09.12.16
Críticas _ Teatro

Princesas Rotas

Princesas de cabotaje

Las protagonistas de esta obra son costureras que trabajan sin respiro en un taller clandestino de disfraces de princesas que funciona en altamar. En vísperas de año nuevo también les toca producir porque para la ambición del capital y de la dueña de la fábrica ilegal no existe motivo alguno que justifique el receso laboral. Esa noche el barco “Fémina” donde funciona el taller ilegal no zarpa porque el capitán se tomó el feriado. A falta de dirección la dueña decide comandar la situación y desde el primer momento se dispone a enfrentarse a sus empleadas y a boicotearles el posible festejo de año nuevo.

Cuatro máquinas de coser amarradas a los postes de la embarcación para evitar el zigzagueo del mar, una heladera sellada con candado, dos pantallas con audiovisuales y cuatro mujeres vestidas a la usanza  de la memorable serie infantil “Chiquititas” completan el cuadro de Princesas rotas. La comedia dramática que fusiona lo teatral, lo musical y lo audiovisual para indagar en un universo donde confluyen los principales mandatos y estereotipos del género femenino. El ideal de las princesas de cuentos que promueve a mujeres jóvenes, bellas y encantadoras de su príncipe azul.

Pero estas princesas son féminas reales que luchan contra la marea de sus sueños perdidos entre puntillas, volados, sedas y miriñaques. Priscilla “la paraguaya” (Mariángeles Hoyos), Klaudia “la travesti” (Payuca del pueblo), Estefanía “la religiosa embarazada” (Nadia Di Cello) y Belén “la olfa” (Victoria Carambat) abusada por su hermano, no sólo serán objeto de explotación laboral explícita sino que además serán blanco de distintos tipos de violencias hacia las mujeres. Origen, identidad de género, deseo sexual y religión serán algunos de los temas tratados en la obra escrita por Marcela Guerty y Pamela Rementería y dirigida por Ezequiel Comeron.

Cada una, con su propia historia de vida a cuestas, intentará pasarlo lo más humanamente posible porque la realidad que las reúne es que es 31 de diciembre y se encuentran trabajando bajo condiciones indignas y de explotación. Bajo este crudo marco ellas sueñan con ser princesas, lucir los vestidos que confeccionan y, con suerte, comer pan dulce y brindar con champaña.

Pero el miedo y la sumisión de Belén la llevan a poner en marcha el barco y navegar sin rumbo ni destino. Alocadamente, entre canciones, desfiles y copas de alcohol las mujeres sacan los trapitos al sol y descubren que todas se han vinculado sexual y afectivamente con el Capitán Beto, el anti-príncipe de la historia. El agravante es que este también es objeto de deseo oculto nada menos que de la dueña (Paula Staffolani).

Este personaje brillante encarnará a una mujer destemplada y soberbia de clase hegemónica que por más que intente diferenciarse de sus pobres empleadas terminará sumándose a sus huestes. Acaso el poder económico no es suficiente para cumplir con la postal de la belleza perfecta, la familia feliz y el mundo ideal pregonado por Montaner. La dueña es propietaria de sus inmuebles y de la libertad de sus costureras, decide cuando trabajan, comen o se visten y cuando no pero no decide cuando dejar de ser una princesa rota.

Teatro: El Galpón de Guevara – Guevara 326

Funciones: Viernes a las 23 hs. 

Entradas: $ 200

calificacion_4

Victoria Castro | @vickyjcastro

 Autoría: Marcela Guerty, Pamela Remetería. Dirección: Ezequiel Comeron. Producción general: Plop producciones. Actúan: Victoria Carambat, Payuca Del Pueblo, Nadia Di Cello, Mariángeles Hoyos, Paula Staffolani. Actuación en video: Marcos Beierbach, Jazmín Corti, Pablo Dellocchio, Sebastián Holz, Nico Libellé, Roberto Moscoloni, Juan Leandro Nimo, Isabel Noya, Francisco Ortiz, Leo Raff, Berta Rodas, Sebastián Suñé, Lito Vidaurre, Luis Ziembrowski, Martín Zilinger. Escenografía: José Ponce Aragón. Diseño de maquillaje: Elizabet Gora. Diseño de Vestuario: Luciana Gemelli. Leonardo Clonna. Diseño de Luces: Claudio Del Bianco. Realización de escenografía: Mariano Sivak. Cámara: Agustín Nuñez. VJ: María Marta Maciel. Fotografía: Lito Vidaurre. Diseño de utilería: Leonardo Colonna. Diseño gráfico: Gonzalo Martinez. Pre-producción: Mónica Benavidez. Dirección de producción: Romina Chepe. Audiovisuales: Mariano Tozzini. Música original: Matías Chavez Méndez, Federico Haro. Coreografía: Nuria Sanrromán. Prensa: Duche & Zarate.

 

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.