Coberturas Anteriores

15.12.11
26º Fest. Internacional de Cine de Mar del Plata

26º Festival de Mar del Plata – Balance

alt

Pasó el 26º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Y pasó con gloria, por muchos aspectos.


Los films de las competencias oficiales fueron dignos de formar parte de esas secciones. Por el lado de la Internacional se destacó especialmente Tyrannosaur, durísima ópera prima del actor Paddy Considine, que ganó por Mejor Guión y el Premio Especial del Jurado, amén de otros premios no oficiales. En la Competencia Argentina, Diablo, de Nicanor Loreti, sorprendió a muchos con su energía y la soberbia actuación de Juan Palomino, y terminó ganando por Mejor Largometraje. Por su parte, Las Malas Intenciones, de Rosario García-Montero (co producción entre Perú, Argentina, Alemania y Francia), ganó como mejor Película Latinoamericana en su sección correspondiente.

Como en las ediciones anteriores, el nivel de las películas fue muy interesante y variado.


Los adeptos al cine europeo pudieron disfrutar de las más recientes obras de directores como Lars Von Trier (Melancholia) y Bruno Dumont (Hors Satan). Para las generaciones más cercanas a este tiempo, retrospectivas de Joe Dante y Alex Cox.


De hecho, Dante y Cox fueron las visitas más destacas y esperadas por los cinéfilos locales.


Para quienes hacemos A Sala Llena fue un honor estar cerca de ellos y poder entrevistarlos. Lo mismo con el realizador James Gunn, quien se desempeñó como jurado de la Competencia Internacional. Además de ser gente talentosa, demostraron tener la mejor predisposición para con los periodistas y el público en general.


Dante, particularmente, venía con fama de difícil, pero terminó portándose genialmente, al punto de firmar autógrafos, sacarse fotos y demases. Y el miércoles 9, cuando se proyectaron Gremlins y Gremlins 2 en el Auditórium y en continuado, y presentadas por el director, miles de fanáticos vivieron (vivimos) horas mágicas. Dato colorido: la encargada de traducir a Joe antes de Gremlins 2 fue nuestra Cecilia Martínez.


En cuanto a Cox, resultó un amigo entrañable, un genio que nunca fue egoísta a la hora de compartir sus conocimientos sobre cine y sobre la vida. Presentó sus trabajos cinematográficos, empezando por Repo Man y Sid y Nancy, y su libro 10.000 Formas de Morir, acerca de los spaguetti westerns. Se lo extraña a Mr. Cox.


Claro que la visita más rutilante fue la de Willem Dafoe. El astro de hits como Calles de Fuego, Pelotón y La Sombra del Vampiro llegó con su mujer, Giada Colagrande, y ambos presentaron el film que ella dirigió y él protagoniza: A Woman. Muy amable Willem, quien, pesar de dar una charla especial, quiso hablar más de su reciente película que sobre su impresionante carrera.


También fue la oportunidad de conocer nuevos cineastas que comienzan sus recorridos por festivales, como Sebastián Deus (TV Utopía) y Alejandro Brugués (Juan of the Dead). Ellos también tuvieron la mejor onda con todos.


También hubo tiempo para la solidaridad. En este caso, para con el iraní Jafar Panahi. El director de This is Not a Film —proyectada en el festival— se encuentra en prisión por cuestiones políticas y tiene prohibido volver a filmar durante vente años. El sábado 13, en la rambla de la Plazoleta Almirante Brown, responsables del evento, directores, actores y otras personalidades del mundo del cine se juntaron para pedir su liberación. “Libre Panahi, Free”, rezaba una bandera sostenida firmemente por José Martínez Suárez, Dante y Dafoe, entre muchos otros.


En definitiva, Mar del Plata sigue fiel a la esencia instaurada desde hace unos años. Un festival un carácter familiar, humano, de manera que uno se sienta entre gente amiga.


Calidez, apertura mental, cinefilia… Y, aunque faltan corregir algunas cuestiones, sigue siendo el mejor festival de cine de la Argentina.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.