14.02.21
Cine _ Estrenos

Crítica: Noticias del gran mundo (News of the World) (Netflix), por Leonardo D’Espósito

El espectáculo de la civilización

La matriz del gran cine americano es el western. El tema real, básico, del western es el gran tema americano (y aquí “americano” implica toda América): civilización contra barbarie. Es eso lo que, declinado en muchos subtemas, teje la trama de Noticias del gran mundo, una película que es tan de género que lo trasciende. A veces la saturación de elementos -prácticamente no falta ninguno de los tópicos mitológicos del western en Noticias…– logra algo nuevo, un descubrimiento a partir de lo ya conocido. La grandeza de esta película que exige la pantalla grande aunque nos tengamos que conformar con la que tengamos a mano en casa consiste en transformar lo repetido en novedad. Parece tal el método de Paul Greengrass, un realizador al que le debemos unas cuantas películas grandes e importantes, nunca una mala.

Greengrass es un caso extraño. Sus películas tienen mucho de político, de acusatorio incluso. Sin embargo, desde su opera prima para cine Resurrected (la historia de un soldado británico olvidado en Malvinas al que se lo acusa de desertor), pasando por Bloody Sunday (la dramatización hiperrealista de la masacre en Irlanda del Norte en 1972) o United 93 (la historia del vuelo que no llegó a estrellarse contra la Casa Blanca el 11/S) siempre hay una combinación de estilo realista con elementos del más puro cine de entretenimiento. Es notable en una gran película bélica como La ciudad de las tormentas, que es cine de guerras y la historia de la mentira sobre las armas de destrucción masiva en Irak narrado como un perfecto thriller. Cuando invierte el sistema y parte de la pura ficción (sus tres películas sobre Jason Bourne), acerca la pura fantasía al mundo en el que nos toca vivir. En Capitán Phillips, gracias al concurso de Tom Hanks, esa combinación entre lo ficticio y lo real, entre el Hollywood más codificado y temas y estilos más “periodísticos” (y esto no es un término utilizado al azar) quedó cristalizada. Noticias… permite ver el paso siguiente.

El protagonista es, de nuevo, Tom Hanks. Hanks es el rostro del optimismo americano en el cine, quizás el que mejor encarnó el prototipo en toda la historia de Hollywood, más incluso que los protagonistas de Frank Capra. Porque siempre un filme con Hanks implica la inclusión del optimismo que no evita pero sí supera la tragedia. No solo desde Forrest Gump, sino incluso en las películas de comedia que realizó antes. Hanks es el amigo confiable pero empático -el otro gran americano es Kevin Costner, que es el amigo confiable pero rudo-, ese actor del que siempre sabemos que no podemos esperar nada malo. Quizás quienes le tienen rechazo sienten que tal comportamiento resulta impostado, o descreen en la ficción de los finales felices o al menos cuasi optimistas (nadie puede decir que Rescatando al soldado Ryan tenga un “final feliz” para su personaje, aunque sí una esperanza humana). En Noticias… Hanks interpreta a un ex oficial del Sur vencido tras la Guerra de Secesión. El hombre sabe algo que muchos otros no: leer. Y tiene diarios de todas partes. Su trabajo es ir pueblito por pueblito y leer las noticias de esos diarios ante grupos de personas que pagan diez centavos por escucharlo. Es un periodista, a su modo, y un showman. Las historias que lee son también un espectáculo, algo que -lo dice literalmente- saca a las personas de sus miserias cotidianas por un rato. El capitán Kidd que interpreta es, ni más ni menos, un cine en una sola persona.

En uno de sus viajes -básicamente recorre el Sur de los EE.UU., la historia comienza en Texas y la misión lo lleva al Oeste- descubre algo en el camino: una carreta destrozada, un negro colgado con un cartel que expresa odio, y una niña rubia que no habla inglés y viste como india. Sabremos que esa niña ha sido secuestrada por los Kiowa muchos años antes, que ha perdido su alemán nativo, a su familia de origen y, también, a la familia indígena que la ha adoptado. Tras una serie de vicisitudes más bien burocráticas, Kidd asume el deber moral -y personal, algo que descubriremos poco a poco- de llevar a la niña donde sus únicos parientes, un par de tíos perdidos llegando a California. En el camino, aparece el mundo americano de 1870: herido por las diferencias aún no reconciliables entre el Norte y el Sur, empobrecido, hambriento, desesperado, agreste. La barbarie cuando la Civilización -esa que con sus diarios representa Kidd- parece tardar mucho en llegar. Es interesante esto, porque en un par de situaciones y diálogos Greengrass recupera el sentido de la existencia, por ejemplo, de forajidos (parias del Sur vencido con desesperación y hambre), que Hollywood, dedicado a la creación de mitos universales, volvió arquetipos morales disolviendo su motivo histórico. Aunque, claro, esto no es algo que hiciera John Ford, y Noticias… es una película fordiana en más de un sentido: no solo por el uso del paisaje o del hombre en él; no solo por la idea de la cautiva vuelta indígena que debe regresar a la civilización, sino porque sostiene la ambigüedad y la complejidad de ese mundo donde las cosas no cambian mágicamente con un par de tiroteos. Y donde la civilización, preferible a la barbarie, implica también abandonar cosas necesarias para lo humano como la pura aventura, la fantasía, el cuento encarnado en el territorio. Por eso el plano final no es solo un festejo optimista de las posibilidades de la cultura, sino una reivindicación del entretenimiento: en los cuentos todavía viven verdades a las que en otros tiempos (primitivos, bárbaros) se llegaba por vía de la experiencia directa.

De allí que esta película sea al mismo tiempo limpia y clara en su desarrollo y compleja en cuanto a temas y tejido. Greengrass utiliza todo el realismo posible (de paso: es de una precisión arrolladora al narrar secuencias de acción y suspenso como el asedio de los protagonistas en un risco por tres malvivientes) para decirnos que necesitamos de la fantasía, que la mejor manera de comprender a los otros (aquellos con los que no podemos hablar, porque no saben nuestra lengua o porque están lejos) es la fantasía compartida, la empatía que genera por ejemplo la universalidad del dolor o de la opresión (el episodio de la revuelta en Erath deja claro todo en ese sentido). Y también que el tiempo es irreversible (“No elegimos pelear, fuimos, ahora vivimos; ella se quedó y murió”, le dice un amigo querido, cerca del final, a Kidd tras saber este que su esposa ha muerto hace años del cólera) y que solo queda juntar las piezas y seguir adelante, crear otro relato. Los solitarios, perdidos y abandonados Kidd y Johanna constituyen ese tipo de célula civil, civilizatoria. El comienzo de algo que, no por nada, sucede ante los aplausos del público cautivado por el espectáculo. El show, como la vida, debe continuar.

 

 

© Leonardo D’Espósito, 2021 | @despoleo

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(Estados Unidos, China, 2020)

Dirección: Paul Greengrass. Guion: Paul Greengrass, Luke Davies. Elenco: Tom Hanks, Helena Zengel, Tom Astor, Mare Winningham. Producción: Gary Goetzman, Gregory Goodman, Gail Mutrux. Duración: 118 minutos.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una respuesta a “Crítica: Noticias del gran mundo (News of the World) (Netflix), por Leonardo D’Espósito”

  1. Gabriel dice:

    Excelente análisis. La aventura, aún la postulada por venir, es el mejor y quizás último lugar en que acontece el encuentro, hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.