01.10.18
Discos _ Música

Aurora – Infections of a Different Kind (Step I) (2018)

Aurora Aksnes es una cantante noruega que casi toca en Buenos Aires hace seis meses. Fue el reemplazo urgente de algún rapero que se bajó a último momento del Lolapalooza 2018. Pero el día en el que se iba a presentar el festival se suspendió por razones climáticas. Su debut en Argentina, que iba a ser con unos días de aviso y en un evento para el que las localidades ya estaban agotadas, quedó trunco. Así que solo tuvimos de paseo en la ciudad a la muchacha que acaba de editar su segundo disco, Infections of a Different Kind (Step I), sucesor de All My Demons Greeting Me as a Friend (2016).

Hace unos meses apareció el videoclip de “Queendom”, una canción en la que Aurora planta la bandera del feminismo: “Los desamparados son mis leones/los silenciosos son mi coro/las mujeres serán mis soldados/con el peso de la vida sobre sus hombros”. Así arranca cantando, calma, mientras baila a su manera tan extraña, casi ridícula, junto a un puñado de mujeres, hasta que estalla el estribillo enérgico y promete un mundo nuevo y más justo, su Queendom.

La misma fórmula repite en “Forgotten Love”, comienza despacio y explota un estribillo bailable. Un verso de esta canción desconcertó a varios que no entendían el idioma y sospechaban que estaba en noruego, pero Aurora aclaró que es un lenguaje propio que nadie salvo ella podrá entender. Aunque el disco en general no escapa al pop que anda sonando en la actualidad suenan interesantes las marimbas electrónicas de “All Is Soft Inside” o la percusión étnica de “Soft Universe”, detalles que muestran la intención de hacer algo sofisticado. Lo que más se destaca, de todas formas, es la impactante voz de Aurora.

Pero esta chica noruega tiene otra cara, la cantautora melancólica y oscura de “It Happened Quiet”. Sobre un colchón de guitarras y cuerdas nos canta con la tristeza de Leonard Cohen o su compatriota Susanne Sundfør frases demoledoras como “¿Están tus sueños tan muertos como parecen?”.

Este pequeño disco, apenas ocho canciones y 33 minutos, cierra con “Infections of a Different Kind”, otra balada conmovedora aunque más esperanzadora en este caso, en la que Aurora, sobre un piano que dibuja arpegios, pide vaciarse del dolor que la infectó para estar bien por un rato.

© Patricio Durán, 2018 | @moss_elixir

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
tlc-300

© A SALA LLENA.