28.02.21
Cine _ Estrenos

Crítica: El día del fin del mundo (Greenland) (Prime Video), por José Tripodero

La resistencia

Hay una necesidad de cubrir ciertos espacios en blanco dejados por las figuras de acción de otro tiempo; una explicación posible podría ser que el cine de acción ya no precisa de los hombres rudos de unas décadas atrás. Gerard Butler es un actor que se presentó para el puesto hace ya muchos años, quizá justo cuando la fábrica de esos tipos de intérpretes ya estaba por bajar la palanca de sus maquinarias. El escocés, advertido del panorama, decidió que debía interpretar el rol de productor además de ser una figura de acción. Una de las razones de que existan películas de acción pertenecientes a la vieja escuela es que Butler motoriza tales proyectos, los que se mantienen vivos gracias al VOD y al streaming. Así nos llega El día del fin del mundo (Greenland) película distribuida por Amazon, que si bien no es una película de acción sí es una que pertenece a esa pequeña fiebre que renació entre fines de los 90 y principios de la primera década del siglo XXI.

La mayor virtud de El día del fin del mundo es que el cataclismo o el desastre inevitable a gran escala no suponen el foco absoluto de la historia. Aquí una familia es seleccionada por el gobierno para ser trasladada a un bunker en Groenlandia y sobrevivir a la caída de un cometa, el cual provocará la extinción de toda vida sobre la faz de la Tierra. Butler es un ingeniero cuya especialidad será de vital importancia en caso de una posible reconstrucción. El camino lineal y ordenado de ir a una base para volar hacia el refugio se desploma cuando un hecho fortuito separa a la familia. Así, el padre y la mujer junto a su hijo quedan en espacios distintos. Al componente de tiempo límite que tienen las películas de catástrofes espaciales se  suma la ansiedad de la separación involuntaria. Es en dicho drama que Ric Roman Waugh (director algunas películas anteriores con Butler) ofrece sus mejores cartas, pues agudiza en el maridaje de la angustia y el thriller sin temor al ridículo, el cual sortea hábilmente. Tampoco teme subirle el volumen hasta alcanzar destellos de melodrama, que fuera de contexto podrían ser de telenovela.

Más allá de la focalización narrativa no se descuida el entretenimiento de la acción ni de los efectos visuales, que funcionan de manera efectiva sin desnudar por completo el artificio al que ya nos acostumbramos con el cine mainstream; regalo que nos dejó el cine de superhéroes. Lejos de ofrecer un paradigma nuevo en el género, El día del fin del mundo es muy consciente de sus fortalezas pero no le huye a sus debilidades, ni tampoco las disfraza con discursos urgentes solo para complacer exigencias actuales como lo hacen películas que aprovechan la coyuntura política y social para mostrarse más importantes y necesarias. En Gerard Butler vive la resistencia de un cine noble, con limitaciones pero políticamente incorrecto para las pretensiones de una industria embelesada por los muñecos, los universos y los “cuts” de películas ya vistas.

 

 

© José Tripodero, 2021 | @jtripodero

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(Estados Unidos, Reino Unido, 2020)

Dirección: Ric Roman Waugh. Guion: Chris Spalding. Elenco: Gerard Butler, Morena Baccarin, David Denman, Hope Davis, Holt McCallany, Scott Glenn. Producción: Gerard Butler, Basil Iwantyk. Duración: 119 minutos.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.