Festivales

28.11.20
35º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata _ Festivales

35º MDQ FILM FEST | El tiempo perdido, por Matías Orta

Desde 1908 hasta 1922 (el año de su muerte), el escritor francés Marcel Proust se encerró a escribir su obra literaria más ambiciosa: En busca del tiempo perdido. Un texto con elementos autobiográficos, donde el narrador recuerda episodios de su vida. El resultado: siete libros publicados entre 1913 y 1927,  que componen una misma historia que hablan de amor, memoria, arte, filosofía, sexualidad, la decadencia de la aristocracia francesa del siglo XIX y los vaivenes de la condición humana.

En busca… hoy es considerada una pieza literaria de primer nivel y tuvo su influencia en la cultura popular. También conoció adaptaciones parciales al cine, incluyendo una por parte de Raoul Ruiz. Ahora la máxima creación de Proust forma parte de la temática del documental El tiempo perdido.  

Un grupo de hombres y mujeres mayores de edad se reúnen desde 2001 en un bar de Buenos Aires para leer en voz alta capítulos de los libros de En busca… Comentan algunos pasajes (“El tiempo construye y destruye”), cuestionan algunos aspectos, debaten (¿Cuánto de autobiográfico hay en esos párrafos? ¿Es un libro cómico?), y hasta trazan paralelismos con aspectos de sus propias vidas.

La directora María Álvarez venía de triunfar con el documental Las cinéphilas, acerca de señoras de Argentina, Uruguay y España que compartían la devoción por el cine, especialmente por los cineclubes y las funciones de festivales. Tanto la realización como el encanto genuino de las mujeres lo convertía en una película tierna y entrañable, que trasciende el ámbito cinematográfico. Álvarez emprende una búsqueda similar en su nuevo film. Su cámara permite descubrir cómo funciona esta comunidad de lectores y también muestra el ritual de las juntadas, que incluye los preparativos de mesas y sillas por parte de los mozos. Pero salvando algunas excepciones, como el caso de Roberto (uno de los responsables de la iniciativa) y de Norma (una de las cinéphilas del largometraje anterior), no sabemos demasiado del resto, por lo que nunca se consigue una empatía genuina con el grupo. Al mismo tiempo, las sesiones de lectura, generalmente sin demasiada separación, se hacen densas y repetitivas.

Sin llegar al nivel de Las cinéphilas, El tiempo perdido no le hace honor al título: tiene sus méritos y sigue presentando a un conjunto de ancianos que, pese a la modernidad y a los cambios de costumbres, continúa representando una subcultura que parece extinta. De hecho, Álvarez está preparando Las cercanas, que completará la trilogía. 

 

 

© Matías Orta, 2020 | @matiasorta

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(Argentina, 2020)

Guion y dirección: María Álvarez. Producción: Tirso Díaz Jares Rueda, María Álvarez. Duración: 102 minutos.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.