08.07.12
Eventos

Eleonora Cassano se despidió del Ballet

alt

La bailarina argentina Eleonora Cassano se despidió del ballet en el Luna Park haciendo La Bayadera junto a Luis Ortigoza.

El viernes 30 de junio se realizó el estreno en el Luna Park de esta despedida de sólo tres funciones, acompañada por el Ballet del Teatro Argentino de La Plata y la Orquesta Académica de Buenos Aires, bajo la dirección de Carlos Calleja.

Habían pasado casi 20 años desde la última vez que Eleonora había bailado La Bayadera. En aquella oportunidad fue la primera vez que se realizaba este ballet completo en nuestro país, y se trató nada menos que de la versión de Natalia Makarova en el Teatro Colón.

Esta versión de La Bayadera fue realizada por su compañero Luis Ortigoza, primer bailarín estrella del Ballet de Santiago (Chile), quien se tomó un año en este trabajo, ya que no es nada sencillo hacer la revisión de una obra académica del repertorio clásico de esta magnitud. Una de las cosas más visibles para comentar fue que reconstruyó la escena final del templo, en el tercer acto, que en otras versiones (excepto la de Makarova) no aparece, dándole un lugar muy importante al cuerpo de baile masculino en la danza de los sacerdotes.

Este ballet fue estrenado en el año 1877 en San Petersburgo, con música de Ludwin Minkus y coreografía de Marius Petipa. Es una historia dramática que transcurre en la India con todo su exotismo, en la cual Nikya, una bailarina del templo sagrado se enamora de Solor, un guerrero premiado con Gamzatti, la hija del Rajah, Por otro lado, el Gran Brahmán del templo está enamorado de Nikya pero ella lo rechaza y en venganza informa al Rajah sobre el amor entre Solor y Nikya, provocando un trágico desenlace.

Luis Ortigoza como Solor, demostró una impecable solidez técnica y una madurez escénica sobre su personaje, al igual que Stefanía Vallone que se lució mucho a su lado durante el pas de deux del primer acto, realizando una Gamzatti firme y técnica. El diseño de escenografía estuvo a cargo de Fabián Gimenez, el vestuario exótico y colorido de Viviana Serafini, y la iluminación de Esteban Ivanec .

El saludo final fue muy emotivo como no podía ser de otra manera, acompañada por todo el elenco, Luis Ortigoza y el director de orquesta Carlos Calleja, enmarcaron el retiro de esta famosa bailarina.

No quiero dejar pasar la oportunidad para comentar que tuve la enorme suerte de estar presente tanto en aquel estreno en el Teatro Colon hace 20 años, como ahora en su retiro, y compartimos varias clases a lo largo de la carrera. Quería aprovechar el espacio para desearle lo mejor a Eleonora y para expresar que me alegra que regresen a nuestros teatros los bailarines argentinos que están haciendo historia afuera, como es el caso de Luis Ortigoza.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.