Coberturas Anteriores

12.10.11
49th New York Film Festival

49º New York Film Festival – Crónica Nº5

El último y nuevamente controversial film de Lars Von Trier llegó a NY, con la nueva declaración del director, argumentando que no brindará de ahora en más entrevistas a prensa ni asistirá a conferencia de prensa alguna.
En el siguiente link pueden apreciar la reseña del film Melancholia, exhibido en el 64º Festival de Cannes y ganador del premio a Mejor Actriz (Kirsten Dunst):
http://www.asalallenaonline.com.ar/festivales-cine/64o-festival-de-cannes/2383-diario-del-festival-dia-8.html

Tambien, The Kid with a Bike (Le Gamin au Veló), el ultimo trabajo de los Jean-Luc y Pierre Dardenne, ganadores del Gran Premio Ex-aquo junto a Once Upon a Time in Anatolia en el 64º Festival de Cannes, aquí la reseña ya previamente publicada:
http://www.asalallenaonline.com.ar/festivales-cine/64o-festival-de-cannes/2315-diario-del-festival-dia-4.html

El film de los hermanos franceses ha sido adquirido para su distribución en Argentina gracias a Distribution Company, por lo que esperamos se estrene antes de culminar el año.
Con la llegada del día viernes, se registra por las calles newyorkinas un acaudalado tránsito , al igual que las salas del festival, la concurrencia aumenta notoriamente, causa por la cual se guardan los títulos más atrayentes para el correr de la semana siguiente. Los eventos están cautelosamente programados, la tienda en el hall central del complejo Alice Tully comienzan a vender el merchandising del festival, consistente en remeras, posters, bolsos, gorras, junto a las mesas de acreditaciones e informaciones a la prensa, industria y realizadores.

No es inusual ver en éste hall a estrellas hollywoodenses, tomando un café en el descanso o saludándose con colegas. El NYFF, no sólo convoca a estudiantes, cinéfilos, periodistas y realizadores, sino a actores amigos o cercanos a ciertos proyectos, pocos quieren perderse aquellos films que han creado mucha expectativa o han sido dirigidos por personalidades muy relacionadas a la vida en NY o que retraten experiencias en la ciudad. Es así como un film intenso y cargado tanto de contenido como intensidad sexual, filmado íntegramente en Nueva York, se exhibe tras su paso por el Festival de Venecia:

Shame (Steve McQueen, Reino Unido, 2011)

Segundo largometraje del director Steve McQueen (Hunger), nuevamente colaborando con protagónico del creciente Michael Fassbender, quien tan sólo dos días atrás presentó y brindó conferencia por el film en el que interpreta a Carl Yung (A Dangerous Method de David Cronenberg). El film de producción inglesa, íntegramente filmado en Nueva York sirve como un retrato de la ciudad y el hombre solitario. Brandon (Fassbender) es un hombre galán, de porte, responsable y profesional, experto en la seducción y adicto al sexo. Su conexión entre el sexo y la mujer con quien lo practique, solo dura minutos, sin tomar parte en una relación o mayor conectividad, apenas intenta concretar una cita, para quizás emprender un mayor involucramiento. Su relación más prospera alcanzó los 3 meses de duración. Su vida doméstica y sexual se ven amenazadas tras el imprevisto de que su hermana menor (Carey Mulligan) acude a convivir con Brandon.
Su mundo comienza a desvanecerse, al igual que sus costumbres adquiridas. Encuentra que su espacio está siendo invadido, ella es despreocupada, desordenada en su vida y no trae más que problemas o requiere atención que Brandon no está con ganas de brindar. Sugestivamente, McQueen se detiene en brindar elementos de una posible y no justificada relación entre hermanos, queda sugerida. La adicción sexual de Brandon, algo que tampoco está explotado al extremo en el film lleva a esta a recorrer lugares, iniciar una búsqueda, a veces placentera y encontrar sus límites personales. Shame, no es una vergüenza, sirve como un perfecto retrato de la vida newyorkina, a pocos días de estar por primera vez en esta magnífica y cosmopolita ciudad, el film casi que recrea hasta los olores de las calles, las marquesinas que se ven habitualmente, distintos barrios significativos, los edificios de oficinas, los bares con espectáculos musicales jazzeros. Lo más destacable del film es ver a Carey Mulligan, en un rol no habitual en su carrera, desprolija y hermosa al mismo tiempo, como una fracasada cantante, entonando “New York, New York”, tan cerca de la Marilyn que dentro de dos nuevas fechas de festival veremos interpretada por Michelle Williams.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.