Coberturas Anteriores

29.02.16
Espanoramas 2016 _ Festivales

Espanoramas 2016: Más terror español moderno

Finalmente concluyó la segunda edición del festival Espanoramas: Muestra de Cine Español 2016, pero no podíamos pasar por alto una segunda parte dedicada a la sección de clásicos y novedades del género terror español. Fantasmas, asesinos, psicópatas y muertos rabiosos provenientes de España hicieron su desfile por el cine Gaumont para recordarnos viejas gemas y hacernos degustar de las producciones más recientes. A continuación, un breve repaso de los títulos que completaron la grilla:

 

El Cuerpo, de Oriol Paulo.

La combinación de elementos generalmente desacomoda a las propuestas que intentan desarrollar una premisa terrorífica (en este caso la historia toma como espacio de argumento un depósito de cadáveres), intercalando características que corresponden a géneros como el policial o el thriller psicológico. Producida por los mismos responsables de El Orfanato y Los Ojos de Julia, en El Cuerpo no prevalece una saturación de los conceptos (el perfil detectivesco acompaña a los segmentos más tenebrosos), de hecho su director Oriol Paulo apuesta por la sutileza, respetando un considerable desarrollo de sus personajes (todos deambulando en un ambiente sospechoso). Un policía que investiga la desaparición del cadáver de una mujer en la morgue, termina recurriendo a la pareja de la difunta para esclarecer el hecho. Apenas con esta trama Paulo comienza a tejer una de fantasmas y detectives a la española.

 

Mientras Duermes, de Jaume Balagueró.

Mientras Duermes retomaba una premisa que parecía descartada, como son los thrillers sobre psicópatas obsesionados, una idea que se explotó hasta el cansancio durante buena parte de los años ochenta y noventa por los norteamericanos. Esta vez el escenario, como exponente digno del terror claustrofóbico, es un edificio donde habitan diferentes personajes acosados por un siniestro portero (el reiterado Luis Tosar) a quien solo le interesa hacerle la vida imposible a sus residentes. Claro que su principal víctima pasa a ser una mujer sometida al calvario psicológico y físico de este individuo inescrupuloso que ingresa al hogar de la misma para espiarla y sabotearle las comidas, entre otras aberraciones. La película se convirtió en otra genialidad de Jaume Balagueró, quien venía de romperla con las dos primeras Rec.

 

El Cadáver de Anna Fritz, de Héctor Hernández Vicens.

Una trama sumamente morbosa que implica el cadáver de una famosa actriz y tres hombres seducidos por la idea de acostarse con la misma en los interiores de una morgue. Dirigida por el catalán Héctor Hernández Vicens, esta retorcida premisa se divide entre las instancias de miedo sobrenatural y aquellas más desconcertantes (sus protagonistas difieren de aquellas víctimas atrapadas en situaciones extraordinarias, en cuanto solo se interesan por practicar la necrofilia con el cuerpo fresco de una popular actriz). El Cadáver de Anna Fritz fue sin duda la propuesta más jugada del panorama actual que revisó el festival, debido a sus secuencias perturbadoras, además de poner en boca de muchos el nombre de Hernández Vicens como uno de los realizadores a seguir en la escena del género español.

Enrique D. Fernández

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.