Festivales

11.03.15
Festivales _ Pantalla Pinamar 2015

Pantalla Pinamar 2015 – Día 3

Lunes 9 de marzo.

Ya pasó el primer fin de semana de Pantalla Pinamar y llega una semana con más emociones cinéfilas.

Primera conferencia del día: Certamen Internacional de Cortos de Soria, España. Comenzó con una proyección con imágenes de la ciudad, de 40.000 habitantes pero con un importante patrimonio histórico. Luego hablaron los representantes. Los representantes del festival contaron sobre la historia del festival. Dieron detalles de las secciones, de las actividades especiales, y, lejos de quedarse allí, los responsables remarcaron que también proyectan material en escuelas y en cárceles, para que pueda llegar a personas de todos los ámbitos y que no pueden acudir al cine: “Es fundamental sacar al festival de las salas”. Y destacaron la relación con festivales de otros países, incluyendo de Argentina, como Uncipar y Tandil Cortos.

Luego, mesa de la película holandesa Las Mujeres Guerreras de Hareem. El director Marteen Treurniet reveló cómo surgió la idea, la desconfianza de los financistas ante una película tan grande y compleja (terminó siendo una co-producción, ya que en Holanda sólo otorgan hasta dos millones de euros a cada película), repleta de batallas y de efectos especiales (usaron el mismo usado por Peter Jackson en las películas de El Señor de los Anillos para crear ejércitos de miles de soldados). Contó los pormenores de rodar una superproducción en un país no habituado a superproducciones, donde cada etapa del quehacer de la película implicó un desafío. Un esfuerzo que valió la pena, ya que fue un éxito en los Países Bajos y en donde fue proyectada.

La tercera conferencia correspondió a La Pasión de Marie, de Bille August, representada por la protagonista: Birgitte Hjort Sørensen. Comenzó hablando sobre la preparación para su personaje, que debió ser rigurosa debido a tratarse de un personaje de época. En cuanto a cómo fue trabajar con Bille August, contó que al principio se sintió intimidada, debido al prestigio del director, pero que pronto se sintió relajada por la muy buena actitud de August en el set. ¿Planea hacer carrera en Hollywood, como sus compatriotas Mads Mikkelsen y Connie Nielsen? Respondió que va donde haya trabajo, pero que actuar en producciones fuera de su país la ayudan a enriquecerse como profesional.

Para finalizar, sorteo del INCAA. Fue colocada una urna en la mesa, para que Julieta Díaz y Victoria Carreras sacaran los boletos ganadores. Un momento repleto de sorpresa, ya que uno de los ganadores estaba allí presente.

A las 15 hs., en la Sala 2 del Oasis, proyectaron los cortometrajes argentinos más reconocidos de los últimos tiempos. 8 trabajos de cineastas promisorios que, más allá de que el nivel de unos es superior al de otros, cada uno refleja la visión de sus creadores, muchos de ellos presentes en el festival. Entre los proyectados estaba La Reina, de Manuel Abramovich, ganador de La Noche del Cortometraje.

Y por la noche, no cabe un alfiler, literalmente, en ninguna de las dos salas. Interminables las filas para entrar a ver films nacionales y producciones europeas, entre las que se destacó Dos Días, Una Noche, de los hermanos Dardenne, protagonizada por Marion Cotillard.

Pantalla Pinamar ya es un éxito, y todavía queda una buena cantidad de días.

 

Dos Días, Una Noche, de Jean-Pierre y Luc Dardenne (Bélgica/Francia – Hoy es Mañana)

Si se trata de dramas realistas, intensos, perturbadores pero siempre humanos, imposible eludir a los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne. Oriundos de Bélgica, consiguieron la Palma de oro en Cannes, primero con Rosetta y más tarde gracias a El Niño. Lo suyo en mostrar realidades duras, y Dos Días, Una Noche es otro fiel exponente de esa premisa.

Tras un tiempo de licencia, Sandra (Marion Cotillard) quiere volver a su trabajo. Pero el viernes anterior a su pretendido regreso, una de sus colegas le comunica que el capataz hizo votar a sus compañeros de trabajo para dejarla afuera para cobrar una prima de mil euros. Pero no todo está definido: el lunes siguiente habrá una nueva votación que permitiría revertir la historia. Sandra, madre de dos hijos y con problemas de depresión que la obligan a estar constantemente medicada, tendrá el fin semana para convencer a sus colegas de cambiar de opinión.

La estructura tiene puntos en común con la de A La Hora Señalada. En el clásico western de Fred Zinnemann, Gary Cooper era un Sheriff que debía acudir a los ciudadanos de un pueblo para que lo ayuden a enfrentarse a un vengativo criminal, recibiendo negativas por diferentes motivos. De la misma manera, Sandra irá casa por casa de sus compañeros, implorando por ayuda, obteniendo muchas veces rechazos entendibles: cada individuo necesita el dinero extra por diferentes motivos, principalmente para sobrevivir; y cualquiera que pueda aliarse con ella corre el riesgo de ser despedido. Un dilema moral tras otro.

La acostumbrada cámara inquieta de los Dardenne acompaña a Sandra en su lucha por mantener el trabajo. Y Sandra no tendría cuerpo y alma si no fuera por otra enorme labor de Marion Cotillard, capaz de transmitir vulnerabilidad y fuerza; un ser que, pese a sus tormentos, sale a luchar como una leona.

Sin estar a la altura ni de Rosetta ni El Niño ni de otras de sus gemas, los Dardenne vuelven a lograr en Dos Días, Una Noche otra película que pone a prueba al espectador y lo deja pensando y discutiendo.

calificacion_4

Showroom, de Fernando Molnar (Argentina, 2015 – Hoy es Mañana)

Luego de ser despedido de su trabajo y de no sostener más deudas de su vivienda, Diego (Diego Peretti) debe encontrar una nueva ocupación y también otra casa. Su tío (Roberto Catarineu) lo ayuda en ambos aspectos: le consigue hogar y una fuente de ingresos. Pero nada será tan simple: el nuevo techo está ubicado en el Delta del Tigre, y cada día, incluso los domingos, debe hacer largos viajes para llegar a su trabajo, que consiste en vender los showroom de un edificio. Y allí también tendrá que lidiar con otros inconvenientes que tampoco le permiten estar tranquilo.

Tras una importante trayectoria como directores de documentales (Rerum Novarum y Mundo Alas, entre otros), Fernando Molnar sigue los pasos de Sebastián Schindel, responsable de El Patrón: Radiografía de un Crimen y su colega en Magoya Films, para debutar en el largometraje de ficción. Y lo hace con una comedia amarga sobre lo difícil que es cambiar de vida y el sacrificio que implica mantener las apariencias.

Pocos actores funcionan tan bien en una comedia dramática como Diego Peretti, y lo demuestra encarnando a este antihéroe urbano que parece querer lo mejor para su familia cuando tal vez la prioridad sea  su propio status.

Showroom es real y contemporánea, y cuestiona la moral y los prejuicios de las clases sociales.

calificacion_3

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.