22.10.17
Internacionales _ Series

The Son: mafia en clave de western

Las series en clave de westerns siempre tuvieron lugar en la televisión, y a través de diferentes enfoques. Entre los primeros grandes exponentes se destacan Randall, El Justiciero, Cuero Crudo (con un joven Clint Eastwood), El Virginiano, El Hombre del Rifle. Las familias se reunían para disfrutar de Bonanza, de La Familia Ingalls, de El Gran Chaparral, las tres con un estilo más accesible, donde priman la aventura, los valores y el amor. Más acá en el tiempo, Deadwood mostraba el costado más duro y realista de la vida (y la muerte) en el Lejano Oeste.

Ahora se suma la nueva producción original de AMC, protagonizada por Pierce Brosnan: The Son.

Brosnan encarna a Eli McCullough, el dueño de tierras petroleras en la Texas de principios del siglo XX. Un hombre recto, de presencia imponente, que conoce la pérdida y el sufrimiento, pero moldeado de manera que no sabe detenerse ante nadie, sobre todo a la hora de hacer negocios. Y llega el momento de negociar fuerte y de lidiar con individuos nada amistosos. Si hay que pisotear cabezas, que así sea. Si hay que ajusticiar a ladrones con la ahorca, a la vista de todos en medio del paraje campestre, que así sea. El conflicto está latente por el lado de Pete (Henry Garrett), su hijo mayor y mano derecha, quien desaprueba los modos oscuros de su progenitor y pretende hacer su propio camino.

El primer capítulo establece a los personajes principales y su relación con el poder. En el concepto de poder reside la serie: cómo es tenerlo, cómo es ir en busca de más, y las consecuencias que eso acarrea. Todo esto, en un contexto de plena transición entre el “vale todo” del siglo XIX y los avances del siglo siguiente, donde los caballos van dejando paso a los autos y camionetas, aunque la violencia siga tan vigente como la más férreas de las tradiciones. La dinámica entre los personajes, y hasta la concepción de determinadas escenas, remiten más al cine de mafias que al western clásico, lo que le da un toque más que interesante.

La serie también significa el regreso a la televisión de Pierce Brosnan luego de tres décadas. El astro irlandés comenzó a hacerse de un nombre gracias a su protagónico en la serie Remington Steele, emitida entre 1982 y 1987. Allí conformaba con Stephanie Zimbalist un elegante dúo de detectives que resolvían casos cada semana. La popularidad fue suficiente como para que Brosnan fuera convocado para reemplazar a Roger Moore como James Bond en Su Nombre es Peligro (The Living Daylights, 1987), pero los productores del programa amenazaron con hacerle un juicio al actor si se marchaba, de manera que el rol del agente 007 quedó en manos de Timothy Dalton. P.B sí pudo ser el espía con licencia para matar unos años después, durante cuatro films. En cine, incursionó en el western gracias a Perseguidos por el Pasado (Seraphim Falls, 2006), coprotagonizada por Liam Neeson. En cuando a The Son, interpreta a Eli como un individuo de pasado doloroso (tal como lo muestran los flashbacks), pero ahora, de adulto, lo suficientemente curtido y repleto de ambición, que no titubea ante sus adversarios pero que también ama a su familia.

Basada en la novela de Philipp Meyer, The Son consta de diez episodios y será emitida a partir del domingo 22 de octubre, a las 22 hs, por AMC.

© Matías Orta, 2017 | orta@asalallena.com.ar | @matiasorta

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.