23.09.21
Cine _ Entrevistas

Entrevista a César y Sergio Zelada, productores de Ainbo: la guerrera del Amazonas

La coproducción peruana-holandesa Ainbo: la guerrera del Amazonas sorprende por su potencia visual y su historia de impronta sudamericana, con personajes que se hacen querer. Tuvimos el honor de entrevistar a César y Sergio Zelada, productores y hermanos del director, José Zelada.

El proyecto data de hace años, y se trata de un proyecto personal, ya que tiene que ver con la madre de ustedes.

Sergio: En realidad, nosotros vivíamos de niños en la selva. Mi mamá es de la selva. Ella tiene un nacimiento accidentado. A mi abuelo le gustaba salir a cazar, y llevaba a mi abuela y a mi mamá con ellos. Mi mamá tuvo la dicha de nacer en la selva. La historia del nacimiento de mi mamá y la forma en cómo nos la contaba de niños nos caló mucho. Nos hizo imaginar una leyenda alrededor de eso. Probablemente era más nuestra imaginación que lo que ella nos quería contar, pero ese cuento nació cuando éramos niños. Pasados los años, comenzamos a pensar en eso como un posible guión interesante, para el inicio de una historia. Eso, matizado con algunas de las leyendas de la selva, terminó de cerrarnos la historia. Ya cuando fundamos Tunche Films como hermanos y vimos la posibilidad de hacer películas, esta historia salió a relucir naturalmente. Fue lo primero que optamos para hacer. Empezamos con teasers, empezamos a explorar un poco el personaje. César hizo un viaje de exploración con el equipo de producción, con los productores externos y con el equipo de diseño, para rescatar un poco lo que nosotros habíamos vivido allá. Se trató de plasmar lo que habíamos visto. Así que la historia fermentó desde que éramos niños, igual que otras historias que vendrán más adelante.

La película es una coproducción con Holanda. ¿Cómo se dio está modalidad?

César: Hacer este tipo de películas es costoso. En una búsqueda de financiamiento, es muy común en la industria del cine (cine latinoamericano, sobre todo) la búsqueda de coproducciones. Vimos primero una posibilidad con España, que era ideal por el idioma, y luego dimos con Holanda. Allí había un fondo como de un millón de euros. Para tratar de agarrarlo fue que se dio esa coproducción. Fue difícil en el aspecto del horario, más que nada. Después, todo fluyó. Es una película hecha por computadora, así que todas las computadoras de allá y las de Lima estaban interconectadas. En cuanto al idioma, nos comunicamos en inglés. 

La película tiene una auténtica identidad sudamericana, y al mismo tiempo cuenta con un dinamismo propio de las producciones de Disney. ¿Cómo se logró esa amalgama?

César: Todo parte desde el diseño. Nosotros hemos crecido amando Disney. Nos gusta hasta ahora ver esas producciones y definitivamente sí hay una inspiración ahí. Y más allá de la inspiración, es una fórmula que funciona, así que quisimos darle desde el diseño un sabor a ese tipo de películas que nos venía inspirando hace tiempo. 

Ainbo está dirigida por José Zelada y Richard Claus. ¿Cómo se organizaron para dirigir?

César: El director es José Zelada. Richard Claus era más el productor de la parte de Holanda. La codirección se dio más por las exigencias del fondo holandés. Fue más un tema nominal que otra cosa.

¿Cómo fue el doblaje? Sé que fue un detalle pensado.

César: La película se hizo en inglés por un tema que se tiene que doblar a muchos países. El idioma en el que todos los países están más acostumbrados a hablar es el inglés. El español ha sido uno más de los doblajes.

Sergio: El personaje habla en inglés, en realidad. Fue el idioma principal. 

Siguiendo con el doblaje, ¿cómo trabajaron con el elenco para grabar las voces?

César: En un inicio fuimos a Nueva York, y ahí se grabaron las voces de los personajes principales. Tuvimos una semana de sesiones grabando las voces, y otras más se hicieron en Los Angeles.

Sergio: Con esas voces iniciales haces la pre-animación. Animas la boca con ese pre-audio grabado. 

Ya están trabajando en próximos proyectos, como Kayara. ¿Qué se puede contar al respecto?

César: Kayara es una película ambientada en el imperio incaico. El emperador tenía unos mensajeros, llamados chasquis, que era un grupo de élite que recorría todo el imperio en cuatro días. Eran hombres fuertes, y no cualquiera podía ser chasqui. En este contexto, Kayara es una chica de 16 años que sueña con ser chasqui y es hija de un chasqui. El gran impedimento es que es mujer. Los chasquis sólo podían ser hombres. La película va por ahí. Kayara quiere ser chasqui y logra serlo, y pasan más cosas. No quiero spoilear, pero es acerca de este personaje femenino que trasciende en un mundo de hombres.

Sergio: Esta red de caminos se extendía a Argentina. Ustedes tienen en Mendoza y por toda esa zona.

El cine de animación latinoamericano está en constante crecimiento, y Perú no es la excepción. ¿Qué evaluación pueden hacer de las producciones animadas de Perú?

Sergio: Perú tiene cine animado desde hace años. No de la calidad que quisiéramos, pero por un tema de preparación. No teníamos artistas en cantidad como para hacer una película. Inclusive ahora nos faltan artistas. Hace seis años fundamos una escuela de cine de animación que promueve artistas capaces de participar en películas. Nosotros con Tunche veníamos haciendo comerciales y teníamos un área muy grande de postproducción y animación, y terminamos quitando el mito de que no se podía hacer posproducción de buen nivel en Perú, pero éramos un equipo pequeño. Finalmente el equipo se involucró en la enseñanza y logramos sacar muchas camadas de artistas de animación. Ahora están casi todos copados con trabajo. Eso posibilitó que nos tomáramos con seriedad la posibilidad de hacer una película de este nivel, porque ya teníamos equipo preparado. La idea es seguir preparando artistas. Argentina nos lleva décadas en artistas de animación digital y marcaron el derrotero a seguir para toda la industria en Sudamérica. Argentina y Brasil, básicamente. Nosotros tuvimos que formar artistas para mejorar la animación, y está dando muchos resultados. Hay muchos proyectos de animación en Perú, no solamente en 3D sino en 2D.

¿Y cómo ven la industria de cine de Perú en general?

César: Ha crecido muchísimo. Falta, pero creció mucho. A nivel de festivales, ha tenido muchos premios. En cortometrajes de animación se lograron muchos premios. En los últimos siete años hubo un crecimiento exponencial. Pero falta mucho más. 

© Matías Orta, 2021 | @matiasorta

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.