08.07.14
Blu Ray - DVD _ Cine

Hasta el Final (All is Lost)

(Estados Unidos, 2013)

Dirección y Guión: J.C.Chandor. Elenco: Robert Redford. Producción: Neal Dodson, Anna Gerb, Justin Nappi, Teddy Schwarzman. Distribuidora: Diamond Films. Duración: 106 minutos.

Podríamos valernos de decenas de oraciones para comenzar una crítica de Hasta el Final: “el viejo y el mar”, “no todo está perdido”, “sin un tigre de bengala a bordo estamos mejor”. Lo cierto es que el film de J.C. Chandor (El Precio de la Codicia) demuestra que no todo está perdido en materia cinematográfica, ya que no especula con brindarnos una lección de vida como Life of Pi o resulta ser superfluo como Náufrago hasta el punto de dejar en la memoria colectiva sólo al amigo Wilson o la transformación física de Hanks. Como el término que podría expresar nuestro colega redactor David Garrido Bazán: ¡joder! Este film sólo se vale de un actor y un director, y ni siquiera diálogos.

La labor de Robert Redford -de quien no conoceremos el nombre en todo el film- comienza con su voz en off pesimista diciendo que “todo lo ha intentado”: el tipo está dejándose morir en un naufragio a muchas millas náuticas de Sumatra, tras haberlo intentado todo. Está él, su yate y las condiciones climáticas, que entorpecen la supervivencia tras el impacto de un container de Maersk, que quedó a la deriva con su yate. Queda en evidencia que existen ciertos hábitats para los que los humanos no estamos preparados: los instructivos llevan horas en leerse, son inentendibles, no hay agua potable, queremos encender una bengala como si fuese una cerilla y lo más factible es que nos quememos.

Los requerimientos físicos y actorales de los que se valió Redford para componer este personaje son comprometedores. Lejos se encuentra de querer simular ser un galán en el mismo año que DiCaprio tomara su consagrado rol de Gatsby. El viejo Redford está muy bien, sobrevivió al paso de los años, no especula con mostrar chapa de su filmografía y el simple hecho de tomar la decisión de aceptar este desafío -es el único protagónico de Hasta el Final– resulta admirable. Pasa calor, frío, grita, golpea y por momentos nos reconocemos en su “¿qué más puedo hacer para mantenerme a flote?”.

Si hay algo que Chandor demostró con esta pequeña gran obra es que se puede contar con escasos recursos, un solo actor y filmar en ese escenario tan temido por muchos directores, el mar (recordemos el aborrecimiento de Spielberg luego de Tiburón). Tanto Redford como Chandor podrían contar con innumerables recursos en tierra firme pero el esfuerzo implícito sería otro, mucho menor.

Hasta el Final es un gran ejemplo de luchar hasta el punto de hacer un esfuerzo extra en la condición humana para sobrevivir. Como el tema musical “Amén” de los créditos finales destaca, a veces hay que recurrir a la implicancia de la fe. Sí, el viejo está en el mar, perdido y sin un tigre a bordo… creo que ese bien podría ser el comienzo de esta crítica.

calificacion_4

delorenzo@asalallenaonline.com.ar

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.