LittleLies
Columna _ Laura

Nosotras

Mirar hoy la pantalla de los canales premium es encontrarse con una realidad bastante alentadora. En tv, las cadenas más importantes HBO y FOX Premium han generado contenidos que nos dejan claro cómo es el panorama de situación: hoy por hoy, las series acerca, sobre y para mujeres pisan fuerte y parejo, y nos convierten a nosotras, las chicas, en el espectador estrella. Por supuesto que no dejan afuera a los hombres. Pero no hay duda de que somos nosotras a quienes hay que satisfacer. Y el cambio de mano del control remoto, aunque lento, es inexorable.

HBO ya va por el quinto capítulo de Big Little Lies y FOX lleva tres de Feud. Y las dos series tienen como eje central la relación entre mujeres fuertes. Rotas si, vulnerables también, pero muy, muy fuertes.

No puede ignorarse que Sex and the City fue el quiebre en cuanto temática femenina se refiere en pantalla chica. Pero el tono de la serie, que fue mejor en sus tres primeras temporadas, fue perdiendo consistencia de la mitad para delante, convirtiéndose en una excusa para ver moda. Así, su cinismo, crudeza, arrojo y humor negro iniciales, fueron perdiéndose en un laberinto de zapatos y carteras que todas apreciamos muchísimo (sobre todo las vivimos leyendo Vogue) , pero que acabaron por minar el espíritu aventurero y abridor de camino de la serie.

Las nuevos shows, en cambio, son en extremo riesgosos y retratan la complejidad y sofisticación del carácter femenino en un grado más creativo, osado, poderoso y real.

Las presiones, obstáculos, escollos, desafíos y dilemas a los que las mujeres venimos guerreando desde siempre, se presentan ahora como una excusa para narrar nuestra naturaleza de manera cruda y empoderada. Si Sex and the City nos revelaba como seres libres, sexuales y de apetito, estas dos nuevas series bucean en la idea de que ese apetito, no es otra cosa que la traducción física de nuestro enorme, insondable y abrumador poder.

La guerra entre un grupo de madres de niños de jardín de infantes en Big Little Lies y entre dos leyendas del cine en Feud, desenvuelve tramas imperdibles. Eso, sumado al hecho de que ambas series están protagonizadas por elencos formidables, hace que los productos, aparte de ser apasionantes, manifiesten un respeto reverencial por el universo que retratan y, sobre todo, por el espectador.

La factura visual, aunque muy distinta, es en ambas impecable. Y las actuaciones serán, sin dudas, saca chispas el próximo año en las premiaciones. Si señoras, tenemos por delante los años, la época, la era de las mujeres.

Quienes puedan disfrutarlas en tv y On Demand no deben perdérselas. Y si no, bueno… la red siempre viene en auxilio. Lo cierto es que son de visionario obligatorio.

Sobre todo, para nosotras.

Laura Dariomerlo | @lauradariomerlo

Todas las columnas de Laura.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
Libria-Banner

© A SALA LLENA.