17.04.20
Cine _ Dossier _ Películas

#ASLVIRALIZADO | La cosa / El enigma de otro mundo (The Thing) | Por Carlos Federico Rey

Tres apuntes sobre The Thing en el contexto de la Pandemia.

1-     Encierro

Un perro llega como paciente cero en un contexto de confinamiento que mantienen científicos y trabajadores en una base estadounidense en La Antártida. El encierro obligatorio, potenciado en este caso por las temperaturas extremas, es engorroso, y Carpenter desde el vamos construye personajes más parecidos a presos forajidos que a tipos que fueron a desarrollar actividades científicas; ahí tenemos el primer puente hacia la actualidad, donde el director nos sugiere que los encierros prolongados no son para personas dóciles y de temperamentos gráciles, y que se requiere para esto cualidades intrínsecas que siempre nos regalan los Kurt Russell de la vida, curtidos y con vaso de whisky en mano. La llegada de la amenaza externa que supone el perro/virus/invasor desata en esta situación de reclusión la alteración de todos, exteriorizando los peores miedos en los seres humanos.

2-     Paranoia, delación & test.

A medida que la amenaza prolifera en la base se comienza a desatar la paranoia, la desconfianza y las acusaciones cruzadas. En ese contexto el liderazgo natural del MacReady construido por Russell funciona como ordenador de la situación, como si MacReady cumpliera el rol del Estado en la situación actual y fuera el que dicta las normas de supervivencia a la fuerza. En este contexto de delación – similar al que vivimos en nuestra sociedad por eventuales rupturas de la cuarentena impuesta o el señalamiento de personas que estuvieron en zonas de riesgo – la secuencia ejecutada por Carpenter sobre el test de la enfermedad ocupa el centro del relato: como sucede acá con el Covid-19, se trata a todos como potenciales enfermos hasta que se demuestre lo contrario. La escena tiene un suspense manejado con precisión y ante el relevamiento de cada resultado MacReady ejerce su poder que exonera o condena dependiendo de las circunstancias. La ansiedad y el temor de los hipotéticos infectados es una fotografía de la realidad actual: otra vez el cine se revela como hecho anacrónico que reflexiona sobre el tiempo presente.

3-     Hacer bien el trabajo.

Por supuesto que en The Thing están presentes las ideas carpentereanas/hawksianas repetidas decenas de veces como lugar común en la crítica: el grupo de gente que resiste ante la amenaza externa y desconocida, la necesidad de cumplir la tarea, de hacer bien el trabajo. En esa línea juega el MacReady de Kurt Russell: aunque no queden esperanzas hay que finalizar el trabajo para que la amenaza no avance. Esa idea de profesionales eficientes es fundamental en el cine de Howard Hawks, y Carpenter lo replicó múltiples veces en su filmografía, desde Asalto al precinto 13 hasta Vampiros. Hoy esas líneas se juegan en la realidad de los servicios médicos que enfrentan la pandemia, donde la idea de trabajar eficazmente y resolver la enfermedad está por encima del bienestar individual.

© Carlos Federico Rey, 2020 | @CarlosFedeRey

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

Visualizar el índice completo del dossier en el siguiente LINK.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.