Coberturas Anteriores

20.11.13
28° Festival Internacional de Cine de Mar del Plat

Charlas con Maestros – Pierre Étaix

Dibujante, pintor, actor, payaso, escritor, músico y genio de la comedia. Trabajó con Carriere, con  Jacques Tatí y Jerry Lewis, entre otros. Dueño de un rostro que no para de gesticular y de una sonrisa tan amable como particular, esas simpáticas y adorables paletas separadas, ojos que desbordan luz y una energía increíble para sus 85 años, que le permite subir y bajar las escaleras de las salas para presentar sus películas. El día Lunes 18, compartió su sabiduría con los afortunados que copamos el Salón Dauphin del NH Gran Hotel Provincial. Entre otras cosas, tuvimos el honor de escuchar sus hermosas palabras y hasta presenciar el gag del cigarrillo que realizó hace más de 40 años en El Suspirante.   Siempre lleno de ideas, compartió la que se le ocurrió como punto de partida cuando un amigo le contó que en el barrio en que vivía, había tanto tráfico que cuando se acostaba por la noche tenía la sensación de estar durmiendo dentro de un auto. Esto a él le hizo pensar en la idea de una cama que sale y se va por la carretera. Dijo que, para crear un gag, siempre hay que apoyarse en una realidad y no en una teoría. En cuanto a cómo se trabaja un gag, expresó: “El gag es como un pequeño guion en sí mismo. Hay una situación, un tiempo de exposición que todo el mundo puede reconocer, y en segundo lugar  hay un desarrollo. La tercera etapa es la sorpresa. En general es lo contrario de lo que el público imagina y eso es lo que hace reír. El gag está compuesto de tres etapas o tres tiempos. Para hacer un gag no se puede reflexionar y pensar en las etapas. Hay que buscar un punto de partida para generar una situación cómica”.

El moderador  y uno de los programadores del 28° Festival Internacional de Mar del Plata, Marcelo Alderete, le preguntó sobre la diferencia entre una película cómica y una película de intención cómica, a lo que Étaix respondió: “Las películas o son cómicas o no lo son, pero no tienen una intención cómica. Lo cómico surgió a principios del siglo XX con los maestros  Chaplin, Keaton, Lloyd. Todos estos grandes maestros no tenían una intención cómica, hacían reír a la gente porque esa era su verdadera vocación. Ellos eran seres incomparables. Es lamentable que sus películas hayan desaparecido hoy en día de circulación, es una verdadera lástima, porque son verdaderas obras de arte. “Cuando Aderete preguntó por sus actividades antes de incursionar en el cine, Étaix –rápido y siempre dispuesto para el gag- bromeó: “Por por una cuestión de edad avanzada no puede recordar qué era lo que hacía antes de hacer cine”. Y luego habló de sus comienzos: Tenía una idea que no podía ni llevar al teatro ni al circo, y así fue como hice mi primer cortometraje. Un dia escuché una entrevista de Tatí en la radio, después de haber visto Las vacaciones del señor Hulot, y escucho que Tatí animaba a los jóvenes a hacer cine cómico. Entonces le escribí y 3 meses después recibí una respuesta de su asistente en la que me autorizaba a visitarlo cuando él fuese a Paris. Entonces me encontré con él y le llevé como cien dibujos que yo hacía en ese entonces, y dos horas después me preguntó si quería participar en los gags de su película. Étaix y Tatí trabajaron juntos durante cuatro años y medio, en los cuales Étaix aprendió esta profesión Admitió estar totalmente de acuerdo con la siguiente frase de Chaplin “Mirada de cerca, lavida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia y agregó: “No existen situaciones cómicas per se, existen situaciones dramáticas. Lo que la transforma en algo cómico  es la distancia que uno toma para hacerlo. Además habló de Chaplin  como una persona que tenía mucha facilidad para emocionar y citó una frase de él que recordaba: “Pensar lo que le agrada al publico y hacer todo lo contrario me da un enorme placer”.  Luego, trató de poner en palabras su relación con Jean-Claude Carrière, a quien definió como “una persona muy culta,  que poseía un sentido de la observación muy agudo, y amaba a Keaton. Yo en aquel momento no  había visto sus películas, y le propuse participar en el rodaje de mi primer cortometraje.  Yo aprendí de Tatí y él aprendió de mií. Mi relación con él la describiría como un compañero de tenis. Él era capaz  de devolverme la pelota siempre y creábamos ideas que éramos solo nuestras. Lamentablemente él se ha ido retirando de la escena del cine. Este es un mundo diferente del cine que él ha conocido.”

Étaix,  que acompañó la restauración de sus películas para este Festival, se mostró feliz y sorprendido de que ahora fuesen un éxito, ya que en su momento habían tenido una acogida bastante tibia, y compartió con todos los que estábamos en un estado de trance, hipnotizados con su carisma, sus preferencias cinematográficas, explicando que no sigue una línea, sino que le gustan varias películas y autores diversos, como Luces de la Ciudad, de Chaplin, Hitchcock, Kubrick. En cuanto al cine italiano,  es admirador de toda la obra de Fellini, excepto la película Los Payasos“porque Fellini intentaba representar a actores haciendo de payasos, y para mí el payaso tiene una entidad propia. Fellini los representaba como locos, perversos o alcohólicos. Y no hay nada más lejos que eso. Los payasos son filósofos, personas que piensan mucho para hacer reír a la gente y así se lo dije durante el rodaje. “

Se refirió  al cine como un arte y no un producto. Y debido a esto, aconsejó a los futuros cineastas a ser intransigentes en cuanto al formato que se ha elegido, y bromeó: “Imagínate que vas a un museo a ver una obra de Velázquez, o de Cézanne y te encuentras que a la tela le han cortado un pedazo de arriba y de abajo para que entre en el marco. Para poder ser respetados por el público tenés que mostrar aquello que has concebido y ejecutado, de la manera en que lo has hecho. Toda obra de arte es un intercambio con un público.

Por último, habló de una idea  -entre tantas otras lúcidas que tiene en mente-, que se le ocurrió para una película: “Es sobre las cosas que la ciencia nos propone hoy en día. Esas cosas me inquietan, me perturban. Los robots o que te puedan diagnosticar tu estado de salud enchufándote a una pantalla. Entonces imagino un payaso que vuelve a su casa y encuentra un doble en el armario.  Imaginemos un hombre que le dice a su mujer: Estoy escuchando ruidos. Va rápidamente, abre el armario y se encuentra un doble de sí mismo y la mujer le contesta: ¿No ves que eres tú?.”  Y se despidió adelantando la idea de un cortometraje -de 10 o 12 minutos de duración- que pensó sobre un tipo que quiere hacerse un huevo al plato pero no sabe cómo. Esperamos tener la oportunidad de ver pronto alguna de esas ideas en una pantalla grande otra vez. Mientras tanto, podremos seguir disfrutando de la Retrospectiva de sus maravillosas, frescas y originales películas.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.