Coberturas Anteriores

29.10.11
XII Fest.Internacional Buenos Aires Rojo Sangre

BARS XII – Críticas

El Turno Nocturno (Matías Rispau, Argentina, 2011), por Matías Orta


Diego (Martín Rispau) no tiene una vida demasiado emocionante. Intenta estudiar una carrera universitaria, juega a la Play con su amigo (Juan Isola), que es todavía más loser que él, y tiene un trabajo sin mucho futuro en una estación de servicio… donde, para peor, le asignan el turno noche. Aunque el amigo le hace compañía, igual se sucederán personajes y episodios que sólo pueden ocurrir a esas horas de la madrugada.


La película tiene una esencia similar al Kevin Smith de Cajeros, su ópera prima: protagonistas charlando sobre distintos temas, al tiempo que se cruzan con individuos pintorescos. En este caso, Diego tendrá la visita de un posible abducido por extraterretres (que se roba cada una de sus escenas), una pareja algo trastornada, un bailarín de breakdance… ¡Hasta un pseudosuperhéroe cleptómano hace su aparición!


Como era de esperarse, la mayoría de las charlas tiene que ver con el cine, especialmente el de acción ochentoso y noventoso. Ah, y también hay una revelación en cuanto a dos actores de Hollywood. Para lograr mayor fluidez en los diálogos, se recurrió a planos secuencia o a cortes mínimos.


En medio de situaciones desopilantes y delirantes, el director Matías Rispau también muestra cómo son los jóvenes adultos de ahora: con trabajos precarios (si es que hay trabajo) y una mirada incierta sobre el porvenir. Todo esto, sin nunca ponerse pretencioso.


El Turno Nocturno es de esas películas que le alegran a uno la vida si está en un momento bajón.





 


El Sentido del Miedo (Javier Diment, Argentina, 2007), por M.O.


Hay películas que son un canto al amor, a la ternura y a la esperanza. Bueno, este NO es el caso.


Beinase (el siempre estupendo Luis Ziembrowski) es un hombre algo particular. Para empezar, afirma que funciona como una suerte de antena. A continuación, se dedicará a secuestrar y torturar personas con oscuros fines.


Esta película parte de Beinase, una miniserie que el realizador Javier Diment filmó para el canal Ciudad Abierta, en 2006. Por lo fuerte del contenido, fue emitida en horarios extraños y sin publicidad. Para darle una nueva oportunidad a su obra, Diment la convirtió en largometraje. Al verlo, queda claro que sus imágenes y situaciones harían palidecer a Gaspar Noé y al Pier Paolo Pasolini de Saló: tortura, asesinato, mutilaciones de pezones, violaciones, abortos; sangre, semen, vómitos…


Su estructura puede despistar al público que esté esperando una narración más lineal, pero funciona dentro de la lógica de la película, que se va poniendo cada vez más extraña.


Además de Ziembrowski, en el elenco se luce Luis Aranosky, quien interpreta a un gurú que encuentra placer en las depravaciones más absolutas.


Cruda y surrealista, El Sentido… es lo más cercano a una pesadilla filmada. Un viaje de ida a los más podrido de la mente. Una experiencia para la que hay que estar preparado. Aunque, pensándolo bien, nada podrá prepararte para lo que te muestra este film.


El Sentido del Miedo es parte de una retrospectiva dedicada a Diment, de quien también se verá en el festival El Propietario y, en calidad de preestreno, La Memoria del Muerto.

Attack the Block (Joe Cornish, Reino Unido, 2011) por Tomás M. Luzzani

Definitivamente una de las películas más esperadas del festival, seguida desde hace ya un tiempo por internet, lo cual no es casualidad. Por un lado tenemos como productor ejecutivo a Edgar Wright (Shaun of the Dead, Hot Fuzz, Scott Pilgrim Vs. The World), por el otro tenemos a Nick Frost en el reparto (Shaun of the Dead, Hot Fuzz, Paul) y el director es Joe Cornish, que viene de la TV Británica. Ya uno puede decir que el proyecto es interesante porque viene de la mano de 2/3 del grupo de creativo detras de Spaced, Hot Fuzz y Shaun of the Dead, pero cuando uno se da cuenta que también representan 2/3 de los guionistas de la nueva película de Steven Spielberg Las Aventuras de Tintin, y que la trama de este film involucra extraterrestres y chicos. Uno inevitablemente se entusiasma.

La verdad es que el film cumple con las expectativas. Estamos frente a una película muy urbana, que nos acerca a la Londres que no se suele ver en las películas, y nos muestra una infancia que tampoco se suele ver. Joe Cornish se arriesga, un grupo de extraterrestres invade el Sur de Londres y le da el rol de héroes a un grupo de chicos de un monoblock que forman una suerte de pandilla que roba, consume droga y hace desastres en el barrio. Y hace esto porque es el grupo de personas que realmente necesita redención. El contenido del film es sumamente entretenido, pero es cine de género, y el cine de género es cine social, es cine politico, y esta no es la excepción. Attack the Block tiene sus falencias, lejos está de ser una película perfecta y hay algunas de esas falencias que le van a generar disconformidad en el espectador que no está acostumbrado al género. Pero es un cine necesario, es la respuesta más cercana a la realidad, más cruda y Made in Britain a Super 8.

Para los seguidores del BARS, sepan que van a ver sangre, van a ver monstruos (que están muy buenos), van a ver chistes y van a ver acción. La película no los va a decepcionar.

El Último Fin de Semana (Norberto Ramos del Val, España, 2011), por Jorge Marchisio


Estamos ante una película curiosa.


Desde el planteo inicial se nos propone un fin de semana entre tres chicas hot y un hombre.


Como espectador, pensé que veríamos el clásico cine Z que roza el porno. Gran error.


La película se asemeja bastante al estilo de película que tan de moda estuvo en los ’90, como Scream o Sé lo que Hicieron el Verano Pasado: muchas chicas muy lindas en situaciones semi eróticas, que no muestran nada; si bien la tensión sexual es constante, nunca se llega a ver demasiado.


La película sigue avanzando, y de pasar a ser la típica película del clásico de I-Sat “Cine Z”: de golpe combina dos estilos bastante distintos como lo son el de John Carpenter y el del primer Peter Jackson. Por un lado tenemos a las chicas hot y su acompañante (que ahora sabemos que es gay) estancados en el pueblo donde se desarrolla la historia, sin poder salir y con un “fiambre” a cuestas. La desconfianza de ser traicionados por quienes hasta minutos atrás eran amigos va creciendo constantemente. Pero no sólo eso, sino que también sutilmente se nos empieza a mostrar una subtrama con tintes extraterrestres, en una playa perdida, muy al estilo de Mal Gusto.


El Último Fin de Semana es una entretenida película, pero al mezclar tantas ramas del terror, no se define por ninguna. Una pena, porque los detalles de todos los subgéneros que toca están muy bien logrados.


La Casa por la Ventana (Esteban Rojas y Juan Olivares, Chile/Argentina, 2010)

Para leer las dos críticas realizadas previamente en este sitio, cliquear aquí.

Malditos Sean! (Fabián Forte y Demián Rugna, Argentina, 2011), por M.O.


Fabián Forte y Demián Rugna, dos luchadores del cine fantástico argentino, juntaron su pasión y su talento para hacer un largometraje juntos. Un film de horror puro y duro.


Y el resultado no tiene desperdicio.


Malditos Sean! está compuesto por tres historias ambientadas en tres marcos temporales distintos, pero conectadas entre sí por un misterioso personaje que tiene contactos con fuerzas oscuras.


En 1979, durante la última dictadura militar, un grupo parapolicial ingresa en una casona lúgubre, con una anciana misteriosa… y unos ruinosos enanitos de jardín que parecen estar vivos.


En 1989, cuatro pitonisas reciben a un individuo que lleva consigo algo más que mala suerte: un siniestro demonio con hambre de venganza.


En 2003, un secuestrador y asesino, atormentado por una misión fallida, intentará calmar su dolor mediante una caja con más de una desagradable sorpresa.


Forte y Rugna demuestran que saben manejar el horror psicológico y real (los brazos ejecutores del Proceso) y el sobrenatural, todo en un mismo producto. Una jugada que tenía sus riesgos, pero de la que salen muy bien parados. Los climas y los personajes recuerdan a los mejores films de Brad Anderson, como Session 9 y El Maquinista, y de Clive Barker, director de Hellraiser y autor de los cuentos que componen los volúmenes Libros Sangrientos: pactos con fuerzas del más allá, individuos que van hacia el Mal (y no al revés) y terminan pagando con su sangre y su carne y su alma…


Entre los momentos de muerte, sufrimiento y miedo, también hay espacio para pasos de comedia puestos de manera inesperada, sin atentar contra lo demás.


Los impresionantes efectos especiales —que incluyen monstruos, disparos puñaladas y gore— corren por cuenta de Rabbid FX, empresa liderada por Simón Ratziel, quien, como en otra películas de esta movida de género independiente, también tiene un papel como actor secundario.


¿Quieren horror del bueno? Entonces Malditos Sean! es vuestra película.



 


 


COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.