Coberturas Anteriores

16.09.12
7º FESAALP

7° FESAALP – Crónica N°1

alt

Cobertura exclusiva desde La Plata, por Oscar Carlos Jalife

En una  jornada nocturna más auditiva que visual, dio comienzo la séptima  edición del festival de cine latinoamericano de La Plata; el FESAALP, el cual gravitará alrededor de la semana del 15 al 22 de septiembre en la órbita del Centro Cultural Islas Malvinas.

Hubo retraso en la disposición del cronograma, el cual propició que el intendente de la ciudad, Pablo Bruera, exclamara un iracundo “I’m too old for this shit”  e, inmediatamente, lleno de hybris política, abandonara el complejo.

Luego sí, se invocó a que los asistentes (quienes esperaban, cual grupo de enajenados cabalistas, en la plaza central del establecimiento) pasaran a la Sala Auditorio para el comienzo de la apertura oficial. Esta sala no era del todo grande; resultó pequeña, lo que le dio un fuerte carácter ambivalente: la sensación (quizás no falaz) de que la concurrencia fue vasta, pero, a la vez,  repercutió en un ambiente de incomodidad espacial en aquellos amontonados al final del recinto, lo mismo que el vino más barato en el supermercado chino. De todas formas, cualquier tipo de malestar se disipó cuando las luces se apagaron y comenzó a sonar la paradojal música electrónica – fonadora de Mr. Miguelius quien, con su versión beatbox de Fuga y Misterio, de Piazzolla, animó al público hacia un estado jubilar con tintes menádicos, con predominancia de batir de palmas y ovaciones.

Luego del orféico acto (para despejar las dudas de la tosca alegoría), se procedió a las presentaciones y discursos de turno, a cargo de Federico Ambrosis y Lía Gomez, dos de los encargados de la dirección general del festival. Esta fracción  del evento transcurrió entre aciertos y dislates; palabras nerviosas, bromas descoordinadas que no causaban el efecto deseado (lo que hizo cuestionarse a más de uno el verdadero carácter esencial de las mismas), y mención especialísima al representante del Intendente Pablo Bruera, quien emitió uno de los discursos más absurdos e inconexos que se recuerden. Obviamente, lo aplaudimos al finalizar.

Pero también hubo elementos muy rescatables entre lo que se presentó y se dijo; formas optimistas coparon la sala. En primer lugar (y quizás principal), esa suerte de sinergia establecida con el cine mexicano –incluido en la propia temática y estética del festival-, luego, se expresó la fundada algarabía ante el crecimiento de la industria cinematográfica nacional y regional, el crecimiento del propio FESAALP como institución, copando reciente y próximamente el medio televisivo con sendas programaciones. Enhorabuena.

Ulteriormente se procedió a la emisión de dos cortometrajes que ayudaron a que el festival se convierta, de una vez por todas, en audiovisual: El primero, La Dama y la Muerte (Javier Recio Gracia, 2009) torpemente elegido meramente por su argumento. No digo que el cortometraje sea malo (el adverbio no es gratuito), que no lo es, sino que su elección es errónea; un festival de cine latinoamericano debería estimular su apertura, justamente, con cine latinoamericano y, mejor aún, con realizaciones de su propia ciudad, de fuerte carácter cinematográfico. Esto lo considero un leve traspié en el plano organizativo y profesional del FESAALP, el cual, y a pesar de ello, sigue perfeccionándose año a año.

El segundo cortometraje fue Feliz, de Achille Milone; su carácter nacional, su buena utilización de “valores de producción” escasos, su cuidada estética y sus buenas actuaciones lograron que el público lo recibiera feliz entre risas y aplausos.

Luego se procedió a la apertura del Punto de Encuentro (donde un servidor retiró la acreditación) con una amena reunión que consistió en el convite de comida mexicana y una barra de tragos. Cabe también destacar el stand de los chicos de Celeste Ahora Cuesta Menos, la novísima productora de la ciudad de La Plata, stand que recreaba, alegrando la vista,  el set de rodaje de las piezas en stop motion que se utilizarán a lo largo del festival a modo de separadores entre las proyecciones.

Terminada la tertulia, la noche continuó con el recital de la banda de rock platense Monstruo!, al cual nadie acudió y se dio por finalizado muy pronto.

La segunda jornada será en la cual comience el grueso del festival cuando, a partir de las 16:00 horas, den inicio las proyecciones en competencia, tanto de corto como de largometrajes, siendo el principal aliciente Diablo (2011), el film de Nicanor Loretti, que viene a por la gloria platense luego de su buen paso por festivales de renombre.  Por último, no menos importante, sale al ruedo nuestro compañero, el magnífico y eminente Matías Orta, quien oficiará de jurado y será decisivo (no quepa duda) en la elección del premio de la crítica.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.