27.01.16
Críticas _ Teatro

Jugadores

Autor: Pau Miró. Adaptación: Ignacio Gómez.  Dirección: Nelson Valente. Diseño de vestuario: Valeria Cook. Diseño de escenografía: Luciano Stechina. Diseño de luces: Luciano Stechina. Música original: Silvina Aspiazu. Stage Manager: Gonzalo Martínez. Fotografía: Mariana Fossati. Diseño gráfico: Gonzalo Martínez. Asistencia de dirección: Gonzalo Martínez. Producción ejecutiva: Luciano Greco. Producción: Sebastián Blutrach. Coordinación de producción: Romina Chepe. Coordinación técnica: Alberto López. Elenco: Roberto Carnaghi, Daniel Fanego, Luis Machín, Osmar Nuñez. Prensa: Raul Casalotti.

Por una cabeza

La historia es sencilla, a través de los años cuatro hombres se reúnen para jugar y apostar, la diferencia es que esta vuelta la partida es a todo o nada.

Los Jugadores son Roberto Carnaghi, Daniel Fanegos, Luis Machín y Osmar Nuñez, figuras indiscutibles de la escena local convocados para interpretar a un cuarteto que pasa de la  timba  a la amistad. Y cuando uno de ellos necesita ayuda, el resto acude para formar un equipo puesto a prueba por la adrenalina  y el peligro.

Cada uno interpreta magistralmente a personajes melancólicos, casi salidos de una historia de Roberto Arlt pero con ribetes de comedia y suspicacia. Ninguno tiene nombre, se nos presentan desde sus trabajos que llevan adelante con un sesgo de alienación.

El sepulturero (Machín), el peluquero (Carnaghi), el actor (Nuñez) y el profesor (Fanego) encuentran reparo del fracaso en la casa de este último, quien los alberga y los cobija de sus frustraciones cotidianas.  De más está decir que lo espectacular de la obra es ver el virtuosismo de  señores actores que confluyen para deleitar a los espectadores. Sin dudas, sin ellos la obra no tendría el mismo sustento.

Toda la acción se desarrolla en el departamento del profesor -amoblado desde un minimalismo retro austero- y las escenas están delimitadas por una pantalla que anuncia cada acto, coincidente con la presentación de los personajes al comienzo y la resolución del conflicto luego. La música también colabora en la creación de una atmósfera y clima que corta según la trama.

Un plus, es que Jugadores se presente en el Teatro Picadero que es un emblema de la resistencia cultural durante la última dictadura cívico-militar argentina, sus actuales dueños hoy sostienen que “(…)fue una alegría generalizada la recuperación del mismo y su funcionamiento como Teatro. Lo reabrimos en Mayo del 2012 y asumimos la responsabilidad de sostenerlo en el tiempo y darle una identidad Teatral”. Este espacio fue quemado intencionalmente por los militares puesto que allí se inició en 1981 el Movimiento Teatro Abierto.

Jugadores es una propuesta que resiste el verano y se instala en la escena porteña con rumbo firme para ofrecernos una historia sencilla con magníficas actuaciones y con cierta mirada tierna sobre los modos de ser un hombre adulto que plagado de responsabilidades no puede escaparle a los  juegos de la niñez.

Teatro: Teatro Picadero – Pasaje Santos Discépolo 1857.

Funciones: De miércoles a domingos, 20.30h.

Entrada: desde $300.- a $380.-

calificacion_4

Por Alelí Jait

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Google+0Pin on Pinterest0
tlc-300

© A SALA LLENA.