12.04.13
Criticas BAFICI 2013

Tráiganme la Cabeza de la Mujer Metralleta

Tráiganme la Cabeza de la Mujer Metralleta (2012), de Ernesto Diaz Espinoza.

Directamente desde el título, la referencia obvia a la intención de traer a Bring Me the Head of Alfredo Garcia gloriosa película de Sam Peckinpah del año 1974 (los 70´s quizás la última gran década que tuvo el cine americano) a las calles de Santiago de Chile por parte del director Ernesto Diaz Espinoza (Kiltro, Mirageman y Mandrill tres películas de este director que se pueden ver en esta edición del BAFICI) pero adaptada  a estos tiempos y mezclando el western urbano con el cine de video juegos al estilo Scott Pillgrim.

Un gánster argentino que administra una tangueria en Santiago de Chile envía a buscar a un adolecente DJ de su negocio a su ex pareja, La Mujer Metralleta, una sacaría con short y top de cuero con una ametralladora en la mano  y la lengua femenina más larga que el cine mostró en mucho tiempo, porque quiere matarla, incluso ofreciendo una jugosa recompensa para el que la traiga viva o muerta.  El DJ, un adolecente que vive con su madre y que  pasa todo el tiempo jugando a la playstation debe cumplir la misión encomendada por su jefe ante la amenaza que este acabe con su vida.

La película se convierte en un film de iniciación, DJ debe tomar decisiones en un contexto adverso, con asesinos a sueldo que lo siguen y lo presionan para que encuentre a la mujer metralleta. Diaz Espinoza estructura la película como misiones que debe cumplir DJ, como en un videojuego, algo similar a lo que habíamos visto en la película Scott Pilgrim vs The World donde Michael Cera debía eliminar adversarios y pasar “stages”. La estética de videojuego está mezclada tipo mash up con los ralentis y la violencia explícita que Peckinpah nos mostraba en los 70´s. Acción dura y pura, divertimento acelerado, personajes que crecen, conocimiento cinematográfico (la chupada de Fernanda Urrejola al revolver es EL CINE) en una película imperdible, quizás el must obligatorio del festival.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.