16.12.21
Festivales _ Novedades _ Sin categoría

Festival Cine en las Sierras: un festival pionero

Argentina tiene gran cantidad de festivales de cine. A pesar de las crisis y de los problemas políticos, sociales y de salud -la pandemia está lejos de concluir-, no dejan de surgir nuevos. El caso más reciente es el del Festival Cine en las Sierras, que tuvo lugar en San Francisco del Monte de Oro, ubicado en el norte de San Luis. Una iniciativa que reunió producciones nacionales e internacionales, con predilección por los cortometrajes, y sumó actividades a cargo de especialistas. En cuanto a los largometrajes, quedaron seleccionados El secreto de Lucía, de Becky Garello, y Lo habrás imaginado, policial dirigido por Victoria Chaya Miranda.

El impulsor de la idea fue Ricardo de la Vega Taillant, responsable del Fecineu: Festival Internacional de Cine Independiente de Neuquén. Aquí el desafío fue mayor: San Francisco del Monte de Oro es un pueblo donde la última sala comercial dejó de existir en los ’80. Por lo tanto, los sanfrancisqueños no conservan el ritual de ir al cine. Sí suelen realizarse proyecciones en el centro cultural (hoy en reacciones), pero como parte de otras actividades. Sin embargo, este pueblo cuenta con historia: en 1826, Domingo Faustino Sarmiento, con apenas 15 años, fundó su primera escuela, de modo que se lo considera la cuna de la educación pública.

El festival comenzó el jueves 9 de diciembre, a las 19 hs, en la Escuela N° 162 Domingo Faustino Sarmiento. Las lluvias de las últimas horas atentaron con la idea de una concurrencia masiva y obligó a reprogramar el calendario establecido. Así y todo se congregó una buena cantidad de un público curioso, atento al novedoso evento de los recién llegados. De la Vega estuvo a cargo de la bienvenida, con una oratoria atractiva, amena y, sobre todo, vendedora. Después llegaron las proyecciones de cortos, que fueron agrupados en diferentes categorías: Libre, +18, Videodanza, Derechos Humanos y LGTB. Sobresalieron Vecino (comedia dramática de la era pandémica) y Soy (tierna propuesta sobre la orientación sexual), provenientes de España, y Galchenok Nestling, entrañable animación rusa sobre la relación entre un anciano y un ave. Por su parte, Confortables-cómodos ofreció una visión audaz con una cuidada estética en blanco y negro. Luego de las proyecciones, Marcelo Italiano (cineasta, director de la escuela CreArteCine y miembro del jurado) agradeció a los presentes y manifestó la importancia de un festival de cine en cada rincón del país. Los espectadores congeniaron enseguida, al punto de quedarse hablando con De la Vega e Italiano una vez concluida la jornada. De hecho, la mayoría se propuso regresar al día siguiente, no sin antes generar un “boca a boca” para la difusión.

Y una parte de la difusión tuvo lugar el viernes 10 por la tarde, cuando De la Vega e Italiano fueron entrevistados en un programa de radio de FM Caranday. No sólo se habló del festival sino de cine en general y de lo fundamental de la concreción de un ambicioso proyecto cultural en tierras sanfrancisqueñas. 

Aquel mismo viernes, la Escuela Sarmiento fue escenario de la segunda jornada. Hubo espacio para una charla Una luz en la ventana: cine de terror argentino y proyecciones de cortos como Caníbales, una sátira capitalista, y Emilia, sobre el mal de alzheimer. El público se mostró tan entusiasmado como la jornada anterior, con el agregado de que ahora hubo presencia de chicos. Las mejoras en el clima posibilitaron que la gente saliera de sus casas.

El sábado 11 llegó la tercera y última jornada, que también fue la más especial: se realizó en la Plaza Pringles, el punto neurálgico de San Francisco. Una gigantesca pantalla al aire libre acaparó la atención de los espectadores fieles y de una gran cantidad que recién descubrió la existencia del festival en ese momento. Incluso cuando ya no quedaban sillas libres, algunas familias o grupos de amigos se acercaron con reposeras o encontraron ubicación en los asientos de la plaza. Todos pudieron disfrutar de más cortos, entre los que se destacaron el distópico Agua verde y la animación cómica-terrorífica Re-animal. Pero las estrellas de la noche fueron dos producciones locales: Tormento, dirigida por el joven Brahian Abaca, y Sagua Huarpe, de Takier Guayana y Carlos Villegas. Cada una con sus respectivas visiones cautivaron a los presentes. Además, la clausura contó con la música de bandas en vivo y el ballet Infantil Retoños de mi Tierra. Para finalizar, el anuncio de los ganadores, a cargo de los integrantes del jurado -ya se sumaron los realizadores Martín Ochoa y Esteban Amatti-, y la promesa de una segunda edición del festival.

Estas tres jornadas ofrecieron otros detalles que merecen reconocimiento. Paola Sosa Gauna, encargada de Cultura y Educación, y Jorge Magallán, de la Municipalidad de San Francisco del Monte de Oro (fundamental para la concreción del festival), estuvieron desde el primer minuto. Lejos de limitarse a observar, brindaron su apoyo a De La Vega y compañía, y siempre ayudaron a acomodar sillas y otros menesteres cuando concluían las funciones. Una actitud infrecuente por parte de las autoridades de cualquier corporación. También tuvo un peso importante Jeremías Vivas, intendente de San Francisco.

La realización del Festival Cine en las Sierras no fue fácil y tuvo sus contratiempos, pero sus hacedores supieron maniobrar con inteligencia y sentó un precedente en un lugar donde el cine era apenas un recuerdo. Tanto las autoridades como el público ya están a la expectativa de una nueva edición, que seguramente ofrecerá más proyecciones y más actividades especiales, y seguirá construyendo una sólida cultura cinematográfica en aquel paraje de aire puro, tranquilidad, belleza y empatía. 

Premiaciones

Categoría Libre: Storni, de Agustín Domínguez (España)

Categoría Derechos Humanos: Tormento, de Braian Abaca

Categoría Videodanza: Confortables-cómodos, de Victoria Chaya Miranda

Categoría LGTB: Soy, de Bárbara Salas (España)

Categoría +18: Sagua Huarpe, de Takier Guayana y Carlos Villegas

Largometrajes

Mejor dirección: Victoria Chaya Miranda, por Lo habrás imaginado

Mejor Actuación Femenina: Diana Lamas, por Lo habrás imaginado

Mejor Actuación Masculina: Carlos Portaluppi, por Lo habrás imaginado

© Matías Orta, 2021 | @matiasorta

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

Fotos: Sebastián Pérez

 

COMENTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una respuesta a “Festival Cine en las Sierras: un festival pionero”

  1. Esteban A. dice:

    Linda nota Mati, abrazo y feliz 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMPARTIR

© A SALA LLENA.