Festivales

28.09.20
58th New York Film Festival _ Eventos _ Festivales

#NYFF58 | My Mexican Bretzel, por Fredy Friedlander

La galleta o rosquilla conocida como bretzel es de origen alemán, y su nombre varía ligeramente según cual sea el país en que se vende. En los Estados Unidos es muy popular y se la llama pretzel, pero se desconoce si el término que da título a la película es el usualmente utilizado en México. En realidad, da lo mismo ya que el nombre My Mexican Bretzel no arroja mucha luz sobre el contenido del film que nos ocupa.

Nuria Giménez, su realizadora, es de origen español, y la obra que nos presenta está armada a partir de unos cincuenta rollos en 16 milímetros y súper 8 que fueron filmados por sus abuelos hace algo más de medio siglo y a lo largo de veinte años. 

Al inicio se señala que los textos que se nos ofrecen están basados en el diario de una tal Vivian Barret y se muestran imágenes de su marido León, piloto de aviación, quien salvó milagrosamente  la vida luego de un accidente en que la nave cayó.

Los Barret llevaban una vida muy acomodada como muestran las imágenes de ciudades europeas como Paris, Colonia, Venecia o Zurich, en donde se hospedaban en lujosos hoteles. También se los ve en la isla de Mallorca, donde se nos informa que allí Vivian conoció a un mexicano de nombre Leo (nunca se lo ve) y se enamoró de él. Por suerte, León y Leo suenan lo suficientemente parecido como para que si se le escapaba el nombre del amante, el marido no se diera cuenta.

La película es básicamente muda pero los títulos nos presentan aún a otro personaje singular. Se nos indica que es el gurú de apellido (impronunciable) Kharjappali, una de cuyas frases famosas es la que reza: “la mentira es otra forma de contar la verdad”. Sólo al final de los poco más de 70 minutos que dura el film esta última afirmación adquirirá significado.

Es impecable el trabajo de montaje, que ha permitido darle gran coherencia a la trama argumental.  Los ruidos que se escuchan obviamente no son originales, ya que todos los rollos encontrados fueron filmados sin sonido. Hay un único momento, a mediados de la década del 50, en que se escucha una grabación que es de la época (se lo dejamos al espectador para que la descubra).

En apenas dos minutos finales, Nuria Giménez  revelará una serie de datos que nos animan  a afirmar que estamos frente a una “fake movie”, parafraseando un término muy a la moda. Esto nos llevará a dudar sobre si lo que acabamos de ver es un documental, una ficción o acaso un film de género indefinible.

My Mexican Bretzel ya pasó por varios Festivales en Gijón, Barcelona y Rotterdam. Su originalidad le da una oportunidad de ir a otros eventos como NYFF y el Festival de San Sebastián.

calificacion_4

 

 

© Fredy Friedlander, 2020 

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(España, 2019)

Guion, dirección: Nuria Giménez. Duración: 73 minutos.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.