14.07.15
Críticas _ Teatro

Vivan las feas

 

Dirección: Mariela Asensio. Asistencia de dirección: Paola Luttini. Producción Ejecutiva: Bárbara Majnemer. Actúan: Ana María Castel, Melina Milone, Josefina Pittelli, Paola Luttini y Mariela Asensio. Prensa: Carolina Alfonso.

Aguante todo

La rebeldía posmoderna y con ribetes de adolescente tardío que tenemos algunos y algunas en nuestros 30 nos lleva a “bancar” aquello que está fuera de lo común solamente por hallarse en el límite de lo indeseado, de lo indecoroso, de lo políticamente incorrecto. Pero, si nos restringimos estrictamente al universo de lo femenino, encontraríamos muy pocas mujeres que realmente asuman su fealdad como una situación de placer, como un discurrir de la vida que las ubica en un estado distinto al resto, fuera del standard y dentro del incómodo espacio de lo no deseable. Rossy de Palma -todo un símbolo y una de las preferidas de Almodóvar- haya sido tal vez una de las precursoras a fuerza de talento pero ¿qué pasa con todas las que no estamos en ninguno de los extremos y aún así no cumplimos con el parámetro establecido? ¿Con nosotras, que vamos a trabajar todos los días a nuestros empleos comunes y nos frustramos cuando no nos entra el jean o cuando nos dejan de decir piropos en la calle?

Vivan las feas plantea alguno de estos interrogantes a través de una pieza de corte performático. A la manera de Mariela Asensio, las cuatro actrices que pululan en escena dialogan entre ellas o realizan encendidos soliloquios, mientras que la autora somete a su cuerpo a una dura sesión de bicicleta fija que se extiende por casi una hora. Si sos gorda, vieja, poco exitosa o más que tu marido; si no tuviste hijos o si los tenés y no los soportás, si no estudiaste y te quedaste con las ganas, si no tenés un culo que raja la tierra… Casi todo es motivo para estar fuera del ideal de la mujer actual. O al menos así nos lo hacen creer. Con Arjona de fondo, esa es la consigna que se desarrolla durante el transcurso de la obra.

Una militante Melina Milone es quien refleja la problemática que encontramos en muchas mujeres a nuestro alrededor y que –puesta en un escenario y llevado al ridículo- no puede menos que redundar en comicididad. “Haceme un daiquiri sin alcohol y sin azúcar, bajo en calorías”, le pide la actriz a quien oficia de barwoman. “Eso es un jugo de frutas”, le responde con sorna una contraparte joven y bonita. La valoración extrema del cuerpo es uno de los pilares con los que Asensio empieza a construir este andamiaje feminista que –aunque apto para todo público- pone de relieve que para que no haya ni una menos la educación y un cambio en la mirada se hacen estrictamente necesarios.

Vivan las feas es un pequeño manifiesto que clama salir desde el sótano del Teatro La Comedia. Es un texto escrito en una noche de calor, pasada de alcohol y agobio. Son cuatro miradas complementarias de una misma situación, en donde mujeres que podrían ser todas la misma reclaman ser mucho más de lo que la sociedad tiene reservado para ellas por la forma en la que se visten y lucen. Es –ni más ni menos- un llamado a construir la propia verdad de lo femenino sin las ataduras del mercado machista actual.

Teatro: Teatro La Comedia

Funciones: Lunes 21.15 hs

Entrada: $120

calificacion_4

 

Por Pilar González

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.