12.03.18
Música _ Presentaciones y Conciertos

Steve Hackett en el Teatro Gran Rivadavia, por Patricio Durán

De la época dorada de Genesis (1971-75), Steve Hackett es el que, desde hace unos años, mantiene viva a la música del grupo más que cualquier otro miembro. Phil Collins que hace poco “dejó de estar retirado” está con su gira solista, Peter Gabriel está activo en proyectos que tardan demasiado en ver la luz, Tony Banks se pasó a la música clásica mientras que Mike Rutherford se anda reuniendo intermitentemente con sus Mechanics.

Desde el 2013 Hackett está alternando sus shows como solista (porque sigue produciendo discos constantemente, el año pasado salió The Night Siren) con los conciertos de Genesis Revisited, en el que saca a pasear las grandes obras de la banda interpretadas de manera impecable. Para este 2018 Tour de Force! Steve combinó ambos, hubo un poco de novedades, mucho de clásicos y alguna grata sorpresa. Los shows en Buenos Aires tuvieron lugar los días 10 y 11 de marzo en el Teatro Gran Rivadavia.

Poco después de las 21 comenzó el concierto que se iba a extender por casi dos horas y media. Arrancó con “Please don’t touch”, el instrumental que abre su segundo disco solista y siguió con “Everyday”, el pseudo hit de 1979, de Spectral Mornings. Después cumplió con la cuota de actualidad con tres canciones de su trabajo más reciente: “Behind the smoke”, “El niño” y “In the skeleton gallery”. En esta última tocó la armónica y los temas no desentonaron con el clima general del show. Continuó con “When the heart rules de mind”, el corte de difusión del álbum de GTR, de 1986, aquella banda que formó junto a Steve Howe, guitarrista de Yes y otro tema de Please Don’t Touch, “Icarus ascending”, que cantó Richie Havens allá por 1978. Para estas últimas dos canciones se les unió el cantante Nad Sylvan, que quizás sea el único punto flaco de la banda, su voz impostada para cantar igual que Peter Gabriel suele fallar seguido. Cerró su set solista con “Shadow of the Hierophant”, de su disco debut Voyage of the Acolyte, que apareció en 1975 cuando todavía era miembro de Genesis y en el que participaron Phil y Mike. Excelente elección para enlazar con el set que estaba por venir. Solo hizo la parte instrumental, la segunda mitad del tema, pero bastó para hipnotizar a todo el teatro con el crescendo constante mientras los músicos se lucían con su instrumento.

Fue tiempo, entonces, de los clásicos. Steve le dijo a la gente que podía cantar y la gente cantó el comienzo de “Dancing with the moonlit knight”. A partir de ahí fue un viaje en el tiempo, Hackett decidió sonar fiel al original y se sucedieron las obras consagradas del grupo: “Fountain of Salmacis” (Steve admitió que es su favorita), “Firth of fifth”, “The musical box”, “Supper’s ready” (Aquí Steve estiró todavía más la canción con un solo al final). Steve siempre se rodeó de músicos excelentes y su banda actual lo demuestra. Sylvan hizo de Gabriel como mencionamos anteriormente. Roger King, su mano derecha, demostró en los teclados la versatilidad para imitar a la perfección los solos de Moog de Banks, la majestuosa introducción de “Firth of fifth” o imprimirle a las canciones su estilo más sobrio. Rob Townsend brilló con los vientos (flauta, saxo, clarinete) y además aportó teclados y percusión. Jonás Reingold tocó el bajo y la segunda guitarra (hasta tenía una guitarra de dos mangos como Mike Rutherford en las viejas épocas). Gary O’Toole en los zapatos de Collins tocó la batería y cantó.

La sorpresa de la noche fue “Inside and out”, una canción medio perdida del catálogo de Genesis que fue parte del EP Spot the Pigeon, la última participación de Hackett en el grupo. El guitarrista le dedicó este tema a Phil Collins, que en unos días estará tocando

en Buenos Aires. Para los bises quedó un medley de un par de temas solistas y “Los Endos”, el instrumental que cierra A Trick of the Tail, el disco de 1976. Y así se terminó el show, que incluyó un acertado desequilibrio entre el presente y futuro de su música nueva y la nostalgia de su vieja banda.

© Patricio Durán, 2018 | @moss_elixir

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
tlc-300

© A SALA LLENA.