12.10.16
Críticas _ Teatro

Naufragio. Te espere con la esperanza de que no vinieras

La espera desespera

La mayoría recuerda el mito de Penélope el cual narra la historia de una mujer de la realeza griega que decide esperar a su marido Odiseo (Ulises), rey de Ítaca, durante veinte años a que volviese de la guerra de Troya prometiendo serle fiel hasta su regreso mientras tejía un sudario de día y lo destejía de noche. Pero Naufragio. Te espere con la esperanza de que no vinieras se propone mostrar la otra cara de la leyenda que sugiere que un día Penélope pone en duda el mandato de la espera eterna y la fidelidad ciega al amado ausente y se anima a dejar de esperar.

Bajo este disparador,  la obra dirigida por Flor Piturro, presenta a cinco mujeres de distintos temperamentos y edades que -inspiradas en textos clásicos de la literatura universal (masculina) de  Shakespeare, García Lorca, Chejov y Calderón de la Barca, entre otros – recrean a una y a todas las mujeres en ese acto inmaculado de esperar al hombre deseado que se fue para cumplir con sus deberes heroicos al que le debe/n, por su parte, fidelidad incondicional sin importar los años  ni las circunstancias de esta espera.

Recordar y des/tejer para matar el tiempo que apremia será la consigna que recorra indiscutiblemente  toda la trama, no vaya a ser cosa que con el tiempo ella encontrara algo mejor que hacer o alguien más en quien pensar y ya no lo recordase. Porque acaso ¿se puede sostener el recuerdo para siempre?, ¿vale la pena serle fiel a una persona que se fue?, ¿cuánto valen las promesas de amor a la distancia?

 Así la puesta en escena de este naufragio nos sumerge estéticamente en un horizonte de cálidas aguas y arenas donde los hilados blanquecinos de las protagonistas            (acompasados por una banda sonora de tres instrumentistas en vivo)  se entremezclan con las contradicciones de una Penélope que, en el mejor de los casos, estaría dispuesta a abandonar la espera y olvidar. “Si las botellas no funcionan tendremos que aprender a nadar”, arriesga una de las mujeres en alusión a los mensajes arrastrados por el mar.

 Asumir el hundimiento de ese amor romántico concebido como el amor verdadero,  único e inmutable para animarse a abrir el juego de los sentidos posibles es el gran desafío de esta otra Penélope quien se cuestionará la monogamia, la fidelidad y la procreación como destino obligatorio de las mujeres de todas las épocas. En esta tónica, Naufragio. Te espere con la esperanza de que no vinieras nos invita a detener las agujas para cambiar el punto y empezar a tejer la propia trama.

Teatro: Galpón Artístico de Caballito – Av. Avellaneda 1359

Funciones: Viernes a las 21 hs

Entradas: 150$

calificacion_3

Victoria Castro | @victoriajcastro

Dramaturgia y Dirección: Flor Piturro. Servidor de escena: Dionisio Pastor. Composición Musical, violín y percusión: Mailen Ubiedo Myskow. Violín y percusión: Melina Andrade. Violoncello y percusión: Julia Serafini. Coordinador Bioenergético: Juan Manuel Grilli. Vestuario: Belén Spenser. Diseño y Realización de Tejido: Viviana Resnik y Ángela Chuffo. Escenografía: Emilia Ortiz y Flor Piturro. Diseño Gráfico y Trailer: Wanda Berrio. Fotografía: Wanda Berrio y David Rosso. Diseño de Luces: David Rosso. Asistente de Producción: Agustina Cirigliano. Producción: Flor Piturro. Asistente de Dirección: Agustina Cirigliano y David Rosso Elenco: Magen Friedman, Belén Spenser, Ayelén Selleng, Ángela Chuffo y Viviana Resnik. Prensa: Flor Piturro.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.