamiento son más confusos que interesantes, lo cual se debe a esta ambivalencia fallida entre la comedia y las situaciones dramáticas. Aunque simpática y por pasajes hasta graciosa, Entre Tragos y Amigos se extravía a la hora de posicionarse como una propuesta de valor debido a su falta de carácter al momento de construir las escenas clave y de llevar la narración hacia una interpelación de la clase media o media alta francesa.

Como corolario de todo esto, cabe mencionar que tampoco hay una gran indagación sobre los problemas de los personajes, salvo a nivel muy superficial. El opus de Lavaine se presenta de esta manera como una propuesta inocua de la que no se pueden esperar excesos ni análisis, tan solo algo de maquillaje y perfume francés industrial pasteurizado para todo público.

calificacion_2

Por Martín Chiavarino

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.