16.05.21
Cine _ Estrenos

Crítica: Sin remordimientos (Without Remorse) (Prime Video), por Lucas Manuel Rodríguez

EL CUARTO HOMBRE

Si hay películas que tienen divididos a los públicos de Taylor Sheridan, esas son las dos entregas de Sicario. Siempre estará latente la inicial dicotomía de si son una emblemática representación del mundo del narcotráfico o, por el contrario, relatos cargados de pesimismo, derrotismo y estigmatización hacia todos los países ubicados del otro lado de la frontera sur de los Estados Unidos.

Para esta adaptación de la novela homónima de Tom Clancy, Sin remordimientos, se repite la dupla de Sheridan (en el guion) y Stefano Sollima (el hijo de Sergio, en la dirección). Le pese a quien le pese, en Sicario – Day of the Soldado, estos dos juntos incorporaron un estilo narrativo muy propio del cine de espías de la década de 1970, que fue el de demorar la presentación del protagonista (encarnado por Benicio del Toro) y someterlo a situaciones con resoluciones insólitas. Un procedimiento que también se remonta al aplicado en De Rusia con amor (tanto la novela de Ian Fleming, como la película de Terence Young), donde James Bond se toma un tiempo prolongado hasta aparecer en escena.

Este equipo, encabezado por director y guionista, no reitera el mismo método con el SEAL de la Marina John Kelly (Michael B. Jordan). O al menos no lo hace con su introducción, porque es casi el protagonista absoluto del relato, pero sí con las circunstancias físicas a las que es expuesto.

Y ahí está la gran gema de Sin remordimientos. Lo vemos a Kelly en escenarios imposibles tratados con niveles de credibilidad envidiables: sobreviviendo a un tiroteo en su casa, entrando y saliendo de un auto en llamas, buceando casi sin detenerse entre los escombros de un avión derribado. Esto siempre con los trazos inconfundibles de la pluma de Sheridan y la puesta geográficamente impecable de Sollima.

Como es común en el autor detrás de Yellowstone, no hablaremos de otro actor que no sea la estrella central de turno. Cada miembro del elenco está en un rol esperable por sus trabajos previos, pero siempre con añadidos por poco imperceptibles que no deberían comentarse, en caso de que esto sea leído por alguien que no vio la película.

No obstante, es una obra inferior a la hora de ejecutar sus claves de misterio. Si se debe esencialmente a los giros de la novela adaptada o las páginas del guion escritas por Will Staples, es algo que no nos interesa para nada. El caso es que el film se enreda con las implicancias del cuarto invasor que sobrevive al ataque en el hogar de Kelly, los cómplices secretos de ese operativo y la desconfianza e inseguridad de Kelly hacia sus compatriotas. La fortaleza de Sheridan no está en las sorpresas de giros argumentales y ese es un factor fundamental para esta película. No es tanto que él y Sollima no estuvieran a la altura de las circunstancias, sino que la propia trama del relato hace una movida de más y no sabe bien qué hacer con ella. En El tercer hombre (el texto de Graham Greene y la película de Carol Reed) nunca se indica unidireccionalmente quién es ese tercer hombre al que alude el título porque su utilización es polisémica. Acá, en cambio, hay una sobreabundancia de cuartos hombres, con algún grado de dualidades, pero que mayormente pierden su gracia.

Tan desesperados son los desplazamientos argumentales de Sin remordimiento, que hasta viene con su escena post-créditos de yapa para setear la adaptación de la secuela de Tom Clancy. Paradójicamente, aporta secuencias lo suficientemente asfixiantes como para salvarla del olvido definitivo, aunque no con una trama lo necesariamente representativa para formar parte del cine de Taylor Sheridan.

 

 

© Lucas Manuel Rodriguez, 2020 | @LucasManuel94

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(Estados Unidos, 2021)

Dirección: Stefano Sollima. Guion: Taylor Sheridan, Will Staples. Elenco: Michael B. Jordan, Jamie Bell, Jodie Turner-Smith, Luke Mitchell, Jack Kesy, Brett Gelman, Lauren London, Colman Domingo, Guy Pearce. Producción: Akiva Goldsman, Michael B. Jordan, Josh Appelbaum, André Nemec. Duración: 109 minutos.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.