16.11.16
Nacionales _ Series

Nafta Súper: acción, fantasía y hermandad

Leonardo Oyola venía construyendo una muy interesante carrera en la literatura gracias a novelas como Siete y el Tigre Harapiento (finalista del Premio Clarín) y Santería. Su imaginería pop, dentro de un contexto policial, con mucho del conurbano bonaerense, le permitió crear un estilo propio y atractivo. Publicada en 2011, Kryptonita significó su consagración, y por fuera del mundo editorial. Impactados por la historia, el director Nicanor Loreti y su equipo, responsables de Diablo (2011), la adaptaron a la pantalla grande.

Kryptonita (2015), la película, presenta a una banda de asaltantes de características emparentadas con personajes de la Liga de la Justicia, los superhéroes del universo DC. Estos personajes llegan a un hospital de Isidro Casanova porque El Pini / Nafta Súper (Juan Palomino en clave de Superman), su líder, yace herido luego de un enfrentamiento. El médico a cargo (Diego Velázquez) y la enfermera (Susana Varela) descubrirá que son más que simples delincuentes, y los entenderán y ayudarán en una larga noche donde serán sitiados por la policía y por viejos archieenemigos. El muy buen recibimiento de la crítica y el boca a boca del público transformaron a la película no sólo en un respetable éxito sino en la demostración de que el cine de género hecho en Argentina podía llegar a una gran cantidad de espectadores.

Además, el film dejaba con ganas de seguir viendo más aventuras de antihéroes como El Pini, El Federico (Pablo Rago), Lady Di (Lautaro Delgado) y Ráfaga (Diego Cremonesi). Nafta Súper, la primera serie original del canal Space, funciona como una extensión del universo imaginado por Oyola y plasmado por Loreti.

Diez meses después de lo acontecido en Kryptonita, la banda del Pini anda dispersa. Cada uno hace su vida, tratando de no llamar demasiado la atención. Sin embargo, se produce el asesinato del líder de una secta y El Federico surge como posible sospechoso. Una sospecha que se extiende al resto, ya que comienzan a ser perseguidos por Cabeza de Tortuga (Pablo Pinto), uno de los eternos villanos. Con la ayuda de Michi (Jazmín Stuart) y sus chicos, más el regreso del médico, deberán dar pelea y descubrir quién les está tendiendo una trampa.

Desde el primer capítulo queda claro que conserva el tono del largometraje: rudo, intenso, en el que las peleas cuerpo a cuerpo no opacan el corazón de la historia, que es la amistad y la camaradería entre estos super(anti)héroes marginales. Loreti sabe balancear la acción más demencial y las escenas intimistas, con un evidente amor por ese microcosmos y las criaturas que lo habitan.

No todos los personajes aparecerán siempre juntos. En la primera emisión tienen lugar Ladi Di, Ráfaga (Delgado y Cremonesi, excelentes como en el film), Juan Raro (Carca), Cuñataí Güirá (Sofía Palomino) y Faisán (Darío Lopilato, en reemplazo de Nico Vázquez), más el médico y Cabeza de Tortuga. También vuelve Ranni, el comisario interpretado por Sebastián De Caro, esta vez en compañía de la joven oficial Márquez (Nai Awada). Siguiendo con las incorporaciones, Jazmín Stuart se luce como una suerte de Gatúbela de los bajos fondos, tan sensual como peligrosa.

Los próximos capítulos prometen más regresos, como el de Corona, símil Guasón encarnado por Diego Capusotto, y las participaciones de Carozo y Narizota, muñecos que siguen siendo ídolos de generaciones enteras.

Los ocho episodios de Nafta Súper serán emitidos a partir del miércoles 16 de noviembre, todo los miércoles a las 22:30, por Space. Habrá dos capítulos por noche, que manera que los fanáticos (y los recién llegados a este universo) podrán disfrutar de abundantes dosis de acción, fantasía y hermandad.

Matías Orta

orta@asalallena.com.ar | @matiasorta

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.