13.11.19
34º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata _ Festivales

34º MDQ FILM FEST | Retrospectiva John M.Stahl – Parte 2, por Fredy Friedlander

 Que el cielo la juzgue y When Tomorrow Comes son dos obras imperdibles del director que ya se había destacado con Back Street e Imitación de la vida.Que el cielo la juzgue (Leave Her To Heaven) es quizás la más célebre obra del director norteamericano John M. Stahl, con algo más de 40 films en su haber. Una atmósfera de noir envuelve al trío central de personajes, del que destaca el encarnado por Gene Tierney (Ellen).

La trama se nutrirá de la relación enfermiza de Ellen con su afable marido y escritor (Cornel Wilde), con el hermano menor de este y con la también hermana de ella (Jeanne Crain). Un aún joven (y no tan convincente) Vincent Price, en un rol diferente del que luego le dieran sus personajes de terror en la década del 50, tendrá cierto protagonismo hacia el final del film.

El personaje que da origen al nombre tanto del título original como el local, acertadamente elegido y que no traiciona al de la novela de Ben Ames Williams, es un ser posesivo y cuyo amor sin límites lo impulsa a actos extremos. Gran parte de la trama transcurre en paisajes bucólicos como el sitio “Back to the Moon”, con un hermoso lago vecino a Hartland y Bar Harbor, ambos en el estado de Maine. La fotografía premiada con un Oscar de Leon Shamroy y su magnífico “Technicolor” saca máximo provecho de las locaciones elegidas.

Estrenada a principios de 1946, fue la película más taquillera de 20th Century Fox hasta entonces.

 

When Tomorrow Comes, aquí estrenada como Almas prisioneras, tuvo al menos dos remakes con idéntico título original (Interlude), una de ellas de Douglas Sirk. En la original de Stahl se destaca la pareja protagónica integrada por Charles Boyer e Irene Dunne, una  de las actrices preferidas del director.

Sorprende la frescura de un film que acaba de cumplir ochenta años y que plantea un tema que nunca pierde actualidad. Philip André Chagal (Boyer) es un pianista francés famoso y casado, que conoce en el transcurso de una gira norteamericana a Helen (Dunne), una atractiva moza y líder sindicalista. La invita a compartir un viaje a Long Island en un velero alquilado, pero su camino se desvía, por causa de una fuerte tormenta, hasta una iglesia anegada. Las imágenes (en ”glorioso” blanco y negro) son de gran belleza y lograda cinematografía. Pero será aún más dramática la parte final, con la confrontación de la joven con la esposa del músico. Por una vez, Stahl evitará caer en el melodrama, que si bien es su fuerte, aquí hubiese estado de más.

Our Wife, la única película producida por Columbia justamente en la transición de Universal a Fox, es una de las pocas comedias de Stahl, un género en el que no parece sentirse muy cómodo. “Nuestras esposa” (en Argentina) enfrentaba a Babe (Ellen Drew) con Susan (Ruth Hussey), ambas tras Jerry Marvin (bien Melvyn Douglas), marido de la primera.

Marvin, músico trompetista, conoce en un crucero a Susan, quien está acompañada de su padre (Charles Coburn). Pero cuando Babe sufre en la casa un accidente que la deja aparentemente paralítica, la intriga se establece pues parece tratarse de una artimaña para retener al marido. La mezcla de suspenso y comedia liviana no logra la empatía del espectador con ninguno de los personajes, quedando Our Wife como una obra menor y algo fallida de John Malcolm Stahl.

© Fredy Friedlander, 2019 

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.