Coberturas Anteriores

17.05.14
67º Festival de Cannes

67º Festival de Cannes – Día 3

Viernes 16 de mayo.

Estamos a poco del primer fin de semana de Cannes 2014.

La jornada –con un importante sabor a Hollywood- tuvo inicio en el Teatro Lumiére, con la proyección de The Captive, el más reciente film de Atom Egoyan. Al terminar, conferencia del director y su elenco protagónico: Ryan Reynolds, Rosario Dawson, Kevin Durand, Scott Speedman, Mireille Enos y la productora Simone Urdl. Hablaron de la difícil temática de la historia -pedofilia-, de los personajes que interpretó cada uno (todos, con diferentes niveles de complejidad, sobre todo el secuestrador de menores al que encarna Durand) y su experiencia a las órdenes de Egoyan. Por su parte, el realizador se refirió al origen del proyecto. Rosario Dawson destacó el terror que provoca a idea de que los peores villanos se encuentran camuflados bajo una máscara de normalidad, como sucede en la película, y tanto ella como Reynolds elogiaron la caracterización de Durand. Alguien se atrevió a preguntarle a Reynolds qué sentía Linterna Verde en Cannes. Hubo algunas risas, el actor formó una U invertida con la boca y se pasó a la siguiente pregunta.

La presencia Hollywoodense fue más poderosa en la conferencia de Cómo Entrenar a tu Dragón 2, proyectada fuera de competencia. Cate Blanchett, Jay Baruchel, Djimon Hounsou y America Ferrara, además del productor Jeffrey Katzemberg, respondieron preguntas de la prensa al concluir la proyección.

En cuanto a figuras de tierras francesas, Mathieu Amalric presentó su película La Chambre Bleue, que integra Un Certain Regard. En una sala repleta, el actor y director fue aplaudido de pie al terminar la función.
Y además, se llevó a cabo la primera función de Relatos Salvajes, tercera y muy esperada película de Damián Szifron. Una espera que lo valió: la ovación del final fue una clara muestra de cómo su más reciente creación fascinó a los espectadores.

El festival está cada vez más animado. Y todavía faltan mucho.

 

The Captive, de Atom Egoyan (Canadá – Sección official)

Intimista. Obsesivo. Perverso. Arriesgado. Son sólo algunos calificativos que le sientan al cine de Atom Egoyan. The Captive sigue fielmente ese mandato.

La pequeña Cass es secuestrada en un paraje canadiense. Pasa años en cautiverio. Aunque es tratada bien, no deja de estar privada de la libertad. La historia está contada desde el punto de vista de los padres (Ryan Reynols y Mireille Enos), una pareja de detectives especializados en la caza de pedófilos (Rosario Dawson y Scott Speedman) y hasta del captor (Kevin Durand).

En la línea de la obra de Dennis Lehane (autor de novelas en las que se basaron para Río Místico y Desapareció una Noche), la película mezcla thriller policial y drama, en la que Egoyan es fiel a sí mismo. Remite a sus mejores films, como The Adjuster, Exótica, El Dulce Porvenir y El Viaje de Felicia. Personajes torturados, en medio de una búsqueda que pueda calmar su dolor; narración no lineal, ambiente pesimista. No faltan sus actores fetiches, como Arsinée Khanjian (quien además es su esposa) y Bruce Greenwood.

Ryan Reynolds ofrece la actuación más seria de su carrera. También es notable lo de Rosario Dawson y Mireille Enos, pero quien capta la atención es Kevin Durand, quien compone a un empresario distinguido con oscuros pasatiempos.

Sin entrar en la categoría de obra cumbre, The Captive sigue siendo 100% Atom Egoyan.

Relatos Salvajes, de Damián Szifron (Argentina/España – Sección Oficial)

Además de haber sido un hito de la televisión, Los Simuladores permitió mostrar a un guionista y director muy prometedor: Damián Szifron. Sus películas El Fondo del Mar y Tiempo de Valientes, así como Hermanos y Detectives, su segundo programa, confirmaron que se trata de uno de los talentos argentinos más importantes; una mente capaz de aunar entretenimiento, imaginación y calidad con un irresistible bagaje pop.

Luego de demasiados años de no hacer público ningún proyecto creativo, regresa con su tercer largometraje.

Los Relatos Salvajes consisten en seis historias acerca de la locura, la obsesión y la violencia más impulsiva, que revelan el costado más repulsivo del ser humano. Así podremos conocer a un grupo de personajes en medio de una extraña coincidencia y a una muchacha que se reencuentra con el hombre que arruinó a su familia y al individuo de la ciudad que conocerá lo peor de la ruta y al padre de familia que se enfrentará a la burocracia y a la familia de clase alta lidiando con un crimen imprevisto y al casamiento con el desarrollo menos esperado. Sería un crimen contar detalles de cada segmento.

Como sucede en los ya mencionados productos de Szifron, la calidad de los guiones va de la mano con un pulso cinematográfico exacto, vibrante y calmado según la secuencia. Si bien abundan las atrocidades, el tono va por el humor negro y no cae en la crudeza extrema (como si hubiera hecho un Gaspar Noé). Resulta difícil pensar en Un Día de Furia, de Joel Schumacher, aunque más creativa y menos cobarde a la hora de cruzar límites. El nivel de exploración personal remite a El Fondo del Mar, aunque con la potencia propia de Los Simuladores (incluyendo el uso de la música; inolvidable el nuevo rol que aquí juega “Lady Lady Lady”, de Joe Espósito, de la banda sonora de Flashdance), dando por resultado un combo demoledor, inigualable, el equivalente a mil patadas en las encías.

El plantel actoral eleva aún más a las historias. A esta altura, no podíamos esperar menos de Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia, Érica Rivas, Oscar Martínez, Rita Cortese, Julieta Zylberberg, Osmar Nuñez, Darío Grandinetti, además de un elenco secundario que también se luce.

Violenta, perturbadora, audaz, Relatos Salvajes es una de las mejores películas de la historia del cine argentino y la que, si todo marcha bien, marcará un quiebre en la industria cinematográfica nacional. Y, por supuesto, nos deja pensando en lo que podríamos ser capaces de hacer cuando perdemos la cabeza.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.