27.05.21
Internacionales _ Series

Crítica: Mare of Easttown (Hbo go), por José Tripodero

Detective chica, infierno grande

Mare of Easttown es una nueva, pero no novedosa, apuesta de HBO. Las historias policiales de crímenes sin resolver tienen un público muy fiel, pero hay corrientes que captan nuevos públicos y es lo que sucede desde hace un tiempo, por un lado con las producciones de no ficción denominadas “true crime” (historias documentales sobre crímenes reales), y por el otro con la ficción más clásica de corte detectivesco. En esta última columna se acomoda esta miniserie creada por el productor Brian Ingelsby y dirigida en su totalidad por Craig Zobel (The Hunt). La historia se circunscribe a un pequeño pueblo de Pennsylvania, donde el cimbronazo por el homicidio de una joven todavía se resiente debido a la ausencia de progreso en la investigación llevada por la detective Mare Sheenan (Kate Winslet, quien además produce). La vida de Mare se dirime entre evitar un colapso por los múltiples problemas irresueltos de su vida y su obsesión laboral, aunque dista de mostrar cualidades de una profesional o de alguien altamente capacitado para el puesto. En el momento de mayor profundidad de la abulia de esta detective se da otro crimen, de otra joven y en circunstancias similares al caso sin resolver que carga sobre sus espaldas.

Mare tiene que atajar las presiones de la madre de la víctima del primer caso, de su jefe (un burócrata de manual) y, lo peor de todo, de su ex nuera que pretende arrebatarle la tenencia de su nieta (sí, Kate Winslet la de Titanic ya hace de abuela). Claro, detrás de su papel de abuela hay una tragedia: el suicidio de su hijo mayor. En el discurrir de los episodios se descubre, por cierto, que la relación era poco menos que infernal. Su otra hija, Shioban (Angourie Rice), está en una posición ambigua de tenerle pena e intentar resolver sus propios conflictos de adolescente, que incluyen un despertar sexual de cierta confusión. Así las cosas, no todo es patetismo en la vida de Mare. La llegada de Richard (Guy Pearce algo desperdiciado), un escritor otrora famoso que ahora vive de la docencia itinerante, le da un respiro para tener algo parecido a un vida social. El gran problema de la miniserie está en la indefinición del papel de Richard, que aparece solo para dar un momento de paz, pero su personaje tiene la profundidad de un charco en términos dramáticos.

En cuanto a la trama policial, el misterio está en el orden de “es lo de menos” porque, si bien desde el inicio presenta a un falso sospechoso y a una cartilla de posibles candidatos a asesinos, la resolución se estira casi como una inercia más que como esa gomosidad que suelen tener las series para alcanzar un mínimo de capítulos y así justificar una temporada, como sí pasó con el caso de la fallida Sharp Objects. Invisiblemente el relato de “pueblo chico, infierno grande” le gana al relato detectivesco, que tampoco es descuidado porque ofrece, en ese tono, un par de volantazos dignos aunque lejos de ser novedad, incluso para la televisión menos sofisticada.

La configuración de Mare por parte de Kate Winslet está en el equilibrio de un personaje acabado y la sobreactuación del disfraz, que quizás otra actriz hubiera abrazado con más vehemencia. En cierta forma, su Mare es una detective de pandemia aun sin protagonizar una historia contemporánea a estos tiempos, pues trabaja de jogging, hace muchas tareas hogareñas, escapa a los encuentros sociales, etc. Su cara lavada y sin filtros es lo que la baja a un llano más permeable, lejos de esas construcciones artificiales que suelen envolver a un actor o actriz para verse distinto o, peor aún, como alguien de una clase popular. Mare of Easttown no le tiene miedo a lo clásico ni a lo natural, en la intersección del policial y el drama se acomoda sin vergüenza. No obstante, una pizca de audacia para particularizar ciertos lugares comunes a los que recurre no hubiera molestado ni un poco.

 

 

© José Tripodero, 2021 | @jtripodero

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

Dirección: Craig Zobel. Guion: Brian Ingelsby. Elenco: Kate Winslet, Jean Smart, Julianne Nicholson, Angourie Rice, Evan Peters, Guy Pearce. Producción: Kate Winslet, Brian Ingelsby, Karen Wacker.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una respuesta a “Crítica: Mare of Easttown (Hbo go), por José Tripodero”

  1. Vic Rib dice:

    ¿Fallida Sharp Objects? Qué dice, señor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.