01.02.19
Discos _ Música

Steve Hackett – At the Edge of Light (2019)

Steve Hackett es el miembro más activo del mundo Genesis, es uno de esos músicos que no paran. No tuvo esos grandes períodos de inactividad como los que tuvo Peter Gabriel ni se le ocurrió jamás pensar en retirarse como lo hizo Phil Collins, si lo equiparamos con dos de sus compañeros de banda. Si no está haciendo un disco de rock está haciendo uno de guitara clásica o está colaborando con algún artista o está de gira, pero su vida musical no se detiene: en marzo del 2017 sacó The Night Siren, durante el 2018 apareció un disco en vivo con canciones de Genesis y otro junto a Djabe, la banda húngara de jazz fusion y ahora, recién comenzado el año tenemos At the Edge of Light, su nuevo álbum de estudio. Todo esto mientras sigue de gira.

Hackett se encarga de mantener viva la llama del rock progresivo en general y de Genesis en particular, aunque su música actualmente vire más hacia el lado del King Crimson setentoso que al de Genesis. Lo que ofrece es conocido: virtuosismo con su guitarra (y una banda tan virtuosa como él), largos pasajes instrumentales, cambios de tempo. No hay demasiada novedad, Steve se apega a las fórmulas que conoce de memoria y que ejecuta a la perfección. Hay intrusiones de la world music (aunque no tantas como en The Night Siren), el mejor ejemplo son los aires orientales que el sitar le otorga a “Shadow and Flame”. Aparece también un intento de hit (que ya ni se molesta en lograr, sabe que es un artista de culto y ni siquiera lo lanza como corte de difusión), “Hungry Years” es simple y pegadiza, hasta el solo del final busca más una melodía amable que una muestra de destreza aunque por momentos asoma el virtuoso que puede hacer lo que quiera con la guitarra.

Una de las cosas más llamativas de este trabajo es la pugna constante entre el sonido de Genesis y el de King Crimson, conviven entremezcladas esas secciones instrumentales de laboratorio, llenas de técnica que eran marca registrada de la banda de Robert Fripp con aquellos otros más ingenuos, honestos y despojados de reglas del grupo que Steve integró hasta 1977. La mejor muestra de esto es “Beasts in Our Time”, en la que Hackett intercala los versos con solos de saxo o guitarra. Después de esta primera parte crimsoniana llega un riff similar al de “Dancing with the Moonlit Knight” y un outro que recuerda al final de “Dancing on a Volcano”, ambas de Genesis.

El tema que va a llevarse todos los aplausos del público progresivo es “Those Golden Wings”, sobre todo porque dura once minutos y ya sabemos cuánto aman los proggies a las canciones largas. Arranca con una pequeña introducción orquestal que le da paso a los arpegios y la voz de Steve. Después llegan las diferentes partes, los cambios de ritmo, los solos de guitarra, los estallidos rockeros, las notas sostenidas más de la cuenta, las tensiones y sus respectivas resoluciones. Todo esto teñido de melodías que nos pareció escuchar antes, casi como variaciones de viejas canciones de Hackett.

En “Underground Railroad” aparece la debilidad de Hackett: la armónica. Arranca con un especie de góspel que cantan las hermanas Durga y Lorelei McBroom para rememorar la época de la esclavitud en norteamérica, la temática de la canción.

Para el final del disco hay, al menos en la estructura, un guiño a Wind & Wuthering, el último disco de Genesis en el que participó Steve. Dos canciones instrumentales, que parecen dos partes de la misma canción, preceden a la balada: al igual que “Unquiet Slumber for the Sleepers”, “In That Quiet Earth” y “Afterglow” concluían aquel trabajo de 1976, “Descent”, “Conflict” y “Peace” cierran At the Edge of Light de la misma manera, con tristeza pero con esperanza Steve pide por la paz: “I do believe in destiny, we’ll live arm in arm in arm”.

© Patricio Durán, 2019 | @moss_elixir

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook9Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0

© A SALA LLENA.