19.11.20
Cine _ Estrenos

Crítica: Fragmentos de una mujer (Pieces of a Woman) (Netflix), por Jose Luis De Lorenzo

Por Rodo

El nido vacío

Podría aseverarse que Pieces of a Woman está en vias de convertirse de manera instantánea (al menos por un lapso de tiempo) en la película referente al caso de muerte súbita de un recién nacido bajo un parto natural hogareño, desconozco al día de hoy la existencia de otros films que abarquen este mismo tema.

Los veinte minutos iniciales imponen una indiscutible marca sobre la despareja obra del húngaro Mundruczó; resulta imposible no movilizarse, ponerse tenso e inclusive incomodarse tras el impacto que generan esas primeras escenas tan bien montadas que abarcan mayoritariamente el momento de la concepción tras el objeto de querer mostrar la relación que Martha (Vanessa Kirby) mantiene con Sean (Shia LaBeaouf), su pareja, y con Elizabeth (Ellen Burstyn), su madre. En esos escasos minutos se capta de inmediato que Sean no está -por asi considerarlo- en el mismo estrato social al que pertenece Martha; él trabaja en una construcción porturaria mientras que ella es una ejecutiva, y su madre, una ricachona que deja entrever su poder (sobre Sean principalmente) con el regalo de un automóvil. Ese desequilibrio, sumado al conflicto que debe atravesar Martha principalmente, son las bases sobre las cuales irá desarrolándose el film, una especie de drama que se aventura en la deconstrucción de una pareja tras el traumático hecho de perder a su primer hijo y que culmina con un tedioso reclamo judicial por malapraxis contra la partera interpretada por Molly Parker. 

Pieces of a Woman es un film montado sobre Vanessa Kirby y la fortaleza de su personaje, su entereza y vulnerabilidad física, social y laboral. El hecho que dejó marcas en ella se evidencia con la presencia de fluido en sus pechos, inapetencia sexual, incomodidad y rechazo hacia su pareja. Cuestiones que llevarán a su personaje y al de Sean a distanciarse, a quebrar el lazo y tener aventuras despojadas de la chispa que entre ellos solía nacer, esa que les permitía reírse hasta de un juego de palabras sobre un vegetal.

Lo de Mundruczó en este film es en cierta manera decepcionante. Sus films están repletos de planos secuencia interminables, de esos que suelen cansarnos, que no tienen sentido alguno en relación al lenguaje cinematográfico y que pretenden tan solo estar presentes vaya uno a saber por qué. Como en Jupiter’s Moon, ese uso se suma al de la alegoría fácil (antes representada por un salvador, el elegido y todas las referencias religiosas imaginables) con el empleo del agua y sus connotaciones (por ejemplo, en relación al líquido contenedor de una criatura en el vientre materno). Hipérboles ridículas como esta abundan en la película.

Pieces of a Woman termina siendo uno de esos films que invierten en una valiosa premisa sobre un tema comprometido e inexplicablemente se autorestringen a la facilidad del alegato del personaje protagonista en un juicio como para dar cuenta inmediata de lo que sucede; grito panfletario (el mismo de Michael Apted en The Accused o el vergonzoso giro y final de enjuiciamiento que Martin Brest impone en su Scent of a Woman, por nombrar solo un par) que bien podría ser abarcado de maneras mucho más interesantes.

 

© Jose Luis De Lorenzo, 2020 | @josedelo

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(Canada, Hungría, Estados Unidos, 2020)

Dirección: Kornél Mundruczó. Guion: Kata Wéber. Elenco: Vanessa Kirby, Shia LaBeaouf, Molly Parker, Ellen Burstyn, Sarah Snook, Benny Safdie. Producción: Ashley Levinson, Aaron Ryder, Kevin Turen. Duración: 126 minutos.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.