Coberturas Anteriores

25.09.13
61° Festival de San Sebastián

61° Festival de San Sebastián – Jornada N°5: Mujer Conejo

Cobertura exclusiva desde San
Sebastián por Paulina Dominguez

Esta es una película
es una producción Argentina-España, situada en Buenos Aires. Guión y dirección
están a cargo de Verónica Chen, quien sin duda montó una propuesta diferente,
provocadora y de denuncia.

Es la historia de una
joven de origen chino, Ana (Haien Qiu) que trabaja para la municipalidad de
Buenos Aires, realizando inspecciones. En su trabajo descubre cómo en el barrio
chino hay tapaderos, locales en condiciones inhabilitables y es testigo del
maltrato y de la esclavitud de los que son víctimas los empleados. Frente a esa
situación se niega a habilitar una tintorería y un hotel que pertenecen al
mismo dueño, chino también. Sus jefes la instan a firmar la aprobación pero
ella se niega rotundamente. A partir de allí la mafia china la comienza a
perseguir a ella y a su pareja (Luciano Cáceres) quien la está ayudando. Los
persiguen porque tienen un video donde está la prueba de la manipulación de los
conejos para la creación de conejos carnívoros mutantes. Frente a la amenaza,
Ana se toma licencia y se va al campo. Allí los conejos invadieron todos los
campos y se están volviendo peligrosos.

Para la narración
Verónica Chen utiliza recursos diversos, cámaras de seguridad, la cámara del
timbre del edificio, la mirilla de la puerta del departamento y uno último y
esencial: los dibujos. En especial a partir de la entrada de los conejos a la
trama, se empiezan a incorporar dibujos animados para ilustrar las acciones. Es
extraño,  un poco oscuro, como la
temática, pero ingenioso y bien utilizado. Todos estos recursos se acoplan
perfectamente y funcionan muy bien. Sin embargo la película no deja de ser
extraña, es extensa para el ritmo que lleva, por momentos el conflicto de los
chinos y los conejos no se llega a entender por donde viene o hacia dónde va.

A mi entender la
profundidad y verosimilitud con que se trata el tema de la ilegalidad y los
tapaderos se pierde con el correr de la 
historia y parece –tal vez para quien no conoce- un elemento más de la
ficción. Entiendo que no pretende ser un documental, pero sí es necesario que
quede claro que esa es una realidad que existe y forma parte de la ciudad.

La directora muestra
una Buenos Aires distinta, muestra rincones desconocidos incluso para quienes
vivimos allí y también muestra la Buenos Aires corrupta, que existe, muestra el
campo, que está tan cerca y de pronto la nada, el abandono y la vida nueva para
Ana.

Mujer Conejo es de esas películas que despierta pasiones,
de esas que algunos se van de la sala horrorizados y otros se quedan pegados a
la pantalla. Tiene una temática que al comienzo atrapa pero luego desconcierta
y roza lo delirante. Una propuesta con el encanto de lo extraño y que se
enfrenta al prejuicio, a la mirada sobre lo distinto.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.