15.08.18
Críticas _ Teatro

Crítica: Antisocial, por Alelí Jait

Guillermo Aquino es Antisocial; sí, ya pasó los treinta años y vive los vestigios de su post-juventud mientras repasa sarcásticamente los vínculos y las situaciones que lo llevaron a su actual fracaso. Sexo, drogas y punk no cumplieron sus promesas en esta adolescencia extendida.

La capa del antihéroe flamea sobre el escenario del Salón Pueyrredón, y no es un dato menor dado que el lugar es el sitio perfecto para montar esta pieza. Contracultural, punk, contestatario, comunitario y alternativo es este espacio que nació a fines de los noventa como un lugar de contención cultural para aquellos desvelados que nunca formaron parte del mainstream de la escena porteña.

Y si bien Antisocial fue llevada a Niceto Club, a Crisoles (La Plata), al Complejo Cultural Atlas (Rosario), entre otros lugares, el Salón le cabe y potencia la pieza que ya de por sí mantiene una constante energía durante las casi dos horas, intermedio mediante, de duración.

Antisocial se fusiona con el espacio y con una estructura fragmentaria repasa las desventuras de Aquino en el encuentro con estereotipos tales como la chica popular, la ex novia zombie, el amigo nazi, la enfermera… figuras que se construyen con el acierto y la gracia de las actuaciones de Andrés Ciavaglia, Paola Rojas, Ximena Seijas y Verónica Intile. Los personajes contienen en su trazo la mirada crítica e irónica, hasta política de aquello que encarnan.

Todos están toda la obra muy arriba, al igual que el público que no para de reírse, de gritar y de festejar con aplausos e intervenciones cada gag. Y es que Antisocial está hecha para un espectador que quiere ser parte de algo y siente que encontró su lugar con esta propuesta rockera.

Aquino como un looser distópico es acompañado en el desencanto nocturno por  secuaces y villanos a su medda; es el único que compone un personaje de sí mismo y sostiene con cataráticos diálogos la furia indecisa del neurótico, la falencia del hipocondríaco y la exageración del paranoico.

Antisocial es también el manifiesto mordaz de una época que empieza cuando termina una fiesta a la que nunca fuiste invitado, salvo que esta vez no te dejan mirando desde afuera, sino que interpela e incluye a una generación que tiene todavía mucho más punk para dar.

Teatro: Salón Pueyrredón – Av. Santa Fe 4560

Funciones: sábado 25 de agosto 21 hs. Todos los sábados de septiembre 21 hs.

Entradas: $200.- (anticipada); $300.- (en puerta).

© Alelí Jait, 2018 

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

Dramaturgia y dirección: Guillermo Aquino. Asistente de dirección: Luis Delpech. Elenco: Guillermo Aquino, Andrés Ciavaglia, Paola Rojas, Ximena Seijas y Verónica Intile. Sonido y Producción: Horacio “Batra” Luna. Iluminación: Luis Delpech. Vestuario, diseño, y prensa: Guillermo Aquino y los rubios.

 

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook105Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
tlc-300

© A SALA LLENA.