LucianaMorelli
Entrevistas _ Música

Entrevista a Luciana Morelli

La buena música y el buen cine se combinan en Jazz at the Movies. La oportunidad perfecta para volver a escuchar bandas sonoras clásicas, a través de la voz de Luciana Morelli. Esto es lo que Luciana nos contó sobre el show.

En Jazz at the Movies unís dos de tus grandes pasiones: la música y el cine. ¿Cómo surge este proyecto?

Este proyecto surgió el año pasado. Justamente hace tiempo que pensaba en hacer algo que una un poco la música, el teatro y el cine que son mis tres grandes pasiones. Si bien sólo me dedico a la música en la práctica, soy una gran cinéfila y espectadora de teatro con una formación teórica muy fuerte también que me dio la carrera de Artes Combinadas en la UBA y quería usar ese bagaje para crear algún espectáculo que, de alguna manera, integre lo que me gusta. Y fue así que el año pasado se me ocurrió cantar jazz que haya formado parte de la banda sonora de películas que me gusten, y al hacer eso también me da para jugar más con las interpretaciones a un nivel más teatral. Me gusta pensar en los personajes que cantarían cada tema, no necesariamente tienen que ser los mismos de la película, sino también imaginarme otros y ponerlos en escena. También pensé en un espectáculo que a mí como espectadora me guste y ahí surgió lo de agregar proyecciones que no sean simplemente un fondo sino que interactúen, que se vaya hablando un poco de cada peli, compartiendo con el público. Estoy muy contenta con el resultado.

El show incluye versiones de soundtracks de películas clásicas. ¿Cómo fue la selección de los temas?

Fui revisando musicales y standards que me gustaban. La mayoría de los standards de jazz fueron compuestos para ser integrados o a una comedia musical o a una película del género musical o a veces del cine noir. El jazz remite mucho a ese tipo de géneros cinematográficos, y muchos de los temas que más me gustan tienen ese recorrido. También me puse en contacto con Jorge García, quien escribía en las ediciones impresas de El Amante -una revista de cine que me encanta-, y tuve la oportunidad de conocerlo en persona y de que haga una crítica de mi primer disco, ya que ahora escribe en la sección de reseñas musicales de El Amante digital. Él me sugirió algunos temas y/o películas, creo que fue la persona idónea para aconsejarme. También lo comenté y pedí sugerencias a Guillermo Fuentes Rey, periodista de FM Urquiza (radio especializada en jazz) y a Carlos Inzillo, programador de Jazzología en el Centro Cultural San Martín. Empecé a armar una lista de películas que incluyeron el jazz en su banda sonora, escuchando los temas y seleccionando. Quedó un repertorio de doce temas que pertenecen a Pal Joey (George Sydney, 1957), Young at Heart (Gordon Douglas, 1954), Un Americano en París (Vincent Minelli, 1951), Casablanca (Micheal Curtiz, 1942), Cuando Harry conoció a Sally (Rob Reiner, 1989), Breakfast at Tiffany’s (Blake Edwards, 1961), The Joker is Wild (Charles Vidor, 1957), The Uninvited (Lewis Allen, 1944), Alfie (Lewis Gilbert, 1966) y Paper Moon (Peter Bagdanovich, 1973). Se puede decir que la más “descolocada” de esta lista es Cuando Harry conoció a Sally, pero ya es un clásico porque prácticamente es la mejor comedia romántica de Hollywood y se caracteriza por tener de leit motiv el hermoso tema “It had to be you” y tantos otros standards de jazz tan bellos, que no podía no estar. Si bien la premisa en un principio era el cine clásico, el panorama se fue abriendo a períodos posteriores para no dejar afuera películas como esa o Paper Moon. En este caso el concepto de “clásico” se piensa en un sentido más amplio y no sólo como período histórico de un modo de producción que algunos autores ubican hasta 1960.

Además de la música, se trata de un show audiovisual. ¿Qué podés contar de las proyecciones que acompañan a la banda?

Las proyecciones están a cargo de Sabrina Caruzo y Jazmín Noguiera. Además de personas que están formadas en cine, Sabrina estudia posproducción de imagen y sonido y Jazmín estudió cine de animación, son muy creativas y son mis amigas con lo cual también es grato compartirlo con ellas. Antes de que empiecen a armar los audiovisuales, tuvimos varias reuniones para pensar cómo hacer para que las imágenes no invadan la música, que la música siga siendo a pesar de todo la gran protagonista del espectáculo y que a la vez, cuando haya imágenes, se incorporen de una manera original y no como mero fondo o “videoclip”. Así que ideamos como una especie de guión en el que pensábamos cómo podía hacerse presente cada película en función de lo que queríamos contar. En algunos casos, se pasa un fragmente pequeño de una escena que nos gusta mucho, en otros hay videos editados por ellas especialmente para el espectáculo en el que se cuenta la película o lo relacionado a la historia de uno o dos de sus personajes que tengan que ver con la canción interpretada, pero desde un montaje personal. Puede haber cambios en la velocidad de los fotogramas, loops, etc. Y siempre el desafío era tratar de no caer en el afán de la sincronización entre música e imagen para respetar el alma del jazz que es justamente la improvisación. Nunca hacemos un tema igual, si bien hay arreglos de todos los temas. Con lo cual tambien los videos a veces tiene distinta duración y el espectáculo es siempre distinto por más de que el repertorio y los videos sean iguales. También estamos por incorporar nuevos softwares que permitan manipular las imágenes en vivo. En este punto es donde se unen las tres disciplinas que nombraba antes, sumado a que ya el concierto de jazz tiene un componente del acontecimiento teatral relacionado con la improvisación, que lo hace efímero.

También liderás Luciana Morelli Quinteto (con la que tocan temas de tu autoría) y sos cantante del grupo de tango Tamango. ¿Qué podés contar de estas iniciativas?

Luciana Morelli Quinteto es un proyecto que inicié en el 2012 y con el que siento que concreté un montón de sueños y que, por sobre todo, aprendí muchísimo. En 2014 grabamos un disco, que fue mi primer disco, llamado Mandala, que contiene temas propios y algunos standards de jazz versionados. El 2014 y el 2015 fueron muy intensos porque estuvimos presentando ese material con muy buenas repercusiones, y eso nos dio la posibilidad de participar en Bares Notables y en el Festival Internacional de Jazz de Buenos Aires. Aprendí mucho de mis compañeros, pude tener la experiencia de grabar, de escuchar mis temas en acción y de insertarme en el circuito del jazz. Ese proyecto lo compartí con Ernesto Amstein (actual pianista de Jazz at the Movies), Diego Uriarte (saxo), Santiago Lamisovski (contrabajo) y Guillermo Harriague (batería). Después de participar en el festival, nos separamos ya que creíamos que el grupo había cumplido un ciclo, yo no seguí componiendo y había ganas de cambios. Fue una hermosa experiencia que por el momento está en una pausa creativa, ya que me permitió dedicarme ahora a este nuevo proyecto y no descarto que pueda volver a componer nuevos temas, pero necesitaba este año alejarme un poco de eso y hacer otras cosas, como es Jazz at the Movies.

 Tamango es un quinteto de tango con un sonido muy propio, porque se aleja de lo tradicional en su formación que además de piano, bandoneón y voz, incluye bajo eléctrico y batería. Este año se editó el segundo disco del grupo, y el primero para mí, que se llama “Una mina de fiar” y contiene tangos del repertorio tradicional como “Anclao en París” y tangos originales de Marcelo Huertas, pianista y director del proyecto. Lo estuvimos presentando en 36 Billares y seguiremos este año con las presentaciones. Es un grupo en el que me divierto mucho porque puedo jugar con la interpretación. El tango me permite encarar la interpretación desde un lugar muy teatral debido a su poesía y fraseo particular, y eso me divierte. El grupo está formado por Diego Braconi (bandoneón), Marcelo Huertas (piano), Fernando Codazzi (bajo), Ariel Chisleanschi (batería), y yo en la voz.

Dada tu capacidad para aunar música y cine, ¿considerarías hacer la banda sonora de algún proyecto cinematográfico?

Es algo que me da mucha curiosidad y a la vez me parece un desafío enorme. Me encantaría probar, pero es algo en lo que no tengo experiencia. Si bien participé con algunas ideas para el sonido de algunas producciones teatrales, el cine es algo muy distinto. Igualmente, me encantaría aceptar el desafío y descubrirme en esa tarea.

Matías Orta

orta@asalallena.com.ar | @matiasorta

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
Incaa-logo-banner-ASL
Nuevo LOGO_BSO_renew2017_facebook

© A SALA LLENA.