06.07.19
Críticas _ Teatro

Crítica: Un rincón del mundo, por Diego Ávalos

Con gusto a vida

Una esencial ley del guión cinematográfico dice que los mejores finales no son ni los dulces ni los amargos. Los dulces resultan falsos por su aplastante felicidad. Los amargos también resultan falsos, pero por lo contrario. La ley del guión sostiene entonces que un buen final es el que sabe combinar a la vez estas dos sensaciones, lo amargo y lo dulce, porque en definitiva ese es el gusto que deja la vida en nuestra boca.  

Gastón Cocchiarale, un espléndido actor de cine y tv que proyecto a proyecto crece cada vez más en justo reconocimiento, también ha resultado ser un muy buen autor dramático y director teatral. Con esta propuesta se destaca por saber poner en escena, con buena y segura mano, el siempre complejo mundo del melodrama. Aquí estamos en el mundo femenino de una familia de pueblo. Un mundo de seres deseantes, y las terribles consecuencias que su deseo acarrea. 

Un rincón del mundo cuenta la historia de tres hermanas, la actriz que vuelve de Buenos Aires luego fracasar en su carrera cinematográfica, la que se quedó en casa a cuidar al padre, la que logró casarse pero vive un matrimonio que no la hace feliz, reunidas nuevamente por un hecho oscuro que las hará replantearse sus vidas hasta un punto del cual ya no podrán volver. 

La obra es una muy inteligente adaptación de la famosa obra de teatro de Beth Henley Crímenes del corazón, la cual en 1981 ganó el premio Pulitzer y tuvo en 1986 una adaptación al cine de la mano de  Bruce Beresford. Cocchiarale sabe comprender que las relaciones entre un pueblo del interior argentino y un pueblo del sur profundo de Estados Unidos son múltiples y ricas en semejanzas. La adaptación no se siente nunca forzada y gana en modismos, colores locales, imágenes reconocidas por todos y un fino y constante humor que se agradece por el contraste que aporta. 

Desde la puesta en escena Cocchiariale toma posesión de la sala que el Espacio Polonia le ofrece y sabe trasladarnos al hogar de las protagonistas, generando con solo dos puertas, una de calle, otra de las dependencias internas, un riquísimo fuera de campo. En su dirección se aprecia un buen conocimiento de la forma cinematográfica y sus aplicaciones al teatro. Si por lo general criticamos cuando en escena se tratan de hacer procedimientos de cine por lo pobre de sus resultados, aquí el director sabe ejercitarlos con el debido cuidado para que estos recursos hagan sentido y narren. Destacamos esa bella elipsis que gracias a un sutil cambio de luz y disposiciones corporales nos hace pasar de un tipo de relato íntimo a la confesión de un crimen. Un gran momento de pura teatralidad y montaje. 

Destaquemos finalmente a todo el elenco de la obra, el cual pone todo su corazón en la creación de personajes tan vivos como cercanos, a veces patéticos, otra veces tan graciosos como queribles. Pero mencionemos especialmente a Antonela Scattolini Rossi. En su mirada un dolor secreto, en su voz un angustia antigua. Actuar algo oculto es difícil. Transmitirlo y hacerlo comprender es la mostración de un verdadero y admirable talento. 

Recomendamos Un rincón del mundo como un muy buen teatro de texto, con actores enormes y una gran mano para su dirección. Un teatro para dejarse llevar por su viaje al interior, un interior tan profundo como dulce y amargo. 

Teatro: Espacio Polonia (Fitz Roy 1477 – Capital Federal – Buenos Aires – Argentina)

Día y horario: viernes a las 20:30 hs – Hasta el 26/07/2019

calificacion_4

 

 

©Diego Ávalos, 2019

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

Texto: Beth Henley. Adaptación: Gastón Cocchiarale. Elenco: Ulises Barzi Gabras, Tamara Liberati, Martina Navarro, Facundo R. Salomón, Antonela Scattolini Rossi. Vestuario y escenografía: Sabrina López Hovhannessian. Iluminación: Jorge Ferro. Fotografía: Bianca Vicari. Diseño gráfico: Nahuel Lamoglia. Asistencia de escenografía: Julieta Muro Frangi. Asistencia de dirección: Bianca Vicari. Producción general: Tamara Liberati, Martina Navarro. Dirección: Gastón Cocchiarale. Duración: 75 minutos

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.