11.03.16
Festivales _ Pantalla Pinamar 2016

Pantalla Pinamar 2016: Día 7 – Conferencias de prensa

Viernes 11 de marzo.

Quedan pocos días de esta edición de Pantalla Pinamar, pero todavía hay películas, eventos, conferencias de prensa.

La primera del día estuvo dedicada a Tras Nazarín, documental acerca de la película Nazarín, de Luis Buñuel. El director Javier Espada dio detalles de la concreción del proyecto, y de cómo se preocupó para que resultara dinámico y entretenido. “El documental no muestra la verdad: cuenta una historia”, dijo, y confesó que se sintió cercano a las cuestiones temáticas de la película, como la religión, la duda, el destino. También se refirió a los entrevistados que logro hacer que participaran, como Carlos Reygadas, Carlos Saura y Arturo Ripstein, además de algunos de los actores involucrados en aquel film de 1959.

Luego vino el turno de la conferencia de El Encuentro de Guayaquil, producción nacional de época, dirigida por Nicolás Capelli, quien estuvo acompañado por las actrices Naiara Awada y Eva De Dominicci y por el historiador Pacho O’Donnell. El director contó que su intención era plasmar la cara menos conocida de San Martín (Pablo Echarri), con sus contras y sus aciertos, lo que no le valió las felicitaciones de algunos sectores del público. “No estamos acostumbrados a que nuestros próceres cojan”, dijo, provocando risas. Por su parte, O’Donnell (autor de la obra de teatro en la que se basa la película) manifestó su satisfacción con el resultado final, ya que presenta otra visión de la historia que se ensañaba en las escuelas, y reconoció los aspectos técnicos que contribuyeron a recrear la época y la actuación de los protagonistas. “Estas películas son peligrosas, porque hay un prejuicio con las obras históricas”, añadió.

Intruso fue el foco de la tercera conferencia. El director Magnus Van Horn contó sobre esta producción sueca y sobre la temática vinculada a las emociones más violentas. Se refirió especialmente a la “agresión del silencio”, relacionada con la falta de lenguaje expresivo de cierto grupo social, acostumbrado a reprimir sentimientos. No dejó de referirse a cómo temáticas de su obra se relacionan con la vida real en Europa.

Le siguió la conferencia de Angelita, La Doctora, ópera prima de la directora de teatro Helena Tritek, presente junto con la productora Saula Benavente. Tritek habló sobre su debut detrás de cámara, luego de años en las tablas, pese a que siempre fue cinéfila: consideró fundamental el aporte de Benavente y del director de fotografía Lucio Bonelli, además de la amistad con Ana María Piccio, la protagonista. “Me interesa que la cámara esté presente, en los ojos. Eso en teatro no lo podés tener”, contó. “Al tener distancia, en el teatro no lo podés ver. Esa es una de las riquezas del cine”. También recordó su experiencia trabajando a las órdenes de Leopoldo Torre Nilson y Leonardo Favio, y confesó su admiración por los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne (Roseta y El Niño, entre otras), influencias decisivas a la hora de concretar su película. El estreno comercial está pautado para el 18 de abril.

La conferencia posterior le correspondió a la película suiza Un Hombre Decente, que tuvo a la joven actriz Annina Walt como representante. Reveló que al principio no entendió tanto la historia (muy oscura), ya que se fijó principalmente en su personaje, y luego pudo apreciar mejor la experiencia cuando vio el resultado final. Al ser su primera vez actuando en un largometraje, hubo improvisación y fue crucial interactuar con el protagonista. Además, dijo que su participación en la película le permitió ser conocida dentro de la pequeña industria de Suiza y obtener más oportunidades.

La conferencia siguiente fue sobre las nuevas vías de colaboración de Italia con el cine argentino. Como todos los años, Roberto Stabile, director de relaciones internacionales de ANICA, tomó la palabra para hablar de cómo comenzó el vínculo con Pantalla Pinamar (a través de Morelli) y el mecanismo de la relación entre Argentina e Italia en materia de cine. Por otra parte, se anunciaron las nuevas ediciones de iniciativas como la de la Semana del Cine Italiano y de films de ese país que llegarán a las salas comerciales durante el año. Con respecto a la industria del cine italiana, los éxitos comerciales tienen que ver con éxitos que vienen de la televisión, y que las películas más populares son las comedias y las historias con mafiosos.

La última conferencia del día tuvo como figura central a Richard Berry, director y coprotagonista (con Daniel Auteil y Thierry Lhermitte) de Nuestras Mujeres. Berry contó sobre cómo fue adaptar la obra de Eric Assus, con quien venía trabajando en otras de sus películas, y destacó cómo pusieron énfasis en plasmar cinematográficamente lo que antes sólo quedaba en diálogo, empezando por la presencia de las mujeres, que en la obra no aparecen. Dijo que, en materia de teatro, Francia pasa por un momento excelente, más allá de los atentados que padeció París hace unos meses. Contó que ya había trabajado en la versión teatral, y que la gran y duradera relación con sus compañeros de elenco fue crucial para lograr la química en la pantalla.

Matías Orta

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.