29.10.20
Cine _ Eventos _ Festivales

#20DOCBUENOSAIRES: Queen of Lapa (Reinha de Lapa), por Carla Leonardi

Un legado que sigue fulgurando:

El agitado movimiento nocturno y el famoso acueducto nos sitúan a en el bohemio barrio de Lapa, en Rio de Janeiro. La cámara particulariza una construcción antigua reciclada con pintadas murales en su fachada. Se trata del hostel donde Luana Muniz, (trabajadora sexual desde los 11 años de edad y reconocida militante por los derechos de las travestis y transexuales) brinda albergue y trabajo seguro a jovencitas travestis y transexuales que  comienzan su camino de identidad y que llegan a Lapa, provenientes de otros estados de Brasil.

Subiendo por la escalera en el pasillo, los directores de Queen of Lapa (2019) nos presentan a su protagonista estelar. Una mujer ya entrada en años, admiradora de Barbra Streisand, que posa ante un fotógrafo mientras fuma un cigarrillo y luce un vestido negro con transparencias y brillos, típico de las performances de la escena under. Se trata de un brillo que dista de sus años de esplendor en la escena artística, pero no en cuanto a la destacada labor social que realiza desde hace más de dos décadas.

La película recuerda el episodio mediático que dio trascendencia pública a Luana. Mira junto a sus inquilinas y pupilas un video en DVD. Se trata de un fragmento de un  documental del año 2010 filmado para la televisión donde, realizando su trabajo como prostituta en las calles de Lapa, se la ve golpear a un hombre al grito de: Travesti nao é bagunza! (Travesti no es lío). La escena es brutal, y Luana se sabe filmada, de manera que la frase se convirtió en un lema de militancia que tomó la comunidad trans y que apunta instalar el trato respetuoso hacia las travestis y transexuales.

Conforme nos adentramos en el hostel, Luana se construye para el espectador como La reina, como refiere el titulo, en torno a la cual orbitan las jóvenes como  astros que conforman una constelación fraternal. La matriarca pone reglas de convivencia que ordenan a la comunidad pero no lo hace con un estilo autoritario, y a la vez les transmite a las jóvenes hábitos de trabajo seguro con los clientes, así como hábitos de cuidado en la salud (ya sea por consumo de drogas o enfermedades de transmisión sexual), animándolas a recurrir a los servicios de asistencia. Se trata de un estilo de mando fuerte pero amoroso, más propio de una madre que de un jefe que explota a sus empleadas.

En lo que hace a las habitantes del hostel, el documental nos provee distintos testimonios con la virtud de no recurrir al artificio de la cámara fija descontextualizada, sino que toma a las mujeres del colectivo trans en su cotidianeidad: en la esquina donde paran, preparándose en sus cuartos para adoptar la mascarada femenina, filmando videos para las redes sociales o conversando en el living.

De estas historias, decanta la realidad de quedar relegadas a la prostitución ante la falta de oportunidades, la violencia que sufren de parte de algunos clientes (pero también el cuidado proveedor), las dificultades para encontrar el amor, las largas jornadas laborales y el arduo camino de construcción de la identidad que implica años de terapias hormonales y cirugías y que conlleva en ocasiones el rechazo de la propia familia. También dan cuenta de la hipocresía social, producto del mandato de masculinidad patriarcal que las rechaza pero a la vez avala la doble vida y la violencia transfóbica del macho.

El documental de Theodore Collatos y Carolina Monnerat logra visibilizar la realidad cotidiana de las travestis y transexuales y la segregación social que las relega muchas veces al lugar de desecho, pero encuentra su mayor fortaleza al proponer una mirada humana que las desmitifica como barderas, amorales, trastornadas o temibles. Para todo ser hablante, la sexuación es asunto de invención y ellas sólo anhelan poder vivirla en libertad.

Al mismo tiempo,  La reina de Lapa es un logrado y sentido homenaje a la tarea militante que Luana llevó con coraje y tesón a lo largo de los años, para que su legado siga fulgurando con la dignidad del orgullo.

 

 

© Carla Leonardi, 2020

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(Brasil, 2019)

Dirección: Theodore Collatos, Carolina Monnerat. Con Luana Muniz. Duración: 73 minutos.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.