Coberturas Anteriores

08.11.11
26º Fest. Internacional de Cine de Mar del Plata

26º Festival de Mar del Plata – Diario Nº 4

Martes 8. Está nublado y llueve. Perfecto para sacarle el máximo jugo posible al festival.

Siguen habiendo desprolijidades en la organización, pero de a poco se van ajustando las tuercas. Las películas no defraudan; los periodistas se muestran conformes con mucho de lo que ven. Incluso Melancholia, del siempre comentado Lars Von Trier, está fascinando a muchos. (Pueden leer nuestra crítica, hecha de cuando la estrenaron en Cannes, cliqueando aquí).

Por la mañana, TV Utopía. Finalizada la proyección, el director Sebastián Deus (foto) respondió preguntas del público. A las 16 hs. se llevó a cabo la presentación de 10.000 Formas de Morir, el libro de Alex Cox acerca de los spaghetti westers. Una vez más, el realizador hace gala de sus conocimientos y de su buena onda. Al finalizar la presentación, gran parte de los presentes compraron ejemplares y le pidieron al autor que estampara su firma.

Horas más tarde, en el hall del Hotel Provincial, entrevista con James Gunn. Este miembro del jurado de competencia Internacional supo escribir éxitos como Scooby Doo y El Amanecer de los Muertos, por lo que es un imáne inevitable para el público más friki. Al igual que Cox, Gunn tiene muy buena onda.

Se aproxima la mitad del festival, y todavía faltan los platos más fuertes.


TV Utopía (Sebastián Deus, Argentina, 2011)

En los ’90, canal Utopía surgió como una alternativa a la televisión de aire. Estaba hecha por -y para- vecinos del barrio de Caballito. Al no tener licencia como para uncionar, tuvo más de un problema, pero así y todo duró años y marcó a no pocos espectadores. Uno de ellos es Sebastián Deus, quien supo dar sus primeros pasos allí. Ahora vuelve a su primer amor, pero como director de un documental sobre la experiencia Utopía.

La película está protagonizada por el mismísimo Deus, en su búsqueda de material de archivo y gente que hubiera participado en el canal. También lo vemos hablando en debates sobre la Ley de Medios Audiovisuales. Si bien hay una visión a favor de dicha ley, no se trata de un documental militante ni con intenciones políticas de ninguna clase.

Entre los testimonios e imágenes hay situaciones desopilantes que ocurrían en algunas de las transmisiones del canal (teléfonos que suenan cuando no deben, niños jugando delante de cámara). Un ejemplo del carácter amateur de los programas, pero también del corazón y el alma que le ponían los responsables. De hecho, hay registros de marchas y manifestaciones, que no aparecían tan seguido en los medios de comunicación  hace dos décadas.

Una excelente oportunidad para conocer un canal pionero en el rubro de la televisión comunitaria.




COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.