25.01.17
Críticas _ Teatro

Stravaganza, sin reglas para el amor

Despliegue, espectáculo, show, impacto y sorpresa… la historia casi que no importa, Stravaganza es brillo y glamour; apela a la emoción y no al intelecto. Todos quieren ver a Nacha Guevara, a Eleonora Cassano, a Felipe Colombo, a Gisela Bernal y a Mariela Anchipi. Todos quieren ver a Flavio Mendoza, pues no precisa pisar el escenario para estar en todo momento presente en el mundo que creó para deleitar a su público y que ya es su sello.

Con más de treinta artistas en escena, la obra tiene todo y más. Hay abundancia. Stravaganza es una fiesta del derroche, no se priva de nada y mantiene la marca indiscutible de Flavio Mendoza para narrar historias a través de una consecución de cuadros que destacan a la figura que lo lleva adelante en cada ocasión. El lugar de la diva/divo es respetado y revive el teatro de variedades parisino donde el argumento no es sólido sino que deja lugar a la continuidad de números en los que sobresale un artista.

Sin embargo, el hilo conductor de la obra es el amor como concepto aglutinador de cada cuadro. “Roma” es el cabaret en el que transcurre la historia y el peso dramático es depositado en Felipe Colombo, quien interpreta a Virgilio (en clara alusión a Expósito) un poeta que sueña tango con todos los clichés que ello implica.

Nacha Guevara es la musa que lo asiste en su escritura e invita a probar, a experimentar la pasión que, según la obra, no solo está en los libros; pero también es la encargada de llevar adelante las canciones que hacen emocionar al público y es la estrella que tiene en su caracterización un halo a la diosa de “El nacimiento de Venus” de Boticelli. Patricio Arellano es la voz masculina del show quien, también, interpreta algunos temas ya conocidos por todos.

Bernal y “Chipi” serían las vedettes pero en realidad no hay una objetivación de la mujer sino una demostración de talento, ya que la aparición de cada una de ellas está vinculada a un cuadro en el que tienden su cuerpo a la danza; la primera orientada más hacia la acrobacia y la contorsión; la segunda al tango posmoderno. Eleonora Cassano es una figura indiscutible que, ya consagrada, es habitué de los espectáculos populares y que, en esta ocasión, enfatiza los saltos clásicos del ballet a través de los arneses que la elevan en una danza área.

Los arneses, las arañas colgantes, las estructuras que suben y bajan, junto a los bailarines, son también protagonistas de la obra y acentúan el movimiento, generan un vértigo constante y son parte de una puesta en escena deslumbrante. Las luces, el sonido, los visuales y la utilización del espacio son elementos impecables; como así también el vestuario y el maquillaje. Todo confluye para maravillar. Se destaca, también, Román Rodríguez oficiando de clown mudo.

Hay, además, innovación, el cuerpo de baile es preponderantemente masculino siendo el hombre el que ocupa el sitio que otrora era exclusivo de la mujer, principalmente, en torno a la exaltación de la figura. El imaginario argentino no es ya el del “macho” y es representado a través del tango y las coreografías folklóricas.

La idea es no dejar nunca a nadie afuera de nada, es un espectáculo popular e inclusivo -a nivel temático- que si bien tiene cierto parecido a los espectáculos infantiles en cuanto a la sencillez del argumento y la propuesta de entretenimiento constante, abunda en calidad ofreciendo todo lo que promete.

Teatro: Broadway – Av. Corrientes 1155.

Funciones: Jueves a domingo 21.30 hs.

Entradas: desde $300.-

calificacion_4

Alelí Jait | @alelijait

Dramaturgia y dirección: Flavio Mendoza. Elenco: Gisela Bernal, Nacha Guevara, Felipe Colombo, Eleonora Cassano, Sebastián Acosta, Leonardo Luizaga, Mariela Anchipi, Román Rodríguez. Vestuario: Manuel González. Escenografía: Lili Diez. Iluminación: Ariel Del Mastro, Ariel Ponce. Coreografía: Gabriel Ortega, Sandra Bootz. Dirección Musical: Federico Vilas. Idea: Flavio Mendoza. Prensa : Constanza Mavroyani.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.