Coberturas Anteriores

09.10.11
49th New York Film Festival

49º New York Film Festival – Crónica Nº4

alt

El psicoanálisis hoy tuvo su día de festejo gracias a la nueva obra de David Cronenberg, A Dangerous Method, con la intención de develar un encuentro entre Sigmund Freud y Carl Yung, tutor y discípulo de la respectiva profesión. Tanto el director como el actor principal (Michael Fassbender) presentaron el film proporcionando una interesante conferencia de prensa de la que se pudieron plantear similitudes con otro film que tiene al mismo actor como principal protagonista, Shame de Steve McQueen, también presentado en la muestra oficial. Ambas de cierto modo comparten referencias temáticas como son las relaciones sexuales y las adicciones en sus protagonistas.

Argentina fue representada en la sección “Obras Maestras” con una nueva copia de Invasión (1969), considerada como un “clásico de latinoamerica”, del argentino Hugo Santiago, quien radicado en Francia, se destacó como asistente del director francés Robert Bresson, brindando este magnífico film sobre una colaboración de Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares. Adelanada a su época, subvalorada por la crítica y publico en su momento de estreno, el film se convirtió en uno de aquellos que se adelantan a su época, evocando sucesos relacionados a dictaduras militares en Latinoamérica.

alt

A Dangerous Method (David Cronenberg, Canada, Alemania, Reino Unido, Suiza, 2011)

Con el incentivo de recrear la imagen de Sigmund Freud (Vigo Mortensen), la historia se centra en la relación que éste desde un rol secundario brinda una tutoría sobre el psiquiatra suizo Carl Yung (Michael Fassbender) tras la publicación de su libro “Estudio sobre la asociación de palabras”, manuscrito sobre el cual hubo una vinculación directa entre ambos a modo de devolución. Se recrea la tan comentada coversación de trece horas ininterrumpidas que ambos tuvieron por las diferencias que ambos acarreaban. Yung, casado, con familia e hijos, conoce a la Sabina Spielrein (Keira Knightley), de origen ruso, considerada una de las primeras mujeres psicoanalistas, en un intento de relación como paciente tras los severos ataques que ésta padecía. Yung y Spielrein mantuvieron una importante relación que Cronenberg se esmera en demostrar plenamente sexual, con comportamientos sexuales de dominio y un despertar romántico que coloca a Yung en un lugar de enfrentamiento a los arquetipos limitados por la sociedad.

El film es cautivo de una esencia especial, evoca a una época bien detallada y reconstruida pero con una impronta falta de sensibilidad y estilo característico definido de otras obras del director. La falta de fluidez  en el relato es incesante. Mortensen es utilizado como un atractivo a la propuesta, de esos ejemplos que con una pequeña participación significativa y por la importancia del personaje que interpreta ha de acaparar la atención de crítica, público y seguramente premios. Dentro de los menos recomendables trabajos del director y una actuación de Keira, insoportable.

alt

Se ha anunciado que el día lunes 10 a las 19 horas se proyectará en calidad de “film sorpresa” el work in progress de un director ganador de un premio Oscar, film que será estrenado comercialmente este año en carteleras. Entre los títulos que se barajan podría ser J.Edgar de Clint Eastwood o Hugo (3D) de Martin Scorsese.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.