07.04.15
Críticas _ Teatro

Estás Igual

Guión y Dirección: Gabriela Izcovich. Producción ejecutiva y Asistencia de dirección: Marco Riccobene. Escenografía: Alicia Leloutre. Música: Lucas Fridman. Iluminación: Ricardo Sica. Fotografía: Marco Riccobene. Elenco: Fabián Arenillas y Gabriela Izcovich. Prensa. Tehagolaprensa

El inconsciente traicionado

Apelando a la imaginación y la palabra como generadora de sentidos contradictorios y ambiguos la directora, actriz y dramaturga Gabriela Izcovich construye una comedia dramática sobre las relaciones de pareja y sus limitaciones a través de  las imposiciones sociales, los celos, las dudas y la imposibilidad de la felicidad en medio de la neurosis metropolitana. La misma que diagnosticó el escritor Ezequiel Martinez Estrada sobre la ciudad de Buenos Aires en La Cabeza de Goliath.

En una serie de episodios desopilantes una pareja se reencuentra casualmente o no tanto en la calle después de diez años y eso desata la reformulación de la mujer, Silvia, de toda su vida sentimental. Al volver con su pareja actual a su departamento, Silvia deja sus dudas sobre la mesa servida para que la situación se vuelva intolerable. Pronto  surgen ocurrencias de un humor irónico y socarrón que enfatizan el absurdo de algunos encuentros y conversaciones, logrando así la obra abordar las relaciones sociales desde una perspectiva sarcástica.

Con una gran actuación de Fabián Arenillas y Gabriela Izcovich, que sostienen la obra desde su concordancia en el escenario y una sobria y parca escenografía que induce a buscar en nuestro propio inconsciente lo que no encontramos en el escenario, Estás igual logra introducir y proponer el humor como método de indagación sutil y eficaz sobre los recelos de las relaciones modernas en una época donde el cambio es piedra de toque de nuestra relación con el mundo, las personas y todo lo que nos rodea.

Esta búsqueda de soluciones que nos reconcilie con nosotros mismos que plantea la obra de Izcovich indaga sobre el psicoanálisis, las conversaciones imprevistas y la necesidad de interpelar siempre a un otro que no está presente. Estás igual es, en este sentido, una obra sobre la ausencia de las relaciones o la muerte prematura de las mismas, que languidecen por mucho tiempo después de fenecidas, dejando los corazones marchitos e impedidos de toda redención.

En Estás igual las relaciones se desmoronan hasta convertirse en delirio y las situaciones cotidianas se salen de control formando un absurdo que parece conservar más lógica que la normalidad de la apatía desapasionada contemporánea, aquella que  esconde en compartimentos estancos los sentimientos que pueden desbordar . Logrando que los corazones implosionen en su infelicidad consumista en lugar de explotar hacía los inesperados  abismos apasionados que nos rodean en cada esquina.

Teatro: No Avestruz – Humboldt 1857

Entradas: general: 120 pesos, estudiantes y jubilados: 100 pesos.

Funciones: Domingos 19 hs

calificacion_4

Por : Martín Chiavarino.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook68Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
tlc-300

© A SALA LLENA.