13.07.20
Internacionales _ Series

Crítica: Ten Percent (Netflix), por Fredy Friedlander

En la serie Ten percent (Dix pour cent en el original) de Netflix conviven al menos dos  visiones diversas, ambas disfrutables. Para el cinéfilo estará el ir descubriendo, capítulo tras capítulo, actores y actrices mayormente franceses que se interpretan a sí mismos.  Para quienes estén menos familiarizados con los intérpretes del cine galo, restará la historia de los nueve integrantes de una agencia artística de actores de la industria cinematográfica. 

Se trata de una empresa ficticia de nombre ASK (Agence Samuel Kerr), cuyo propietario -y quien da nombre a la entidad- fallece en el primer capítulo. Está ubicada muy cerca del Louvre, en la Rue Saint-Honoré. La integran al inicio ocho personas, de las cuales cuatro son agentes artísticos, tres asistentes y una recepcionista.

Cada episodio lleva el primer nombre de un actor o actriz, mientras que los realizadores van cambiando. Así el primero titulado “Cécile” remite inevitablemente a la actriz Cécile de France. La conducción del primer opus estuvo a cargo de Cédric Klapisch, quien la dirigió en una conocida y exitosa trilogía. Se trata de las recordadas Piso compartido, Las muñecas rusas y Lo mejor de nuestras vidas, en donde también actuaban Romain Duris y Audrey Tatou. Evitando en lo posible los abominados “spoilers”, sólo señalemos que Cécile tenía 30 años en el año que se filmó (2015). Pero su personaje autoparódico tiene otra muy diferente edad.

El segundo episodio, con otro y recurrente director (Antoine Garceau), presenta a dos actrices muy veteranas, una de ellas muy célebre en uno de los mejores films de Eric Rohmer. En el tercero hay otro dúo de actrices, madre e hija en la vida real, que nunca actuaron juntas hasta que la trama de Ten percent les presenta la oportunidad.

Estos primeros episodios de la primera temporada (2015) son brillantes, pero los restantes tres capítulos están menos logrados, en parte porque los actores que les dan su nombre lucen menos y son poco conocidos en Argentina.

Lo que sostiene más a esta primera serie son las interacciones entre los empleados de la empresa ASK. Los más notorios son Andréa (excelente Camille Cottin), Mathias (Thibault de Montalembert, actor algo más veterano a descubrir) y Gabriel (Gregory Montiel). Agréguese a ellos la cuarta agente Arlette (Liliane Rovére) y los jóvenes asistentes Camille (Fanny Sidney), Noémie (LaureCalamy), Hervé (Nicolas Maury), junto a la recepcionista Sofia (Stéfi Celma).

La segunda temporada (2017) luce más que la primera por al menos dos motivos. Por un lado, los actores “invitados” son nombres más rutilantes. Es el caso del octavo episodio con ese estupendo actor (su rol como Fouché en el film El emperador de Paris, por ejemplo) y el que cierra la serie, que transcurre mayormente durante el Festival de Cannes 2016. Si bien las imágenes de la Croisette y de la Sala Lumiere prueban que se filmó in situ en ese momento, no estuvieron dicho año en Cannes las personalidades aludidas. Y a propósito de estas últimas, a lo largo de toda la serie habrá muchos nombres que no se verán al quedar fuera de campo (en verdad no participando de esta obra), como por ejemplo Marion Cotillard, Leonardo Di Caprio, Ben Stiller, los hermanos Dardenne, Olivier Assayas, Thiérry Frémaux, etc, para delicia de los cinéfilos.

La segunda temporada tendrá además la activa participación de Hicham (Assaad Bouab),  un noveno integrante de ASK que adquiere el grueso de las acciones de la firma. Su relación con Andrea será gravitante, sobre todo en la siguiente temporada.

La tercera temporada (2019) cuenta con la participación de tres artistas mayores del cine europeo (uno de ellos no francés). El capítulo 16 tiene sus luces y sombras. Lo interpreta quien quizá sea la actriz francesa más brillante de la actualidad, pero la historia resulta algo forzada y poco creíble cuando, para cubrir una filmación ilegal (fuera de contrato), los agentes buscan a una persona homónima.

El único capítulo que no lleva el nombre de un artista es el número 18, que cierra la tercera temporada. Con justificada razón lleva el nombre de la Agencia (ASK) ya que  transcurre durante la fiesta organizada para festejar sus treinta años. Asistirán a dicha celebración buena parte de los artistas participantes en los diversos capítulos anteriores e inclusive alguno nuevo, como un director francés premiado con el Oscar extranjero hace más de 50 años.

La cuarta temporada (2020), con seis capítulos más, anunciaba figuras notables, sobresaliendo el que se llamaría (o llamará) “Sigourney”. Pero deberá esperar hasta que se completen las filmaciones, que por desgracia se vieron interrumpidas. Es probable que se presente a fines de este año o más probablemente en 2021.

Ten percent (que alude a la comisión que cobra la agencia) reserva en cada capítulo una aparición de una estrella/artista rutilante. Por ello se prefirió en esta nota no develar la mayoría de los nombres. Pero además es destacable el excelente guión, idea de  Fanny Herrero (esposa de Cédric Klapisch). Los diversos vaivenes por los que pasan los nueve miembros de la serie y la posibilidad de seguirlos de cerca aconsejan no omitir ninguna entrega.

 

 

 

© Fredy Friedlander, 2020 

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(Francia, 2015)

Creada por: Fanny Herrero. Elenco: Camille Cottin, Thibault de Montalembert, Grégory Montel, Fanny Sidney, Stéfi Celma.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una respuesta a “Crítica: Ten Percent (Netflix), por Fredy Friedlander”

  1. Amands dice:

    Me encantó esta serie.
    Hablo francés y quedé fascinada por toda la serie, por su música y canciones particularmente la que cantan las dos señira mayores que pretenden actuar en la futura pelicula.amaria saber el nombre de esa canción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.