26.10.16
Críticas _ Teatro

La previa

Disco, baby, disco

 La “experiencia” que propone La previa es una buena idea con varias aristas: por un lado, para los que tenemos más de 30 –y con suerte pisamos un boliche un par de veces al año– transitar por un espacio como este brinda una secreta satisfacción. Por otro, esta es una oportunidad para los más jóvenes de acercarse al teatro, de comenzar a transitar esa vivencia única e irrepetible que proporciona ver una obra y ser parte de ese acto creativo imposible de capturar.

El musical ideado por Nicolás Pérez Costa está, sin dudas, cuidado en detalles y esos clichés que hacen al “ritual” de salir a bailar. Mientras se hace la fila para entrar, se les solicita a los ingresantes su documento y se verifica su edad, a la par que chicos y chicas salen a tomar aire con la fiesta subida a la cabeza. Atrevidos ellos y altas de tacos ellas, el ambiente que se respira en la sala es el de una auténtica fiesta. Con el ánimo de que el público participe, las primeras filas de butacas fueron removidas para dejar más espacio a la pista, en donde actores y espectadores pueden compartir un rato de baile, o si prefieren, tomar algún trago en la barra.

La narrativa de La previa es liviana y se desdibuja en algunos tramos: un joven en busca de su verdadero yo y un hermano con mal de amores son los protagonistas de esta fantasía nocturna, que deja más preguntas que certezas a la hora de redondear un final. Como contraparte, la historia se apoya en buenos medleys de las mejores canciones pop y rock y excelentes coreografías que activan esas ganas de mover el piecito.

Destaca la voz de Gradiva Rondano –de gran presencia escénica– y la participación de Estefanía Bacca, en el rol de la famosa que busca quien la aprecie más allá de lo físico. La puesta despojada y las luces acompañan inteligentemente el vaivén de las pequeñas historias que adornan la trama principal, y que pueden comenzar en cualquier espacio de esta enorme disco en la que sólo fala la bola de espejos.

Princesas, queer, zombies, galanes, diosas, viejitos pasados de moda. Todos se dan cita en El Cubo para contar sus historias, para mostrar qué quieren y a quién buscan en medio de una noche que pareciera no terminar.

Teatro: El Cubo – Zelaya 3053

 Funciones: Consultar en www.experiencialaprevia.com.ar

 Entrada: Desde $200

calificacion_3

Pilar González | @MaPilarGonzalez

Libro: Nicolás Pérez Costa. Dirección: Nicolás Pérez Costa. Producción ejecutiva: Santiago Pasarín. Asistente de dirección: Ricardo Lavado y Darío Méndes Duarte. Coreografía: Tian Aviardi. Diseño de luces: Nicolás Pérez Costa. Diseño gráfico: Emiliano Páez. Fotografía: Nacho lunadei. Stage manager: Germán Martins. Música original: Juan Pablo Schapira. Vestuario: Ana Florencia Blejer. Maquillaje: Paola Dessaner. Acróbatas / malabaristas: Agustín Pérez Costa. Actúan: Tian Aviardi, Estefanía Bacca, Santiago Boiero, Pya Borsalino, Fernando Bottero, Camila Cardona, Agustina Cedraschi, Alejo Cruzado Antonelli, Natalia D`tamore, Nicolás Fleitas, Marina Gaud Arena, Florencia González, Patricio Grippo Alterio, Antonio Guerrero, Ivo Mihojevi, Bruno Pedicone, Agustín Perez Costa, Andrés Reyes, Giuliana Rimini Macuglia, Gradiva Rondano Rocha, Luciana Sapia, Federico Stegmayer, Miranda Toderi y Romina Verdias. Prensa: Agustina Boria y Tatiana Boria.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.