Coberturas Anteriores

24.04.16
15º Festival de Cine de Tribeca _ Festivales

15º Festival de Cine de Tribeca: The Phenom

(Estados Unidos, 2016)

Guión y dirección: Noah Buschel. Elenco: Johnny Simmons, Ethan Hawke, Paul Giamatti, Alison Elliott, Yul Vazquez, Sophie Kennedy Clark, Marin Ireland, Elizabeth Marvel, Paul Adelstein, Louisa Krause, Frank Wood. Producción: Kim Jose, Antonia Bogdanovich. Duración: 88 minutos.

Las presiones para un joven deportista que comienza a competir en las grandes ligas son demasiadas. Y si al hacerlo comete un error en medio de un partido, además de ganarle las duras críticas de los fanáticos y periodistas puede llegar a tener un efecto psicológico terrible en su psiquis, tanto que tal vez su carrera termine antes de empezar. En The Phenom, el joven Hopper Gibson, interpretado por Johnny Simmons, se equivoca gravemente durante un partido e inmediatamente es derivado a un psicólogo especializado en deportistas, encarnado por Paul Giamatti.

La película de Buschel es atrapante. Por un lado tiene grandes actuaciones, especialmente la del joven Simmons, que le da una gran vulnerabilidad a su personaje que tan sólo por cómo está parado en una habitación se puede notar su baja autoestima y su constante miedo por el mundo que lo rodea. Es natural, es creíble, Simmons desaparece y allí queda Gibson con sus problemas y sus traumas.

Por el otro, la historia misma es sumamente interesante y es fácil generar paralelismos con otros jóvenes deportistas actuales. ¿Cómo será cometer un error en tu debut en la primera de Boca? ¿Qué pasa por tu cabeza después de equivocarte gravemente en tu primer partido en la NBA? ¿Cómo sobrevivir el repudio público por parte de los fanáticos y de los periodistas deportivos? Por todo eso pasa Gibson y como si fuera poco el mal timing para el regreso de su padre alcohólico y golpeador (Ethan Hawke) sólo echa leña al fuego y sigue elevando el nivel de estrés de Gibson.

Los pocos momentos en los partidos de béisbol, aún para aquellos que no les interesa el deporte, son emocionantes por la lucha interna del protagonista y la elección acertada del uso de colores y tomas para mostrar el foco de atención de Gibson. A pesar de ser un jugador de béisbol, los momentos de mayor tensión no son dentro del campo sino fuera. Principalmente en las escenas con su padre quien no deja de presionarlo, abusarlo psicológica y físicamente y de recordarle que su éxito es por él. Hawke está perfecto como el padre autoritario, arruinado y celoso del éxito de su hijo. El resultado es una presencia intensa, incómoda y odiosa.

The Phenom es una película que se centra en el estado psicológico de su protagonista, cada escena es una pieza más para agregar al puzzle que es Gibson. Las escenas con su psicólogo ayudan a dilucidar aún más los traumas y razonamientos detrás de sus acciones y cómo el estrés por no fallar puede asfixiar a una persona.

La inmersión en la psiquis de Gibson funciona a la perfección y le da un giro original a lo que podría llegar a ser otra típica película de deportes. Con su historia, Buschel muestra el otro lado del debut deportivo, no aquel que viene de la mano de la gloria inmediata sino el que comienza con errores. Y recuerda al público que detrás de esos jóvenes deportistas hay altísima presión, estrés y problemas personales. Tal vez no crucificarlos cuando se equivocan en sus deportes sea una bondad posible que se les pueda dar.

calificacion_4

 

 

Eliana Giménez

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.