08.11.16
Críticas _ Teatro

Digan Whisky

Sonreír, después de la foto

El actor Gastón Cocchiarale, debuta en su rol de dramaturgo y director con la obra Digan Whisky, presentando una historia sencilla y efectiva para el cotidiano de una sociedad, más precisamente, de una familia, la cual se ve envuelta en situaciones de índole afectivo, laboral, y en algunos casos también : existencial.

El argumento hace hincapié en la vida de Diego, Andrea y Malena, padre, madre e hija respectivamente, todos en busca de una mejoría en su forma de relacionarse, un intento por lograr comunicarse desde el lugar de amor que los une, pero que encuentran en el día a día el obstáculo continuo de no saber cómo llegar al otro.

Con sus propios miedos y fracasos a cuestas, harán lo posible para encontrarse, en primera instancia, con ellos mismos, con aquello que dejaron atrás, con las decisiones que tal vez hoy, serían otras y con un presente, que los presenta sintiéndose, a veces, fuera de lugar. En segunda instancia, intentarán encausar la relación entre ellos, las falencias que se fueron presentando, en la pareja, en la relación con su hija, las cuales no han sabido bien cómo manejar.

Planteando una dramaturgia dinámica, la cual en algunas partes de la obra no lograr sostenerse del todo, los actores logran generar empatía con el público de manera casi instantánea. Los momentos de humor están bien trabajados, y aquellos que suponen un trabajo más profundo de emoción, también son llevados a buen puerto. En mucho de esto tiene que ver su director, quien con los años que viene desarrollándose como actor, más el trabajo realizado previamente con los actores, y su experiencia como tal, encuentra y destaca el punto fuerte de cada uno de sus personajes.

El teatro Kairos brinda el escenario propicio para lograr el juego de escenografía que propone Ileana Vallejos, logrando convertir la sala, a través de una economía de recursos, en un consultorio de terapia, un bar, un auto, y con ayuda de un muy buen trabajo de iluminación de Jorge Ferro, recrear una escena del pasado, sin ninguna necesidad de caracterización previa.

La conjunción de un libreto cuidado, bien escrito, y un equipo de actores comprometidos con aquello que transmiten, hacen de Digan Whisky una buena opción para el disfrute del público, quien conecta de inmediato con la historia planteada, no solo porque en cada conflicto en escena se puede ver reflejado, si no, también, por la sinceridad y calidad del texto.

Teatro: El Método Kairos – El Salvador 4530

Funciones: Miércoles 20:30 hs

Entradas: $ 180

calificacion_3

María Paula Putrueli | @Mary_putrueli

 Libro y dirección: Gastón Cocchiarale. Asistente de dirección: Camila Rabinovich. Diseño gráfico: Juan Manuel Docampo. Fotografía: Nicolás Dominikow. Iluminación: Jorge Ferro. Escenografiía: Ileana Vallejos. Producción: Gastón Cocchiarale, Luciana Lamota. Actúan: Mariano Ulanovsky, Luciana Lamota, Tamara Liberati, María Laura Rolle, Juan Pablo Kexel, Pamela Garegnani. Prensa:  Luciana Lamota y Gaston Cocchiarale.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.